Cuando El Sexo No Es Prioridad. ¿Te Suena Extraño?

Desde el inicio de los tiempos a los hombres se les ha adjudicado un valor de carácter naturalmente activo en el erotismo. Pareciera ser que solo por el hecho de ser un humano de sexo hombre, debe continuamente tener deseo y actividad sexual, y si no es así, entonces se cree que algo anda mal con ese individuo, lo cual esta muy lejos de la realidad.

Existe hombres que no tienen en su mente de manera prioritaria el sexo (erotismo correctamente dicho), y en su lugar espacios como el trabajo, la vida social, el deporte, el amor, la familia, etcétera son su prioridad en la vida.

El erotismo es el área de la sexualidad cuyo único objetivo es el placer y la diversión. Cuando se vive erotismo puro, los valores, las buenas costumbres y la lealtad pasan a un segundo plano. Las personas que viven en un mundo erótico comúnmente buscan relacionarse frecuentemente con una o más personas para solo intercambiar placeres y no sentimientos ni planes a futuro. Dentro del erotismo se encuentran las fantasías sexuales, donde podemos todos viajar a niveles inimaginables de placer, estén permitidos o no socialmente.

Existen personas que refieren no sentir atracción por una vida erótica, y es importante que conozcamos el por qué existe esta diversidad dentro de la sexualidad de los seres humanos.

Cabe mencionar que en este artículo me refiero a los hombres que no desean una vida principalmente erótica en general. Si hay problemas de pareja, o estas pasando por un momento depresivo, o también si estas en una etapa laboral muy demandante piensa que tienes una razón para no estar teniendo relaciones sexuales.

Me refiero a los hombres que simplemente el erotismo no es, ni nunca ha sido prioridad en la vida. Este tipo de personas desde la infancia han ido desarrollando una formación sexual en donde el desarrollo erótico no ha sido el principal motor. Las causas pueden ser varias: Una educación restrictiva, vincular el placer con la culpa (pensar que es pecado), no tener la oportunidad de vivir juegos sexuales infantiles, falta de caricias en la infancia, una habilidad extraordinaria, entre otros.

Cuando esto sucede, el cerebro no detecta los placeres primarios que ofrecen otros humanos, entonces el placer se desvía a otros actos que si bien también generan placer, es un placer que viene de actividades “socialmente aceptadas” como por ejemplo ser buen estudiante, ser buen deportista, tener una vida social desarrollada, desarrollar una habilidad al límite, entre otras actividades. El placer se encuentra en el reconocimiento social, otorga un valor, fomenta la identidad y aumenta la autoestima, lo cual hace que las personas vivan en el placer, pero no es un placer que excita eroticamente, siendo para ellos un motor de vida. Pueden pasar meses, incluso años sin la necesidad de tener relaciones sexuales.

¿Se lee raro verdad?

cuando el sexo no es prioridad

La diversidad de los humanos es muy amplia, hay de todo tipo de personas. La situación es que un deseo sexual bajo, que se genera desde el inicio de la vida nos hace sospechar que la persona sufre de una disfunción sexual, y no es así. Es una manera más de ser, es una identidad diferente, una orientación alterna que si sabemos que existe, nos puede ayudar a tener una mejor salud sexual.

No pretendo tampoco adjudicar el tema a los asexuales, definidos como personas sin atracción sexual. En este caso hablo de hombres gays, con una identidad y orientación definida al 100%, que en el transcurso de la vida no tienen prioridad por el erotismo.

Cuando se vive en pareja, por lo general esto desarrolla un problema entre ambos integrantes, pues al inicio una relación es común que el erotismo sea intenso y frecuente, y después disminuye generando falsas ideas sobre la relación.

Si en algún momento de la vida te ha tocado conocer personas que no sientan una principal atracción hacia lo erótico, o te identificas con este artículo, analiza que es simplemente un tema de diversidad sexual. No es necesariamente una disfunción.

Aquí puedes leer sobre la “Adicción al sexo”. Todo lo contrario a lo que estamos hablando. 

No olviden que la mejor manera de ser felices es aceptándonos como somos y ofreciendo al mundo nuestras principales habilidades.

Comparte este artículo y divulguemos la diversidad de todo tipo.

Saludos.

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

2

Un Comentario

  1. Hector Maldonado
    13 septiembre, 2017

¿Cómo ves?