Salvador Nuñez, Salvador Nunez, Gay, Bandera Gay, gay pride, orgullo gay, gay flag

Mi sentimiento y fotos de la Marcha Gay 2013. Gay Pride México.

 

Soy de los que no le gusta que le pongan etiquetas, sin embargo, con los años he comprendido que a las cosas de este mundo hay que ponerles un nombre para poder referirnos a ellas. Lo importante es que, cuando se trate de adjetivos, nos demos cuenta que aunque hagan referencia a una parte o aspecto de nosotros, no nos definen por completo y por lo mismo, no deberían limitarnos.

Las etiquetas como los calzones: se los pone, se los quita y se los cambia uno cada que se le antoja o cada que resulta necesario… Ja, ja.

Hay personas que opinan que sguir hablando de “gay” es seguir haciendo diferencias, que una bandera de colores es completamnete innecesaria ya que sigue segmentando. Entiendo su punto, en esencia todos somos iguales, sin embargo, en este mundo todos somos diferentes.

¿Diferentes por qué? Porque cada uno hemos tenido una vida distinta y la forma en la que la hemos enfrentado nos da como resultado lo que somos hoy.

Se dice muy fácil, sin embargo, en este proceso hay mucho dolor de por medio, dolor absolutamente inevitable porque es el método de la vida para irnos puliendo, liberando, haciéndonos fuertes y por lo mismo, llevándonos a evolucionar como seres humanos.

En este aspecto somos todos perfectamente iguales. Toda forma de vida responde al mismo método. Pero cuando de cabezas con dos patas se trata, también deberíamos ser iguales en derechos y obligaciones, porque esto de evolucionar nos cuesta exactamente la misma joda a todos.

En este proceso de irnos experimentando siempre vamos encontrando diferencias, diferencias que, de alguna forma, algunos compartimos y algunos no.

Es ahí cuando vamos formando grupos para irnos apoyando y comprendiendo.

Porque aunque la vida no es una guerra de todos contra todos,  sí es un juego de fricciones cuyo objetivo es volvernos flexibles, libres y capaces de sentir el amor del que estamos hechos.

A los que nacimos con una preferencia hacia el mismo sexo (de verdad me resulta bobo y absurdo hablar de esto, pero sigue siendo necesario para mucha gente), se nos denominó “homosexuales”, pero como nosotros siempre buscamos que todo se vea y se escuche más bonito,  nos hicimos llamar “Gays” (alegres, felices) y nos envolvimos en los colores del arcoíris. ¡Qué gran recordatorio de lo que debemos ser y en lo que debemos aprender a convertirnos!

¡Gente “Gay” ha existido siempre! eso no creo que sea ninguna revelación para nadie. Nadamás hay que leer tantito… Entonces, ser hombre, mujer o gay (LGBT: lesbiana, gay, bisexual, transexual) es algo perfectament natural.

Pero en este ignorante “afan” de querer controlar al mundo, las religiones y grupos de poder de las mayorías, decidieron satanizar todo lo que resultaba diferente a ellos y sus creencias (ignorancias). Y como lo fácil y cómodo no obliga a pensar ni a reflexionar, gran parte de esas mayorías gobernadas, se volvieron pendejos. Borregos sometidos.

El otro día escribí en Facebook:

“Los Gays estamos diseñados para vivir una religión cuestionada, un amor y una libertad asumida”.

Nos tocó ser parte de la minoría y eso nos vuelve pensantes, reflexivos y sensibles.

Sin embargo, no dejamos de ser humanos y tampoco deja de haber diferencias entre nosotros.

En este mundo no existe absolutamente nada igual a nada. ¡Esa es la maravilla de la existencia!

Y después de todo este rollo, entro al tema de la “Marcha Gay” o el “Día del Orgullo Gay”.

Ninguno de mis amigos Gays quizo acompañarme, ellos no están de acuerdo con muchas de las cosas que se ven en la marcha ni se identifican con la mayoría de los personajes que asisten.

No voy a ser hipócrita, yo tampoco coincido con muchas cosas. Sin embargo, todos compartimos una misma causa y me gusta ser solidario.

