Meditación para aliviar el enojo y el estrés. Regalo perfecto para el 14 de febrero

En cuestión de horas, es probable que te topes con varias situaciones emocionalmente complejas: desde tráfico detenido, filas interminables y restaurantes llenos, hasta mares de flores, tarjetas y mensajitos inundando cualquier lugar al que mires.

¿Qué opciones tienes?
A: Patear al auto de enfrente, gritarle a la cajera y poncharle la mercancía al globero de la esquina.
B: Detener por un momento el torrente de sensaciones que te invaden y generar un espacio amable para volver a lo realmente importante: tu bienestar.

Hay técnicas ancestrales que te permiten hacerlo (mira el penúltimo párrafo), pero en respuesta a un posible SOS, te comparto 3 herramientas de meditación rápida (que puedes hacer juntas o por separado) para sobrevivir este día del amor y la amistad:

  1. Inhala profundo y exhala con un suspiro aliviador. Una vez, dos veces, tres: las que sean necesarias para que vuelvas al momento presente y te separes de las historias que se han armado en tu mente y que repercuten en tu ser. Si te da pena hacerlo frente a personas puedes ir al baño (ahí no habrá quien te critique); o puedes cambiar el suspiro por una exhalación silenciosa que sea dos veces más larga que la inhalación.
  2. Cierra los ojos y percibe alguna sensación agradable: la tibieza de las manos, el aire en el rostro, la suavidad de la ropa en la piel, la comodidad de la silla. Luego evoca algún momento en que te hayas sentido querido y cuidado e intenta expandir el sentimiento a todo tu cuerpo por un par de minutos. Da las gracias a ti y a quien haya venido a tu conciencia y abre los ojos suavemente.
  3. Obsequia un abrazo afectuoso. Aprovecha el pretexto de la fecha y abraza a alguien durante 20 segundos (con su consentimiento) y siente los efectos de la hormona oxitocina: relajación, seguridad y calma. Si eres forever alone,  date el abrazo tú mismo. Puede ser muy discreto, llevando una mano a tu corazón, o ambas manos a los codos opuestos, o muy efusivo, intentando tocar tus omóplatos. En cualquiera de las dos opciones puedes fingir comezón.

El efecto posible de estas tres prácticas es que, por un momento, aunque sea breve, tu corazón en vez de gruñir o maldecir, sonreirá. Una sonrisa desde el corazón que te ayudará a sobrevivir la fecha, y quien sabe, tal vez hasta te permitirá disfrutarla.

¿Cuál es el mejor regalo que puedes darte y dar a los demás? La práctica de atención consciente y el cultivo de emociones positivas. En el taller El arte de estar en el ahora, te brindaré una introducción a la meditación, de forma sencilla y efectiva.
Las siguientes fechas serán durante el mes de marzo, por tres lunes o tres sábados.
Para mayores informes puedes consultar la página de lotos azules teatro en facebook escribirme a lotosazulesdesarrollohumano@gmail.com
¡Hay descuentos por pronto pago!

Te mando un abrazo afectuoso (de más de 20 segundos).

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

2

Sin Comentarios

¿Cómo ves?