¿Será moda el morbo por los Tones? ¿Treintones, Cuarentones, Cincuentones?

20
2725
cuarentones, treintones, cincuentones

De una o otra forma, creo que estamos dejando de ser el resultado de la mercadotecnia, del bombardeo de información por parte de las campañas publicitarias que muestran siempre cuerpos jóvenes, caras de niño y una estética tan pulcra que deja de parecernos atractiva a los que ya rebasamos los 30. En lo personal, esa estética me parece poco interesante, escasa de vida, de historias, del delicioso morbo que nos ofrece la imperfecta realidad.

Reconozco que la frescura siempre tendrá un particular encanto, pero hoy empiezan a gustarme más los barbones maduros, los tipos fornidos como dice mi abuela. Hoy que todo se mueve más por el internet que por la televisión y que prestamos más atención a los celulares que a los espectaculares del periférico, empezamos a reaccionar de manera distinta, nos inquietan cosas diferentes y para morbosearnos necesitamos algo más explícito, más real. Hoy se encuentra a la baja la falsa moral.

La pornografía dejó de ser algo vergonzoso y mal visto para convertirse en un maravilloso pasatiempo recreativo y relajante. ¿Será el porno de hoy el equivalente a nuestras caricaturas de los 80´s?

El caso es que hoy me atraen más los cuerpos y rostros maduros. Eso sí, cuidados. Esos tipos que destilan sexo cuando los descubres caminando por la calle trajeados o vestidos de forma más causal, pero dejando ver sus bien formados músculos debajo de la camisa y los pantalones. ¿O qué tal cuando los descubres entre los pasillos del supermercado mientras van escogiendo lo que van a cenarse esa noche…?

Hoy mi debilidad son los “tones”. Los 30-tones, 40-tones, 50-tones. Porque nos encontramos en muchas presentaciones: Desde el sexoso cara de malo, hasta el cachondo tranquilo que derrama ternura a su paso. De esos que todos quieren para marido. Ja, ja.

Quizás sólo sea que al fin estoy sintiéndome cómodo con mi edad y por lo mismo empiezo a sentirme atraído por gente similar. De ser así, creo que ya tengo una cosa menos de qué preocuparme.

Los que ya llevamos unos cuantos años dentro del grupo de los “TONES”, empezamos a vernos de manera distinta. Nos espejeamos, sabemos el sentimiento que hay detrás de la pinta que nos inventamos con tal de vernos interesantes

Me encantan esos maduros con espíritu de niño. ¡Fuck! Me acabo de sentir “Nuria Bages” en la obra de teatro de los 90´s “Entre Mujeres”, diciendo: “Me encantan esos mal educados que no te piden permiso para nada”. Ja, ja (chiste generacional). Pero sí, esos que saben jugar con la experiencia, la cerdéz y la inocencia a la vez.

Conforme vas madurando te vas guiando más por lo que sientes que por lo que ves. Eso no significa que no puedas morbosearte en cada esquina y cruzar 30 miradas coquetas y una que otra braguetera al día, pero ya no te vas a la cama con cualquiera. Habrá quien le llame a esto “la tremenda baja de la lívido”, pero otros lo vemos más como “el maravilloso control de nuestros instintos” que da como resultado tranquilidad, una paz que en la juventud nos resultaba imposible saborear.

Hoy nos puede resultar igual de excitante ver un buen bulto debajo de un pantalón o un speedo, que tumbarnos como bultos sobre un buen sillón a ver una serie hasta quedarnos dormidos.

“Ojo”: El sexo nunca estará a la baja y por lo mismo el morbo tampoco, pero para muchos “tones” como yo, el amor siempre estará a la alza. Ya sea por nosotros mismos, por el perro, el gato o por nuestro marido.

La juventud es excitante y emocionante, pero ahora empiezo a comprender por qué García Márquez (QEPD) decía que era la única enfermedad que se curaba con los años.

