Etiqueta: sorpresas

Momentos, Desayuno, Tel Aviv
A veces resulta inevitable ponernos de nervios y perder el control de las emociones... ¡Qué rica sensación! Ja, ja. Desde Tel Aviv.