la piel y el mapa erotico para aumentar el placer sexual

El mapa erótico, una herramienta para aumentar tu placer

La piel es el órgano más grande para sentir placer, y la mayoría de las veces los hombres no lo aprovechamos en el acto sexual.

Durante el tiempo que llevo platicando con tantas personas sobre sus relaciones sexuales, me doy cuenta cada vez más cómo la cultura y la educación, poco a poco, nos va limitando los alcances eróticos que podemos tener los seres humanos.

En el tema gay no es la excepción, existe todavía una frecuencia alarmante de disfunciones sexuales causadas por el aprendizaje que vivimos sobre cómo tener relaciones sexuales. Nos limitamos mucho a los besos, algo de faje y a la penetración, sin dejar de mencionar la cultura fálica y la alabanza que seguimos extrañamente dedicando al pene.

Si a alguien hay que agradecer por poner su grano de arena en el mundo en este rubro es a un sexólogo de Nueva Zelanda, John Money, quien en 1986 publicó un libro llamado “Love Maps”, en donde explica la importancia de la piel en el mundo erótico y la ausencia de límites para poder experimentar placeres que a veces ni siquiera nos damos cuenta que somos capaces de alcanzar. Les recomiendo ampliamente leerlo.

Entre otras cosas este sexólogo psiconeuroendocrinólogo nos permite entender cómo a lo largo de las experiencias eróticas y desde que somos niños podemos percibir las sensaciones que son placenteras, y también las que no son placenteras a lo largo y ancho de nuestro cuerpo, siendo capaces de concebir qué partes de nuestro cuerpo resultan positivos al estímulo físico y cuales no.

Por supuesto que nuestro sistema nervioso juega un papel protagónico en el tema, ya que como todos somos distintos, también los nervios que rodean nuestro cuerpo lo hacen de forma diferente en cada cuerpo. Entonces podemos entender por qué hay partes del cuerpo que para algunos son extremadamente sensibles, cuando al mismo tiempo para otros es indiferente o incluso molesto.

Lo hemos dicho muchas veces, y lo seguiremos haciendo hasta que logremos entenderlo a nivel general, la piel es el órgano más grande para sentir placer, y la mayoría de las veces los hombres no lo aprovechamos.

Existe en la terapia sexual un ejercicio que llamamos Focalización Sensorial. Se divide en fase 1 y fase 2.

En la primera se utiliza ropa interior y esta prohibido tocar todas aquellas partes del cuerpo cubiertas con tela. lo demás debe tocarse minuciosamente y con diferentes tipos de texturas. La segunda fase es desnudos. El objetivo de este ejercicio es conocer y optimizar justamente nuestro mapa erótico, con el objetivo de poder captar cuales partes de nuestro cuerpo son capaces de provocar una respuesta sexual humana intensa para llegar a niveles máximos de erotismo.

No quiero interpretarme como que estoy en contra de la cultura fálica, sabemos los alcances que el pene tiene para provocar erotismo, pero si estoy a favor, además, de que aprendamos a practicar esta cultura de una forma positiva, alimentándola de nuestros cuerpos.

Si existe la situación en la que a tu pareja no le gusta que le estimules los pezones, por poner un ejemplo, y a ti te excita de una manera inexplicable, es un buen ejemplo para tener comunicación y saber cuáles otras partes del cuerpo le pueden excitar a tu pareja al ser estimulado. Te aseguro que te sorprenderás.

Todo, absolutamente todo el cuerpo (a excepción del pelo y la uñas) juegan parte de este mapa erótico, y lugares tan poco pensados como los codos, los ojos, las rodillas, solo por nombrar algunos, pueden ser zonas extremadamente sensibles y fuentes de placer erótico.

Te recomiendo practiques los ejercicios de Focalización Sensorial por aproximadamente 20 minutos estimulando a tu pareja por todo el cuerpo, y platiquen sobre la experiencia y las sensaciones que este provoque.

Si conoces tu mapa erótico siempre tendrás mucha más tela de donde cortar en lo encuentros eróticos.

Dudas y consultas médicas, escríbeme a  elsexosegunjuan@gmail.com

Comparte este artículo en tus Redes Sociales.

Nos leemos pronto. ¡Suscríbete al blog!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

5

Un Comentario

  1. Anónimo
    4 noviembre, 2017

¿Cómo ves?