grogas, vih y antirretrovirales

¿Drog@s, VIH y antirretrovirales? ¡Peligro!

Las drogas recreativas se encuentran presentes en cualquier lugar y situación de nuestra vida diaria y seguramente más de una vez te han ofrecido cuando sales de fiesta.

Aquí la definición: las drogas recreativas son aquellas que utilizamos para crear o mejorar un momento más agradable, desde sentir un estimulo extra para la diversión hasta para maximizar un mayor disfrute así como también sentir una sensación de mayor rendimiento.

Existen muchos tipos de drogas en el mercado, la mayoría de ellas son ilegales, las consideradas drogas naturales como la marihuana, hongos alucinógenos y las drogas de diseño o sintéticas entre las cuales destacan la cocaína, ácidos, tachas, etc. Entre las drogas sintéticas están las que se utilizan para potencializar el sexo al producir una sensación de excitación y también como relajantes para dilatar o evitar dolor, como es el caso de los poppers, el cloruro de etilo, entre otros #lesprometoquesóloconozcoesasdos.

Las drogas junto con el alcohol nos llevan a tomar decisiones a la ligera, como por ejemplo cuando vamos a tener sexo. Si no lo sabías, el uso de las drogas se ha popularizado en la comunidad gay con el fin de tener sexo, a esta practica se le conoce como “chemsex” que viene del inglés “chemical sex” #datocultural. Si bien la cultura de juntar drogas con sexo no es algo nuevo, lo es hacerlo de forma compulsiva durante días seguidos y con altas dosis. En el éxtasis de haber consumido algo, nuestra protección sexual pasa a segundo término y llegamos a tener sexo sin protección y con varias personas, lo cual se traduce en que podamos contraer alguna infección de transmisión sexual incluido el VIH.

De lo que poco se habla es de lo que pasa en tu cuerpo cuando ya eres portador del virus del VIH y aún no lo sabes, o de cuando sabes tu diagnóstico y estás en tratamiento con medicamentos antirretrovirales (ARV) y haces uso de algún tipo de droga.

He aquí la información pertinente:

Las drogas pueden generar toxicidad o pueden inhibir la eficacia de los ARV, esto debido a que la mayoría de los medicamentos y drogas son procesados en hígado y se generan interacciones farmacológicas graves en el cuerpo (con esto quiero decir que se cruzan los cables creando cortocircuito), generando que el medicamento se vuelva tóxico para el cuerpo creando un “tipo de sobredosis” de ARV y en vez de proporcionar un beneficio a quien lo toma, se genera una respuesta contraproducente que en algunos casos puede ocasionar la muerte.

En otras situaciones ocurre todo lo contrario, la droga puede crear una inhibición del ARV generando dosis insuficientes de ésta en la sangre que en los mejores casos no genera daño alguno, pero tampoco genera un efecto positivo en el organismo, lo cual implica que el sistema inmune se debilite y que la carga viral se multiplique volviéndose resistente a los ARV logrando el fracaso del tratamiento.

En pocas palabras, algunas drogas recreativas pueden hacer que los efectos secundarios de los ARV se potencializen aumentando la duración e intensidad de éstos, pueden producir padecimientos como daño hepático, pancratitis o hacer que no tomes tu dosis de ARV ocasionando una baja adherencia al medicamento y la consiguiente debilitación del sistema inmune.

La información existente sobre las interacciones de las drogas con los ARV es incompleta aún pero las interacciones pueden ser peligrosas o mortales. Si consumes drogas, lo ideal es que te hagas la prueba regularmente para el VIH u otras infecciones de transmisión sexual o si ya conoces tu diagnóstico y tomas un tratamiento ARV, asegúrate de decirle a tu médic@ acerca de cualquier droga recreativa que utilices.

La salud es lo más importante.

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

2

Sin Comentarios

¿Cómo ves?