Si quieres llegar al equipo de los “tones” sintiéndote feliz, cánsate exprimiéndole todo el jugo que PUEDAS a la vida. Porque después… ¡se lo seguirás sacando! Sólo que de una mejor manera: cada que QUIERAS.

Hasta entonces entenderás que entre PODER y QUERER hay una gran diferencia y se llama: “libertad”.

Por hoy me despido. Espero que no se me hayan quedado je-tones. Ja, ja.

Sigamos compartiendo también en mis redes sociales.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

Facebook

@SalvadorNop

Youtube

Instagram

¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


20 COMENTARIOS

  1. Una que otra vez leo los artículos que expones (y no siempre dejo un comentario), soy culpable de no leerlos todos… 😛 éste que he leído me dejó “en cuatro bloques”, me leíste la mente? (imagino que la de muchos también, más de uno se sentirá identificado) ME DECLARO ” T O N E S ” y me hace feliz..!

  2. Desde luego me declaro un “ton” o “tones” y no solonpor el hecho de tener 37 años, si no por que en realidad como bien lo mencionas en tu artículo, es indudable la frescura de un cuerpo joven, sin embargo me resulta mas admirable, excitante, respetable y por demás sexosa, la constitución del cuerpo de los tones, y sobretodo que ll puedes sabrosear de una forma mucho más madura. LONG LIFE TO THE TONES…!!! Un abrazote mi querido Salvador, gracias por este artículo y cuidate dpnde te vea, ya que eres un tones en tooooooooda la extensión de la palabara…!!!

  3. También habrá gente con el “Síndrome de Peter Pan” y no querer crecer, se deja de ver en el espejo, para no ir descubriendo el paso del tiempo:
    Pero tarde o temprano te haces consciente de que la experiencia tiene un gran valor y es algo que puedes compartir con los demás.

  4. De acuerdo contigo. La morbosa sensualidad de la experiencia; tal vez por eso, cuando adolescentes, muchos buscamos al hombre mayor para entregarle nuestra juventud.
    La perfección de la imperfección nos vuelve desinhibidos y jugamos en igualdad de circunstancias cuando sacamos a pasear el instinto.
    Los tones, como nos llamas, algo de experiencia hemos adquirido en el camino y parafraseando una canción de Dyango: “Aprendimos a no querer tanto y a querer mejor”.
    Finalmente perdimos el miedo a quedar mal con alguien y solamente deseamos estar bien con nosotros.
    Alan Peña

  5. Quedarnos jetones para nada, como siempre muy acertado tu artículo, es la forma en que los tones vemos todo desde otra perspectiva

  6. Bien vivido ese artículo, me late para repasarlo y me permito sugerir que el líbido que pretendes decir es deseo y no lívido de amoratamiento, gracias una vez más.

  7. Lo que he descubierto a nivel muy personal con respecto a la pornografied es que ” entrenas prohibida sea es más excitante” uffffff

  8. Excelente articulo, me identifico en la parte del gusto hacía los Tones aunque tenga 20 años me parece más interesante un cuerpo con historia y experiencia que otro donde apenas estamos conociendo el mundo (como yo en algunos casos). Saludos desde Colombia.

  9. En lo personal me encanta ser TON! y es cierto, te vuelves mas selectivo por que te das cuenta que un par de nalgas bonitas donde quiera las ofrecen
    , TONES bien cuidados, somos pocos!! jajajajajaja

  10. Habrá quien le llame a esto “la tremenda baja de la lívido”,
    Cuidado con el lenguaje, lívido es pálido, libido, palabra grave por lo que no lleva acento gráfico, es lo correcto para indicar energía sexual.
    Todo lo dicho muy bien.
    Felicidades por tu energía y tu libido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
Blogger-Vologger, comunicador y emprendedor que se ha convertido en un referente de la comunidad LGBT en México y Latinoamérica por crear y compartir a través de su blog.