TONES, dos hombres musculosos

Una pregunta que puede cambiar tu vida tengas o no VIH.

Foto: Tumblr

Como ya mencioné en algún texto anterior, estoy retomando los estudios universitarios, mismos que había pospuesto por diversas razones; la falta de recursos, los horarios de las escuelas o la simple falta de interés me hicieron postergar ese aspecto de mi vida hasta ahora. En una de las materias que estoy llevando se manejan las llamadas “preguntas detonadoras”, son cuestionamientos que te hacen reflexionar y emitir un comentario referente a cierto tema. Una de las que llamó mi atención esta semana fue la siguiente:

¿Puedes recordar alguna decisión que parecía trivial pero terminó por cambiar radicalmente tu vida?

Y pum, en cuestión de segundos se produjo un efecto de película tipo flashback y terminé con docenas de respuestas. Lo más recurrente fue aquella decisión en la que preferí vivir el momento de calentura y omití el uso del preservativo o condón. Luego veo una publicación en Facebook que tiene la frase “Primero yo”; la finalidad es cambiar la perspectiva por la que pasamos todos los recién diagnosticados, es decir, lo primero que pensamos es que no queremos contagiar a alguien más de VIH pero, no nos ponemos a pensar que también los demás con quienes decidamos tener relaciones sexuales nos pueden contagiar de alguna ITS (Infección de Transmisión Sexual) o de otras enfermedades (como Hepatitis).

Es en este punto donde la pregunta del principio y la publicación me ponen a divagar (como siempre), y es cierto, ahora que me siento mejor y he decidido retomar mi vida sexual creo que, como la canción de la Venegas, algo en mi está cambiando; quizá los acostones express o el famoso “cruising” son cosa del pasado, debo tomarme el tiempo de conocer a la persona y decidir con base en lo que pueda descubrir de él. Tampoco significa que andaré por la vida pidiendo un certificado médico a cada chavo que conozca, pero sí quiero tomarme el tiempo necesario para que el momento del sexo sea algo placentero sin preocuparnos de nada más que disfrutar, claro está, con protección.

Hay que recordar que nuestro sistema inmunológico se encuentra presionado por ese bendito acelerador de enfermedades, y solo espera el menor de los descuidos para atacar.

Hace varios años tuve gonorrea y por fortuna logré superarlo con un tratamiento bastante doloroso, esas inyecciones de penicilina de 1 millón de unidades que te dejaban cojo como por diez minutos y la nalga adolorida por más de un día no fueron suficiente tortura como para aprender que debía cuidarme. Tiempo después me salieron verrugas en el cuello que al poco tiempo desaparecieron y una amiga me dijo que era VPH (Virus de Papiloma Humano), por lo general este virus no genera mayor molestia que esas apariciones cutáneas; pero cuando mis defensas bajaron, se manifestó de nuevo. Leí que lo más grave del VPH es derivar en Cáncer y eso es lo que me tiene preocupado, pero consultando con mí doctora parece ser que la cepa no causará más que la incomodidad visual de esas cosas en mi piel, en una persona sana puede estar presente por años sin mostrar síntoma alguno.

Las decisiones siempre tienen consecuencias a corto o largo plazo y digo, ya todos sabemos en qué paró esto, el diagnóstico que nadie quiere escuchar pero que al parecer todos le llegan a “coquetear”. El hecho de ser #SerOhPositivo tiene su parte benéfica porque nos hará cuidar más y mejor de nosotros, pensar que es lo bueno y lo malo para nuestro cuerpo, a querernos y anteponer nuestro bienestar ante todo.

Y aunque no tengan VIH, cuídense porque tener sexo sin condón es jugar una ruleta rusa y no saber cuándo te pueda tocar. Los invito a responder la pregunta a ver qué tan acertadas han sido sus decisiones. Saludos y hasta el próximo jueves.

Recuerden que tengo una sección en este blog y todas mis publicaciones se guardan aquí.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

13

8 Comentarios

  1. Tuk
    23 junio, 2016
    • Angel
      11 febrero, 2017
  2. Anónimo
    23 junio, 2016
  3. esteban
    23 junio, 2016
  4. Alberto lievano
    23 junio, 2016
    • Cesar
      9 enero, 2017
  5. Anónimo
    25 junio, 2016
  6. Anónimo
    21 julio, 2017

¿Cómo ves?