fisting

Fisting. ¿Cómo? Tienes Que Saber Esto

El fisting ha dejado de ser un tema prohibido y cada vez es más practicado, por lo que hay que conocer los cuidados básicos.

Para ti, ¿Cuáles serían los placeres más sencillos? ¿paseos por la playa al atardecer?, ¿el periódico del domingo en la cama?, ¿un masaje después del trabajo?, ¿la mano entera de alguien entrándote recto arriba hasta rozarte el intestino grueso?….por ejemplo.

El fisting, o sea, la práctica de introducir la mano y/o el brazo, parcial o totalmente, dentro del recto, quizá no sea la primera cosa que te venga a la mente cuando piensas en tener un encuentro erótico, pero puede llegar a llenarte mucho. Porque lo cierto es que la confianza, la comunicación y el tiempo que se necesita para el fisting (puede ser anal o vaginal), hacen de la intimidad una palabra mayúscula.

Según la práctica del fisting, la humanidad se divide en dos grupos: los que nunca han intentado y piensan:

“¡Auch, es un asco esto!”, y

Los que si lo han intentado y piensan: “¡woooow, que maravilla!”.

El mejor modo de reconciliar ambas posturas es conocer y deshacer algunos de los mitos que circulan en torno a dicho acto, como por ejemplo, los anos vencidos, la incontinencia urinaria y los súper puños que entran de una sin preámbulos. Para una práctica segura del fisting se requiere de una buena información. Podría empezar diciendo que en estos casos el tamaño SÍ importa, y puede que no todas las parejas logren llevarlo a cabo. Pero con un poco de práctica y paciencia, muchas parejas pueden convertir la exploración profunda anal y amorosa en parte integrante de su relación sexual. El fisting ha dejado de ser un tema prohibido, en la comunidad gay cada vez es más practicado, por lo que hay que conocer los cuidados básicos.

RECOMENDACIONES TOTALES

Existe el dolor bueno y el malo. Puede que al principio del fisting te parezca un asunto extraño e incómodo, pero al principio no tendría que hacerte soltar necesariamente un grito devastador, así que en cuanto percibas la más mínima incomodidad, pospón el asunto.

Cero estimulantes: Las drogas y el alcohol disminuyen la capacidad de reaccionar ante los dolores y deterioran la mente, o sea, siempre será mejor estar con la conciencia lúcida. Si de verdad quieres llegar hasta el fondo del asunto, las dos partes tienen que estar en absoluta posesión de sus facultades mentales y físicas.

Prende las luces. Necesitas ver lo que estas haciendo para que no te vayas de paso o te quedes corto.

Quítate pulseras y anillos, no tengo que decirte por qué.

Córtate bien las uñas y las cutículas muy bien, si todavía puedes rascar con ellas es que todavía están largas.

Al menor signo de sangre detente, hay quienes dicen que es normal un poco de sangre, pero para que arriesgar tu anatomía. Si sigues sangrando y te duele después de un día, ve al médico.

Algunos expertos recomiendan no tener penetración anal, un día nada mas. Esto con el fin de dar tiempo a que regrese el tono muscular a sus niveles basales.

Para los que reciben el puño, se trata de una experiencia que conlleva una gran vulnerabilidad física y psicológica, mientras que para los que ponen el puño es una demostración de poder. Puede ser escalofriantemente intenso para ambas partes, así que si no tienes una relación de pareja de confianza en que estas situaciones resulten incómodas, quizá prefieran darse por vencidos de entrada. Esto explica un poco el porque los sadomasoquistas practican bastante el fisting.

UTENSILIOS BÁSICOS

Guantes de goma: además de ayudarnos a prevenir posibles infecciones así como el contagio de Infecciones de transmisión sexual como consecuencia de pequeños desgarros o heridas, ya sea en las manos o en los tejidos internos, los guantes también contribuyen a facilitar una entrada y salidas fluidas. El látex es lo que mejor va, siempre y cuando no se sea alérgico a él. Si este es tu caso, puedes optar por otro material sintético.

Suspensión (puede ser opcional): a muchos receptores del fisting anal les gusta servirse de algún tipo de artefacto (arnés o hamaca), eslingas colgadas del techo o estribos para una postura que facilite la exposición (intenta mantenerte inmóvil durante una hora con un puño en el trasero y verás). Si no tienes presupuesto para adquirir artículos para el bondage, puedes usar unas almohadas para ayudar a exponer la pelvis.

Lubricación: Súper importante. Preferentemente con dosificador para poder proceder a una práctica y rápida aplicación con una sola mano. Y ten también a mano un poco de agua para agilizar los lubricantes espesos. Utiliza preferentemente un lubricante hecho a base de agua o silicon, porque el aceite suele degradar el látex y los de petróleo pueden dañar las mucosas internas.

Recuerda, la buena comunicación, los buenos cuidados y la confianza nos ayudan a llevar una sexualidad sana y responsable.

ANATOMÍA ANAL Y FISTING

Para poder llevar a cabo un buen fisting es necesario que quien lo reciba conozca sobre su anotomía, además de el deseo de ser penetrado con un brazo o una mano,

El mismo deseo genera los cambios físicos de la respuesta sexual humana. La relajación muscular es uno de los más importantes en esta práctica.

El esfínter anal esta compuesto de músculo estriado, igual que los brazos, las piernas, o cualquier otra parte del cuerpo donde nos movamos de manera voluntaria. Es por eso que tenemos la capacidad de poder contraer o relajar el esfínter de manera consciente, hasta sus grados máximos para poder permitir el paso de la mano a través de él.

Si hay angustia, nerviosismo o inseguridades difícilmente podrá haber una relajación a esa magnitud del esfínter anal.

Debe haber un estudio del área. Toma tu tiempo para conocer las sensaciones y los placeres en esta zona. Puede ser que en los primeros intentos no sea exitoso, pero si la fantasía persiste con el tiempo, puedes dar las oportunidades que gustes para escenificar la fantasía, no hay prisa por que salga perfecta a la primera vez.

El placer a nivel fantasía juega un papel importante, a veces no todos los placeres son físicos. Respecto al fisting, las fantasías tienden a ser intensas, es algo así como sentir a la pareja dentro de si mismo, o que tocan tu corazón directamente, entre otras. Fantasear a esos niveles puede llevar a la persona a placeres muy positivos e intensos.

Nada está mal mientras las partes involucradas estén de acuerdo y obviamente, bien informadas. 

Mi correo para dudas y consultas médicas: elsexosegunjuan@gmail.com

@juanantonio4

1

3 Comentarios

  1. Saul Salazar
    2 agosto, 2017
    • Anónimo
      2 agosto, 2017
  2. Mario A.
    2 agosto, 2017

¿Cómo ves?