¿Qué Tanto Está Permitido Jotear Entre Los Gays?

1
385
jotear, hombre macho y hombre afeminado

¿Eres un macho alfa, pelo en pecho, lomo plateado, espalda de gladiador, barba de leñador, voz de espartano y semental italiano? Si eres de los que piensan que la pluma no va contigo y que por el contrario, tu eres el más macho entre los machos, entonces lee esto.

Para algunos (y es muy respetable) la pluma o la jotería no es algo que vaya con su personalidad y tratan de que su comportamiento sea lo mas varonil posible. ¡Aquí ya empezamos mal! porque si “tratas” es por que sabes que dentro de ti hay zandunga, pero la controlas. Para otros, la jotería fluye… emana de entre su ser, de una forma tan natural, despreocupada, y es muy respetable. Ante todo, queridos amigos: LA TOLERANCIA. Pero a lo que quiero llegar es a que por más machitos que nos veamos y por más que les desagrade ver tanta jotería en un hombre, la realidad es que todos… sí, todos sin excepción hemos joteado.

maluma gay

Aquí haré una pausa para explicar aquellos que nos leen y que no entienden los términos o modismos gays. La palabra “jotear”, para nada es ofensiva o peyorativa. Es un termino usado comúnmente por nosotros mismos para decir que hacemos uso de nuestro lado, digamos “femenino a la máxima potencia”.  Así que relajémonos y continuemos.

¿Jotear será exlusivo de gays?

Me baso en mis propia experiencia…  en lo personal, puedo decir que no he conocido a un solo gay que no haya visto jotear y créanme que he conocido a muchos hombres machos machos. Pero bueno, ellos también tienen derecho a sacudir el brillo de la chaquira y la lentejuela de vez en cuando, ese es mi punto. Ahora, hay niveles. ¿QUÉ TANTO ESTÁ PERMITIDO JOTEAR PARA UN HOMBRE?

Hay gente que vive despreocupada por lo que se  piense o se diga de ellos. Otras personas, por el contrario,  se preocupan por dar una imagen de macho alfa, pelo en pecho, lomo plateado, espalda de gladiador, barba de leñador, voz de espartano y semental italiano. Pero reitero, todos en algún punto hemos dado rienda suelta a nuestra naturaleza, digamos que despreocupada. Lo que muchas veces me cala, es cuando entre nosotros mismos nos juzgamos y discriminamos.

Debo aceptar que en algún punto yo fui uno de ellos y entre mi búsqueda de estereotipos; estaba el hombre varonil cero afeminado, o sea, macho, macho…. y no les cuento la cantidad de decepciones que tuve en mi “carrera” por encontrar al macho perfecto. Juntarme con amigos que fueran lo más discretos posible, de los que en el antro se jactaran de criticar a cuanta vestida o jotita hubiera entonando y hecho las coreografias de JEANS, FEY Y BELINDA (cuando cantaba el sapito), ¡un escándalo!… Ah, pero no los vieras en las reuniones de cumpleaños o en casa de alguno de ellos, cuando encendían el karaoke y solo en la playlist estaban las canciones de Amanda Miguel,  Rocio Jurado, Rocio Durcal, Yuri, Alejandra Guzman y Gloria trevi.

Poco a poco empecé a entender la doble moral que existe entre nosotros y comprender que tan solo seguía patrones con las que fui educado.

Sin duda, para muchos el ser varonil es un atractivo más, y en lo personal sigo pensando que un hombre que se comporta como tal es muy atractivo, pero de igual forma la seguridad que demuestran algunos que sin reparo se expresan sin miedo a lo que puedan pensar los demás los hace mas atractivos (al menos para mi).

“Jotear para mi es tan solo una forma más de expresarnos con libertad,  sobre todo por la historia de represión que algunos hemos vivido  gran parte de nuestra vida”.

Y nos debe quedar claro que el ser “demasiado” expresivos no define la calidad de la persona, de ser humano que somos.  Nos guste o no, hay que aprender a respetarnos a nosotros mismos.

