antioxidantes

Consérvarte joven. Antioxidantes en tu dieta

Esta semana hablaremos sobre los efectos del envejecimiento celular y cómo los antioxidantes nos ayudan a combatirlo.

Los TONES agradecerán esta información, podrán notar grandes resultados en su salud y aspecto físico.

Como sabemos, el estilo de vida actual promueve malos hábitos alimenticios, consumiendo alimentos con baja calidad nutricional. Lamentablemente en nuestra dieta actual se incluye comida rápida con alto contenido en grasas saturadas, alimentos chatarra, enlatados que contienen conservadores y bebidas con alto contenido de azúcar como los refrescos, produciendo radicales libres. Su acumulación provoca daño celular y a su vez deterioro de la salud de nuestro cuerpo.
Esto ha causado graves problemas de salud en nuestra población como la obesidad y a la vez el aumento de diversas enfermedades crónicas degenerativas como el cáncer, la diabetes mellitus y las enfermedades cardiovasculares.
El daño provocado por los radicales libres puede ser prevenido, gracias a estudios realizados que muestran que los antioxidantes son una alternativa para contrarrestar las diversas enfermedades.
¿Qué es un antioxidante y sus beneficios?
Un antioxidante dietético es una sustancia que forma parte de los alimentos consumidos y que puede prevenir los efectos adversos de la acumulación de radicales libres sobre las funciones normales del cuerpo humanos.
El objetivo de los antioxidantes obtenidos a través de la dieta es frenar las reacciones de oxidación en las células a partir de las cuales se originan los nocivos radicales libres. Por tanto, su papel es clave en la reducción de enfermedades cardiovasculares, de tumores, también actúan potenciando el sistema inmunológico, ayuda a disminuir el riesgo de enfermedades del sistema nervioso y ayuda a mantener y mejorar el estado de la piel.
Los antioxidantes más estudiados están en las vitaminas A, E y C, los β-carotenos, luteína, flavonoides, licopenos, los cofactores (cobre, zinc manganeso, hierro y selenio).

¿Donde encontrarlos?
Vitamina E: Aguacate, espárragos, espinacas, tomate, brócoli, aceite (oliva, cártamo, soya), cereales integrales, huevo, frutos secos.
Vitamina C: Acelgas, tomates, perejil, pimiento, coliflor, nabos, cítricos, melón, kiwi, fresas.
Betacaroteno y licopeno (vitamina A): zanahorias, tomates, espinacas, melón, duraznos, mango, tomate, sandia, papaya, toronja.
Polifenoles: Espinacas, cebolla, ajo, té verde, vino, manzanas, peras, cítricos.
Minerales: carne magra, pescado, cereales integrales, ajo, cebolla, brócoli, semillas, te, piña, viseras, cacao.
Luteína: Algas, guisantes, puerros, arándanos, brócoli, yema de huevo, espinacas, acelga, repollo, col, maíz, tomate, plátano, perejil, apio, flor de calabaza y naranja.

¿Cuánto debemos consumir?
Se requieren más estudios para determinar cuál es la dosis segura de antioxidantes, esto se debe a que no todos somos iguales, nuestra complexión es diferente, nuestro estilo de vida, costumbre, nuestro lugar geográfico, actividad física, linaje, sexo etc.

Por otro lado, hay estudios que indican que dosis excesivas de antioxidantes originan efectos dañinos, algunos pueden provocar diarreas, conjuntivitis, daños en las mucosas e incluso mayor fragilidad de huesos, cálculos en el riñón, caída del cabello, dolores de cabeza, alteración de uñas y dientes.

Es más fácil sobrepasar la cantidad de antioxidantes con pastillas o suplementos. Lo aconsejable es una dieta equilibrada de alimentos que aportan antioxidantes y un estilo de vida sanos, disminuyendo la acumulación de radicales libres y logrando además una mejor calidad de vida.

Seguiremos compartiendo información útil e interesante la siguiente semana.

Consultas y dietas personalizadas:

bio1health@gmail.com

¡Suscríbete gratuitamente al blog y recibe un newsletter semanal con lo más relevante!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

1

Sin Comentarios

¿Cómo ves?