La Sexualidad Y La Edad No Están Peleadas. ¿Pagar Por Sexo?

¿Te has preguntado cómo será tu vida sexual dentro unos 10, 20 o 30 años? Segúramente ya serás del grupo de los TONES (treintones, cuarentones, cincuentones…) ¿Llegarías a pagar por sexo?

(Perdón por la imagen de Giorgio Armani, no estoy diciendo que él pague por sexo, pero si sí… ¿Qué tendría de malo?)

¿Quién no ha ido a lugares de encuentro?

Sin juzgar, yo creo que todos hemos ido al menos en una ocasión, y es aquí en donde comienza esta historia.

Todos los que hemos asistido, sin duda ha sido para tener un momento de acción, un poco de emoción en nuestras vidas que a veces se tornan monótonas, ¿y qué decir de los que somos solteros? Al fin y al cabo es una necesidad fisiológica, no debería ser una acción por la cuál se le califique, o más bien, descalifique a alguien.

Muchos van, vamos, a descargar la tensión del trabajo, o incluso en busca de algo que se perdió con la pareja. El sexo, una de las industrias más poderosas del mundo, puede estar a la vuelta de la esquina, o incluso a un clic.

El dinero puede comprar muchas cosas…

Estás caminando en un pasillo a media luz, observando a tu alrededor y dejando que tus sentidos se agudicen cada vez más para que con el transcurso de los minutos  tomes confianza y vayas por tu primer objetivo: satisfacción.  Es ahí cuando llega un señor de 60-70 años aproximadamente, alguien con el mismo objetivo que el tuyo, solo que con una diferencia: él paga lo que llegase a suceder dentro de esos pasillos.
Él ofrecía $500, $700, incluso $1000 pesos  mexicanos a quien le permitiera hacerle un oral.

Somos seres sexuales desde que nacemos hasta que envejecemos, lo somos.

El tiempo pasa y nosotros envejecemos con él. Quizás hoy estás joven, mañana ya no. En este mundo gay solemos creer que la juventud será eterna, negamos el hecho de que maduramos y olvidamos que la vida se conforma de etapas, cada una con el objetivo de brindarnos crecimiento y aprendizaje.

No tiene nada de malo crecer y seguir siendo un ser sexual, pero ¿te has preguntado cómo será tu vida sexual dentro unos 10, 20 o 30 años?  ¿Serás igual que aquel hombre alto pagando por un momento de satisfacción?

¿Será que en su vida prefirió el destrampe a encontrar una relación estable?

¿Será que tenga una pareja y solo lo haga por diversión, por matar la rutina?

¿Qué opinas?

Sea como sea, no tiene nada de malo, somos seres humanos y cada uno somos dueños de nuestra propia vida.

“Eres un amante experimentado, ¿por qué no ibas a cobrar por ello?” 

Woody Allen.

Ahora, el decidir aceptar la propuesta oral-económica…. de aquel hombre maduro también es una elección personal que nadie debería juzgar.

Solo tengo una reflexión sobre el tema:
“Al igual que solicitamos aceptación por nuestras preferencias u orientación sexual, también deberíamos aceptar el paso del tiempo y dejar de discriminar por ello”.

Las personas maduras son iguales a nosotros solo que ellos tienen mayor experiencia, sabiduría, conocimiento de la vida. Ok, entonces no somos iguales, merecen mayor respeto y reconocimiento. Dejemos de juzgar la edad porque de ella nadie se salva. Lo único malo que tiene la juventud es la ignorancia y a veces sale muy cara.

Todos somos humanos, TODOS. 

Me encantaría escuchar tu opinión sobre el tema.

Déjame tus comentarios y comparte este artículo en tus redes sociales. 

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

7

Un Comentario

  1. CarlosVargas
    13 junio, 2017

¿Cómo ves?