En definitiva, todos entendemos lo que es la diversidad, solo que hay que aprender a tolerarla (respetarla) incluso en nuestra propia comunidad. Sobre todo por que muchos piensan que esa manera tan exagerada de ser de algunas personas están hechas intencionalmente para molestar. No, existe gente que naturalmente tiene sus modos más “finos” o más rosas, y eso lo podemos observar desde muy temprana edad. Les comparto lo siguiente:

Desde muy pequeño mis padres, sobre todo mi papá, lucharon por corregir ciertos comportamientos que yo tenía, quizás un poco femeninos. Entendiendo que crecí en un ambiente machista y conservador, donde el hombre debía ser hombre (estereotipo) y debía reflejarlo en su comportamiento, tomaron ciertas decisiones:

  • Decidieron alejarme de los cuidados de mi abuela porque pensaban que por ser mujer y consentidora, me terminaría echando a perder.
  • Trataron constantemente de corregir mi manera de caminar, de sentarme y de hablar.
  • Me sacaron de los festivales de baile de la escuela porque ya se notaba que empezaba a disfrutarlos demasiado.
  • Me metieron a cuanto equipo de deportes existía en la escuela, clases de judo, karate, etc., sin imaginar que fue ahí donde más agresiones recibí por parte de los niños.
  • Me prohibieron juntarme con niños o gente abiertamente gay o que se notaran afeminados… porque decían que “se pegaba”, así como si fuera una gripa.

Y podría seguir dando ejemplos, pero no acabaría en horas. En realidad fueron muchísimas cosas las que intentaron corregir en mi y creo que hasta cierto punto lo lograron, por que en sí, mi modo y forma de comportarme hasta hoy es, hasta cierto punto”varonil”. Obviamente todo el esfuerzo por corregir lo incorregible fue en vano, puesto que siempre fui gay y lo seguiré siendo aunque me den descargas eléctricas en la cabeza.

Hoy no me reprimo, pero aceptémoslo: desafortunadamente como te ven te tratan. Sin embargo, uno tiene que ser como tiene que ser y punto.

En conclusión, ¿ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre?¡Qué más da!  Seamos como queramos ser y vivamos libre y plenamente. Si eres de los que se cuelgan hasta el loro en la cabeza y te quiebras en cada paso que das, pues adelante, y si eres de los que con moderación sueltas la escarcha por diversión, pues  igual. Recuerden que lo hacemos por que podemos y sobre todo, por que queremos.

¿Qué opinas sobre este tema?

¡Compártenos tus comentarios! 

Ah, y comparte en las redes toda esta… escarcha y lentejuela. Ja, ja.

Por cierto…
¿Ya conoces nuestra nueva marca de zapatos y tenis?

¡TIENES QUE TENER LOS TUYOS!

¡HAZ CLIC!

zapatos, tenis, calzado salvador nunez footwear

 


¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


1 COMENTARIO

  1. Discrepo en eso de que a todo homosexual le nace “jotear”, a mi no y conozco muchos homosexuales, bisexuales, “chacales” que tampoco jotean. No hay una forma de ser homosexual, hay muchas. En lo que estoy de acuerdo es en que hay que respetar a cada quien.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
Me llamo Luis Carlos Sáenz Navarrete, nací el 11 de agosto de 1977 en un poblado muy pequeño del estado de Campeche. Crecí en medio de un ambiente familiar muy conservador, influenciado más por la época en la que me tocó crecer. Desde muy pequeño demostré habilidades para el dibujo, el diseño y la fotografía y aunque me he dedicado siempre a trabajos administrativos, nunca he dejado de explorar mis gustos y capacidades creativas. Aunque creo que ha llegado el momento de dedicarle más tiempo a lo que realmente disfruto. Llevo casi año y medio de feliz matrimonio con un Venezolano que me ha dado otro sentido a mi vida y que me ayudado a priorizar lo que para mí debe ser importante. Actualmente mis objetivos van enfocados en actividades que realmente disfruto.