¿Gentleman o barbaján? Treintones, cuarentones.

1
349

Llego a cortarme el pelo, me detengo un poquito a observar a mi alrededor y me me topo con muchos objetos que refieren a costumbres de antaño que se habían perdido en las últimas décadas pero que creo están regresando. Sin duda los #TONES, los #gentleman estamos de moda por muchas razones. Y cuando hablo de costumbres no solo me refiero al cuidado de la barba o a usar tirantes, corbatines y sombreros, sino a los modales, los protocolos, las reglas de educación. ¿Será que resucite el manual de Carreño?

12821995_951647924919784_511406703_n
Si bien, para mi gusto antes existía demasiado formalismo mal entendido que llegaba a convertirse en hipocrecía y después generaba prejuicios, algunas de las costumbres de antes quizás hoy puedan volver y darle un toque educado, fino y amable a nuestro día a día. Esto marcaría una gran diferencia entre nosotros. La nueva forma de clasificarnos, las nuevas etiquetas para los hombres quizás serían “barbaján” (grosero, corriente) o “gentleman” (refinado, educado, amable). Entonces quedaría atrás la costumbre de dividir a los hombres entre “bugas” (heteros) y putos”.

Y si hablamos de reglas de convivencia dentro de la sociedad, me parecen mucho más atinadas y útiles porque ¿a quién le importa con quién te acuestas dentro del ambiente de trabajo, al toparte con alguien en la calle, al bajarte de un taxi o al salir del supermercado?
Lo puto o no (y utilizo la palabra porque no tengo ningún conflicto al respecto) no le afecta a quien no quiere acostarse contigo, sin embargo, lo poco cortés, lo “barbaján” y lo inconsciente, sí.

12804132_951647911586452_25566961_n
Entonces, me pregunto:
¿Será de TONES abrirle la puerta del coche a una mujer o simplemente a alguien a quien quieres mostrarle interés?

¿Será de TONES llevar flores y serenatas?
¿Será de TONES acercarle la silla a tu pareja a la hora de cenar?
¿Será de TONES vestirse formalmente en eventos especiales respetando las reglas de etiqueta?
¿Será de TONES darle importancia al cuidado personal, a lucir pulcros?

Siendo sincero, se me antoja mucho volver a ver este tipo de detalles siempre y cuando no se vuelvan exageraciones y no se generen prejuicios a su alrededor. (Aunque jamás renunciaré a mis jeans rotos y camisetas) Jaja.

Ahora, me parecería genial que estos protocolos no fueran exclusivos de ninguna orientación o identidad sexual, me gustaría que simplemente fueran una forma de mostrar amabilidad, respeto e interés por alguien, una forma de darle valor a los detalles. Sí, lo último suena muy gay pero ya es hora de que la gente saque el “gay de closet” que todos llevan dentro. La sensibilidad va a la alza.

12833271_951647958253114_541094503_n

Sin duda, ser cool el día de hoy es ser un verdadero gentleman y los TONES encabezaremos la lista de los más guape-tones e interesan-tones. Porque digan lo que digan, ni le amor ni el respeto se ganas a sen-tones.

Ahora, no me malinterpreten, ¡que viva los sen-tones! Jajaja

¿Qué opinan? ¿Se les antoja entrar al club de los TONES – gentleman o al de los barbajanes?

De pronto empecé a reírme solito…  ¡Cómo se me antoja empezar a usar las palabritas anticuadas de mi abuela! Porque ella no dice recámara, ella dice “pieza”. Porque ella no dice precioso, ella exclama eufóricamente “primoroso” y ella no mete el coche a la cochera o al garage, ella lo mete al zaguán. Ja, ja, ja.

Y bueno, se puede ser un TON gentleman, pero sin perder el toque de locura y rebeldía.

12071749_951650984919478_1967819927_n

Nos leemos en la próxima.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!


 

¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


1 COMENTARIO

  1. me encanta la idea y la comparto.. prefiero ser un gentleman, que un barbajan… la educación no quita la libertad.. abrazos sSalvador!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
Blogger-Vologger, comunicador y emprendedor que se ha convertido en un referente de la comunidad LGBT en México y Latinoamérica por crear y compartir a través de su blog.