En estos días publicaré un video con entrevista que hice a la gente, pero lo que casi todos comentaron cuando les pregunté cuál era su intención al estar presentes fue:

Necesitamos estar para que la gente nos vea y recuerde que existen diferencias, necesitamos que se vuelva cada vez más común ver todo tipo de gente en la calle para que deje de tacharse de  “freak” a lo “diferente” , necesitamos que los niños, las nuevas generaciones crezcan conscientes de las diferencias y lo enriquecedor y divertido que puede haber en ellas, porque esos mismos niños irán descubriendo las propias y no queremos más gente reprimida e infeliz.

Me fui a la marcha con mi More (mi perra) seguro de que me encontraría a muchos conocidos por allá. Sin embargo, no sucedió. Era tal la cantidad de gente que nunca pudimos encontrarnos.

Eso me hizo ir caminando con un “mood” distinto al de la mayoría de la gente.

En mi muy personal opinión: la marcha es un carnaval, una fiesta, pero como este año se nos privó de música y de muchas cosas, aunado a que fui solo, se convirtió en una caminata reflexiva.

Creí que no lo iba a escribir pero sí lo voy a hacer:

La gente reía y nos tomábamos fotos, porque claro, para variar me fui medio encuerado. Me compré un arnés “leather” para la ocasión. ¡Me gustan, me dan morbo y ya me urge estrenarlo! Ja, ja

Pero la verdad es que media marcha me la pasé con agua en los ojos, mi sentimiento era porque resultaba evidente que detrás de tanta risa, rebelión y jotería había todavía mucho dolor y represión.

Esta capacidad que tenemos los seres humanos para salir adelante más allá de todo, me conmueve hasta las lágrimas.

Mi vida, a comparasión de la de mucha gente ha sido fácil, sin embargo, a mi me ha costado mucho trabajo. Si yo siento de pronto mucho dolor por todo lo que viví de niño y adolescente por ser “diferente” a la “mayoría” , si yo me volví retraído, penoso, inseguro y triste y me llené de rencor por todas las burlas, ya me imagino por lo que no habrá pasado toda esa gente que tenía más acentuada que yo su parte femenina. No quiero imaginarme siquiera lo que sufren los “travestis”, los “transexuales”, esa gente que se ve al espejo y su espíritu no encaja con su cuerpo. ¡Cuánto dolor! ¡Me duele sólo pensar en ponerme en sus zapatos! Y no lo digo por el tacón….

Después de lo que acabo de decir, yo los invito a reflexionar sobre esto:

¿Creen que sea fácil canalizar todo ese miedo, dolor, sufrimiento, coraje, orgullo, tristeza, impotencia, frustración, represión y soledad?

Cada que veamos una persona que actúa de manera “diferente”, de una forma en la que no estemos de acuerdo (y esto va para Gays y no Gays), tengamos la capacidad de comprender que detrás de esas expresiones hay un dolor que está haciendo todo lo posible por ser superado, trascendido.

Y digo esto específicamente por un video que ya voló en las redes sociales de un “pleito a patadas” entre dos chavos vestidos de mujer. Me dio risa el final pero no me parece chistoso.

A mi no me afecta que se vistan de mujer, no me afectan los tacones, no me afecta nada de eso, es más, ¡me encanta! Me encanta verlo en cualquier persona feliz que se expresa libremente. Simplemente no siento que vaya con mi personalidad y es por eso que no lo uso. Pero si fuera el caso, ¡seguro andaría trepado en los tacones más altos y más rojos! Ja, ja. La verdad es que no me vendrían nada mal unos centímetros extras. (¡de estatura!)

En fin, ¿para qué seguir hablando de lo mismo? Les digo que en esta semana subiré un video al canal de Youtube y lo publicaré por acá.

Sólo quería dejar bien claro que todos somos seres humanos buscando ser felices y libres, que todos vivimos luchando contra nuestras propias resistencias, contra el dolor que llevamos dentro y que cada uno reaccionamos de manera distinta.

¡Chingada madre! Todo lo que existe en este mundo es algo natural, es parte de un aprendizaje, una evolución y es una maravillosa herramienta para poder usarse y llevarnos a experimentar amor.

¡Arriba los tacones, los corazones y abajo las resistencias, los límites y si queremos, los calzones! Ja, ja.

[SlideDeck2 id=3912]

 

El amor será siempre el mismo en todos y para todos. Simplemente porque es la fuerza de cohesión que une moléculas, porque es lo que conecta corazones.

Fotos en:

Instagram

¡Compartamos este post!

@salvadornop

Facebook

Youtube

 

 

 

 

1

Sin Comentarios

¿Cómo ves?