identifica la ropa que ya no necesitas en tu closet

¿Cómo saber de qué prendas de tu closet debes deshacerte?

Con la primavera, llega el momento de hacer un espacio en el armario. Una ocasión ideal para inyectar más oxígeno y funcionalidad a tu armario, desprendiéndote de algunas prendas. Pruébalo, es muy liberador. Si eres fanático del feng shui también podrías aprovechar estos sencillos consejos para tener un espacio más armonioso.

Pero ¿cómo saber de qué desprenderte? Las siguientes claves te guiarán a la hora de limpiar tu armario de manera segura, es decir, sin arrepentimientos futuros.

Despréndete de las prendas que:

No son de tu talla actual

Todos tenemos en nuestro armario más de una prenda que nos queda demasiado grande o pequeña…o simplemente no nos queda bien. Las conservamos con la esperanza de que un día se adapten perfectamente a nuestro cuerpo de manera milagrosa. Pero eso nunca sucede. Quizá te equivocaste de talla al comprarla o tu cuerpo experimentó un cambio, en realidad la razón importa poco, ya que sólo hay una cosa que podemos hacer con ellas: regalarlas para tener más espacio en el armario.

Están desfasadas

Si una prenda antigua no se puede seguir usando con independencia de la moda de la época, significa que no es atemporal, y por lo tanto está desfasada. Sin embargo, siempre debemos reservar un hueco en el armario para lo desfasado, sobre todo si son piezas de calidad. Y es que algunas terminarán convirtiéndose de nuevo en tendencia (si tienes olfato, seguro que lo ves venir), mientras que otras pueden dar un toque original a tus looks si eres atrevido.

Si contemplándola objetivamente, no ves factible ninguna de esas dos posibilidades, y además no le atribuyes ningún tipo de valor sentimental, ha llegado el momento de deshacerte de ella. Con otras prendas no son necesarias tantas contemplaciones. Las reconocerás porque el simple hecho de mirarlos te hará daño en los ojos, como esos horribles pantalones “baggy” y “bootcut” que se llevaban en los 90 y los 2000.

Han llegado al final de su vida útil

Todo lo que tiene un principio, tiene un final, y la ropa no es una excepción. Esos cientos de bolitas que no estaban ahí cuando compraste ese lindo suéter, es una señal inequívoca de que ha llegado el momento de dejarlo de usar. Cuando la tela se vuelve tan fina como el papel de fumar o las decenas de lavados han apagado su color original, la prenda también nos está diciendo a gritos que su ciclo de vida ha terminado, aunque hay casos en que ese efecto puede resultar muy cool en camisetas, especialmente si te va el estilo grunge.

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

4

Sin Comentarios

¿Cómo ves?