Francois Sagat

¿Qué tantos moños nos ponemos para conocer a alguien o conseguir pareja?

Tenía ganas de escribir algo y hacerme el chistosito pero van 3 veces que lo borro porque no estoy en ese mood y nunca he podido forzarme a algo.
Mmm…  esta palabra “forzarme” creo que me está dando la pauta para empezar a fluir con lo que en realidad siento en este momento.
Recuerdo cuando salía de antro con mis amigos, conocía a alguien y de inmediato sentía mariposas en la panza. Ja, ja. ¡Que rico! No me cuestionaba nada y me enamoraba en 5 minutos. Siempre he sido más bien de relaciones largas. O sea, no me fallaba mucho la intuición al conocer a alguien. Y digo “intuición” porque nunca me cuestionaba muchas cosas que hoy si me cuestiono y que ya no me permiten emocionarme como antes. Absurdos prejuicios, limitaciones y miedos con los que todos tenemos que lidiar y que quién sabe en que jodido momento se volvieron parte de nosotros.
Le doy vueltas y vueltas a las cosas pensando si mi forma de ser de antes era mejor que la de ahora. ¿Pensar más o sentir más? Claro que para los intensos y enamoradizos como yo, la respuesta a esta pregunta es obvia: ¡Sentir más!
Sin embargo, en el fondo de todos mis nudos, dudas y confusiones hay algo que me dice: “Las cosas simplemente son cuando tienen que ser”. No tiene caso tratar de forzar una situación.
Bueno, sí. Pero es inevitable el deseo inconsciente de salir a la calle, de ir a una fiesta o a un antro y toparte de frente con la persona que te hará sentir que vuelves a volar y descubrir todo lo nuevo que hay dentro de ti y que sólo puedes descubrir cuando vuelves a enamorarte.
También pienso que no hay que confundir las cosas. El hecho de no tratar de forzar una situación no significa quedarte encerrado en tu casa y evitar el contacto con el mundo. Eso quizás sea dejar de vivir por miedo a no obtener los resultados que queremos.
Los últimos meses del año pasado fueron intensos en mi vida. Emociones, sensaciones y sentimientos desatados generando líos y demás. Sin embargo, eso es maravilloso. De pronto encuentras química con mucha gente, tanto que hasta parecen carreras de relevos. Ja, ja. Y bueno, si ninguno de esos encuentros trasciende, sientes que empiezas a caminar en el desierto.
¿Hasta qué punto tiene que ver el que le pongamos tantos peros a las personas y situaciones y debido a eso no consigamos pareja  y hasta que punto simplemente debemos aceptar que las cosas suceden cuando tienen que suceder?
Dicho de otra forma: En la vida ¿qué tanto es destino y qué tanto es creación nuestra?
Creo que mitad y mitad.
¿Qué tanto permitimos que el destino nos encuentre, nos encuere y nos alcance? Ja, ja.

“Si no nos cuestionamos las cosas nos volvemos personas vacías, bobas y no llegamos aninguna parte. Pero si nos cuestionamos de más, nos perdemos en nuestras propias preguntas”.

La vida es una constante búsqueda. Incluso una búsqueda de la búsqueda. Y en ese camino, todo llega para quienes logran encontrarse a si mismos. Ese es el más grande destino.

Entonces digamos que la vida es como una liga que tiene que estirarse y encogerse constantemente por la simple y sencilla razón de que para eso está hecha, de que esa es su naturaleza.

leche fria, leche

Creo que están bien todos nuestros cuestionamientos, pero empiezan a disfrutarse de verdad cuando aprendemos a elevarnos por encima de nuestros pensamientos. Demasiado intenso… Traducción:  “volvernos más prácticos y menos temerosos”. Porque de esta forma no dejamos de vivir pero si dejamos de sentirnos afectados”.

“Toda persona se cruza en nuestra vida con una razón específica”. Así que lo más inteligente y divertido creo que es atrevernos a descubrirlo.

Vamos a las conclusiones y el verdadero balconeo:

Nos engañamos por causa del deseo de encontrar el amor y sin embargo, no lo encontramos por el miedo o la flojera de que no sea como esperamos. ¡Joder!

Para que me entiendan mejor: Ayer conocí a alguien. Si, antro, fiesta, baile, besos, cierta química, alcohol por una lado y una tacha por el otro.
Digamos que lo mío era el alcohol. Ja, ja.
¿Qué tan real puede ser la química cuando le echamos piquete a la Leche Fría? ¿Se agriará? ¿Se cortará?
Vuelvo a lo mismo, en el fondo creo que es absurdo seguir dándole vueltas a las cosas. Cuando algo tiene que ser, es y sucede más allá de todo. Incluso, más allá de nosotros mismos.

¿Para qué nos engañamos? Si lo pensamos, si no nos desvocamos, si no es algo incontrolable, entonces no es algo importante y significativo.

Salí de antro forzándome un poco porque no me encanta la idea. Porque en el fondo tenía la esperanza de conocer a alguien. Sin embargo, en ese escenario era difícil encontrar lo que quizás estaba buscando. Ojo, difícil más no imposible. Todo puede suceder. “Las apariencias engañan”.
Lo que es una realidad es que lo que yo busco es más fácil encontrarlo caminando por la calle o andando en bici en una mañana soleada de domingo. Afuera de los helados, en un café o simplemente cachondeando por la vida pero son alcohol ni tachas que me agrien la leche. Y no soy mocho, de todo he probado y nunca digo nunca, pero prefiero la Leche Fría con chocolate.
¡Se bate más rico… en licuados! Ja, ja, ja.

Y ahora me muero de la risa y quizás me trague todas mis palabras porque me acab de mandar un mensaje el personaje… Ja, ja, ja. Y como la vida se hizo para vivirla, pues le voy a contestar y quizás salgamos a algún lado. A ver qué pasa… ¡Sólo espero que el alcohol y la oscuridad del antro no me hayan hecho ver lo que no existe! Ja, ja, ja. ¿Ya ven por qué la Leche Fría no sienta bien con piquete…? Ahora que, sólo dándonos la oportunidad de conocer a la gente, nuestra percepción de ella puede cambiar.
Conmigo pasa mucho. La mayoría de la gente tiene una idea muy diferente de quien soy. Y cuando me conoce se da cuenta que… ¡soy peor! Ja, ja, ja. ¡Broma!

Me voy. Disculpen, tengo que contestar un mensaje.
No tenemos remedio, la ilusión siempre gana. Y mientras siga siendo así, ¡seguiremos siendo ganadores!

¡A brindar con leche fría!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

 

7 Comentarios

  1. Temoc
    13 enero, 2014
  2. Paola
    13 enero, 2014
  3. Anónimo
    14 enero, 2014
  4. Moy Bautista
    22 agosto, 2014
  5. miguel angel
    22 agosto, 2014
  6. Fabian
    23 agosto, 2014
  7. Anónimo
    25 febrero, 2015

¿Cómo ves?