bajar de peso despues de los 30, treintones, cuarentones

¿Por qué nos cuesta bajar de peso después de los 30? ¿Qué hacer?

Muchas personas me hacen esta pregunta en la consulta nutricional, ¿Por qué conforme aumento mi edad, me resulta más difícil lograr mi objetivo de ser más delgado?, ¿Por qué por más dietas que hago no logro bajar de peso?

Hoy en día, llevamos un ritmo de vida tan acelerado que no nos permite llevar unos hábitos de vida saludables. El reto al que nos enfrentamos los Millennials en estos días es correr en contra del tiempo y tener un momento de entretenimiento al menos un día a la semana. ¿A que me refiero con esto? a que es común que un joven conforme va creciendo vaya adquiriendo mayores responsabilidades, en el hogar con su familia, en el trabajo, con sus amistades, ocasionando con esto que no puedan llevar un plan nutricional al cien por ciento, que no tengan un poco de tiempo para realizar alguna actividad física, que por sus horarios de oficina o sus labores tengan que estar  comiendo siempre en la calle.

Es común que mis pacientes me comenten que requieren de un plan nutricional muy práctico y que no tengan que invertir tanto tiempo en hacerlo pues sus tiempos de traslado a su trabajo son muy largos, que salen cada mes de viaje a diferentes partes y que se les dificulta pues sus compromisos les obliga a comer en restaurantes, etc.

Desde mi punto de vista como profesional en nutrición, considero este factor aunado al estrés del ritmo de vida que estamos llevando en la actualidad, el principal factor del cual nosotros estamos empezando a engordar después de los 30.

Aunado a lo anterior, existen varios puntos, los cuales influyen en lograr mantener un cuerpo delgado en un hombre o una mujer.

Tenemos que tener en cuenta que la genética es un factor que no podemos cambiar, por lo cual resulta una tarea titánica mantenerse en niveles óptimos de porcentaje (%) de grasa. Por ejemplo, un paciente con antecedentes de problemas de tiroides, síndrome metabólico, síndrome de ovario poliquístico en mujeres, alteraciones en el metabolismo, entre otras enfermedades, le resultará más difícil mantenerse en su peso saludable debido a la fisiopatología de la enfermedad.

Otro factor muy importante es que durante la adolescencia y entre los 20-25 años es muy común que las personas se sometan a dietas milagrosas que prometen bajar varios kilos y tallas en tres días, como la dieta de la luna, o la dieta que se enfoca en comer un solo alimento durante todo un día. En este aspecto las mujeres son quienes más recurren a estos tipos de alimentación que en su mayoría no son balanceados nutricionalmente, logrando si una pérdida de peso considerable, sin embargo, lo único que bajan es agua y kilos de músculo, el cual te costará caro después de cierta edad.

Con este tipo de dietas ocurre el famoso rebote, pues es solo pasajera y la utilizarás para sacarte de un apuro (una fiesta, unas vacaciones, etc.)., y volverás a tus hábitos anteriores acrecentando aún más la pérdida de músculo.

La dieta jugará un papel muy importante ya que representa un 80% de tu éxito para que te mantengas esbelto. Un plan nutricional equilibrado y nutritivo será la clave y no una dieta milagro que solo promete resultados a corto tiempo.

Después de los 30 años el cuerpo comienza a perder de un 3 a 5 % de músculo por década y los depósitos de grasa comienzan a ser más visibles. Es importante resaltar que el músculo será tu mejor aliado si quieres mantener un cuerpo tonificado.

Ten en cuenta que el organismo necesita energía para realizar las actividades cotidianas. En estas actividades cada kilogramo de músculo que tengas quemará aproximadamente 25 calorías, y si le sumamos que realizamos actividad física, esta cifra puede llegar hasta las 40 calorías al día.

De lo contrario, si perdemos más músculo y no lo recuperamos, se crearán nuevas células de grasa y las que ya teníamos aumentarán de tamaño debido al exceso de calorías. Cada kilogramo de grasa contiene unas 7500 calorías y si a eso sumamos que no se lleva una dieta equilibrada, que no te extrañe porque después de los 30 tu cuerpo empieza a acumular grasa en ciertas zonas del cuerpo como glúteos, caderas, abdomen, brazos, etc.

Existe otro factor que puede provocar que te cueste más trabajo bajar de peso y me refiero a tu sistema hormonal. Estudios diversos aseguran que a los 25 años has alcanzado tu mayor crecimiento y desarrollo del cuerpo, es por eso que, a partir de esa edad, el cuerpo comienza a presentar una serie de cambios hormonales desencadenados por el envejecimiento y que lleva a acumular grasa con gran facilidad.

Entre las hormonas que nos ayudan a que esa grasa no se almacene, encontramos a la testosterona, la hormona del crecimiento, entre otras, las cuales empiezan a descender con el paso de la edad y por ende se contribuye a una pérdida de masa muscular y el metabolismo comienza a volverse perezoso. El envejecimiento, la ganancia de grasa y pérdida de masa muscular es inevitable, sin embargo, con una dieta balanceada, ejercicio adecuado y buenos hábitos de vida esto puede retardarse unos años más y llegar a sentirte de 30 aunque tengas 40 años.

Habitualmente me encuentro en el gimnasio y observo como las personas con sobrepeso pasan demasiado tiempo en ejercicios de caminadora, bicicleta, etc., provocando con esto un estrés oxidativo en el músculo y perdiendo las reservas musculares, creyendo que haciendo solo ejercicio cardiovascular van a adelgazar. El ejercicio es bueno siempre y cuando no excedas tiempos, si te ayudará a bajar tu % de grasa, pero recuerda que demasiado ejercicio aeróbico es contraproducente para tus músculos y en consecuencia reducir más tu metabolismo en algunos años posteriores.

Para construir o mantener tu masa muscular es necesario un entrenamiento anaeróbico (pesas) ya que es el tipo de ejercicio que fomentará la creación de mayores fibras musculares, no estoy declarando que tienes que entrenar como un guerrero espartano o que tienes que convertirte en un fisicoculturista, simplemente basta con que realices una rutina por lo menos 4 veces por semana con pesos moderados a intensos. Cabe aclarar que tampoco es fácil recuperar o crear masa muscular y es un proceso lento que requiere de mucha disciplina y paciencia.

Ten en cuenta que con la practica regular de ejercicio estimulas al organismo a que esté produciendo hormonas y esto conlleve a que no se acumule grasa en tu cuerpo.

Hago hincapié en que la dieta será el pilar principal y mantener unos hábitos de vida saludables como el dormir adecuadamente, el consumir 2 litros de agua para mantener tus células hidratadas, la práctica del ejercicio regular, el no desvelarte frecuentemente, la reducción del consumo del alcohol, que mantengas niveles de estrés bajos, etc., harán que logres obtener el cuerpo que siempre has querido, aunque tengas 30, 40, 50 años.

Te recomendamos por parte del blog la BLAST DIET! Una dieta fantástica y efectiva de la nutrióloga Norma Rábago. 

¡Conoce todos sus beneficios y descárgala aquí!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

 

3

Un Comentario

  1. Yesid Hernández
    15 septiembre, 2017

¿Cómo ves?