Conoce la historia de La Coccinelle, la primera vedette trans de la historia

0
956

Ya anteriormente en este espacio se indagó un poco acerca del término vedette. Recordemos que una  vedette (palabra de origen francés) es:

“La estrella femenina principal de un espectáculo de variedades, revista musical o burlesque”

Al introducirme más en este fascinante mundo de lentejuelas y plumas me surgió una interrogante: ¿Existen también los hombres vedettes? Mi sorpresa fue descubrir que efectivamente, algunos varones también se han desempeñado en este oficio, aunque con un impacto mucho menor al causado por sus contrapartes femeninas. En medio de mi búsqueda de alguna figura masculina destacada en este ámbito, me encontré con la fascinante historia de La Coccinelle, la primera vedette transexual de la historia.

Jacques Charles Dufrensoy nació en París, Francia en 1931, y desde su corta infancia descubrió su identidad femenina. En 1953, se lanzó a conquistar la vida nocturna parisina y debutó en un espectáculo en el famoso cabaret Chez Madame Arthur, en un número donde emulaba a Danielle Darrieux. Tras alcanzar fama y reconocimiento, se sometió a una vaginoplastía en Marruecos en 1958. Ya con identidad femenina, La Coccinelle se casó en tres ocasiones. Y lo que es más: causó conmoción entre la sociedad francesa ¡al casarse vestida de blanco!. De hecho su primer matrimonio fue reconocido por la iglesia católica, pues luego de su operación de cambio de sexo, las leyes francesas reconocieron el nuevo status de mujer de la vedette. Además, se cuenta que su padre la entregó en el altar, lo que nos hace pensar que la vedette siempre obtuvo el apoyo de su familia, algo rarísimo en esa época, aún en una sociedad tan open mind como la francesa.

En su fulgurante paso por la vida nocturna parisina, se presentó en recintos como L’Olympia y El Casino de Paris, compartió escena con la mismísima Edith Piaf y también conquistó mercados como España, Chile y Argentina. Se cuenta que sus espectáculos eran tan impresionantes que el público quedaba en silencio, atónito cuando ella finalizaba sus shows. Se cuenta que hasta el guapísimo Alain Delon sucumbió ante sus encantos…

Pero además de su faceta como vedette, La Coccinelle fue una destacada activista, y ayudó a fundar la asociación Devenir Femme, encargada de brindar ayuda a las personas interesadas en cambiarse de sexo en su natal Francia.

En sus últimos años, La Coccinelle se instaló definitivamente en Argentina, país donde las vedettes encontraron su punto más alto de popularidad desde los años setenta, y en donde intervino en cine y televisión, además de grabar algunos discos. La Coccinelle falleció a una edad avanzada en el año 2006 en el país sudamericano, gozando de un enorme respeto y admiración.

Por desgracia La Coccinelle nunca pisó tierras mexicanas. Fue una verdadera lástima. Pero sin duda alguna, su influencia no puede ser negada en otras importantes vedettes trans mexicanas (de las cuales ya se habló en su momento en este espacio).  México es afortunado en ese sentido. En nuestro país también hemos dado espacio al talento (a pesar de tener muchos factores en contra), sin fijarnos en pequeñeces tan irrelevantes como la identidad sexual.

Nos leemos la próxima semana!!!!

¡Te invito a conocer mi Tienda Online y la primer colección de Zapatos y Tenis SALVADOR NUÑEZ FOOTWEAR !

¡HAZ CLIC!

salvador nunez footwear, zapatos unicos para hombre


¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
31 años, Habitante de la Ciudad de México. Contador profesional de historias. Amante incondicional y apasionado del cine, la música, el teatro y los animales. Con una debilidad y fijación especial por el fascinante mundo de la Cultura Pop.