magia, estrellas, ancestros, piedras y cristales

El Viaje Hacia Adentro. Ancestros Y Cristales

Me urgía que llegara el fin de semana para poder sentarme tranquilamente a compartirles un poco de lo que viví hace 8 días durante el taller con Cristales y Piedras.

Estoy terminando de ver un video que al final les compartiré en esta publicación y fue el que me trajo a sentarme frente a la computadora. Tan solo soltaré la mente y comenzaré a escribir:

Mi intuición me decía, mi corazón me pedía que comenzara una comunicación diferente con ciertas personas que resonaran, que atendieran al llamado de su alma.

De pronto sentarme frente a la computadora y cerrar los ojos me hizo verme como el astronauta maya en la tumba del rey Pakal. (Palenque). La misma sensación que pude experimentar al terminar cada meditación en mi taller de cristales. Cerrar los ojos y conectar con la inmensidad, con Planos Superiores, con sensaciones no muy familiares en el cuerpo físico, pero que se extrañan en el alma. Cerrar los ojos y sentirme un astronauta en su nave viajando hacia otros mundos, hacia otras dimensiones del ser gracias a la conexión con la glándula pineal a través de las cualidades de cada piedra.

Pakal, astronauta maya de palenque

El astronauta maya en la tumba del Rey Pakal. Palenque.

Pakal, astronauta maya de palenque

El astronauta maya en la tumba del Rey Pakal. Palenque.

cosmos

No hay nada nuevo, solo hay un infinito sin tiempo que se extraña y al que algunos añoramos volver. Estamos comenzando el viaje de regreso a casa y para ello los vehículos se van apareciendo en el camino.

No voy a hablar únicamente de lo que vemos con los ojos al tener frente a nosotros ciertas piedras y cristales, ciertas joyas de nuestra madre tierra, del planeta que nos contiene y que fue diseñado para que pudiéramos evolucionar en él, para que descubriéramos nuestra naturaleza. Me gustaría hacer más énfasis en lo que podemos llegar a sentir cuando meditamos con ellos o simplemente cuando empezamos a establecer una comunicación y los traemos con nosotros. Los cristales y las piedras son vehículos, en especial los cuarzos son bibliotecas de información a las que podemos acceder y con las que, sin duda, nuestra vida se transforma. En la Atlántida lo sabían y accedían a la información de esta forma.

Aparentemente en estas fotos solo vemos una mesa con objetos bonitos y curiosos, pero en realidad estar ahí fue tener enfrente un universo nuevo que se revelaba ante nosotros, por lo menos nuevo para mi.

piedras y cristales

Cuarzo Amatista ✨ #cuarzo #amatista #cristales #cristals #nature #naturaleza #magia

Una publicación compartida de La Mejor Energía (@lamejorenergia_) el

 

piedras-y-cristales

Palabras que resonaban constantemente en mi durante el taller: ancestros, raíces.

Y tiene mucha lógica, todos somos un cúmulo de conciencia, de aprendizajes, de evolución, somos el resultado de miles de vidas. Nada de lo que tenemos o no tenemos es producto de la casualidad. En este viaje de la existencia todos jugamos una carrera de relevos y la mejor forma de honrar a nuestros ancestros es valorando, agradeciendo y aprovechando nuestra vida, nuestros dones, nuestros talentos.  

5 personajes comenzamos el taller interesados en la forma de cada piedra y cristal, en sus colores (que tienen que ver con los chakras, los centros energéticos de nuestro cuerpo). Después de las primeras horas y al escuchar todo lo que Patricia (la maestra) nos compartía, esa sabiduría y conexión que ella tiene envuelta en magia, encanto y carisma, nos interesó más buscar en ellos respuesta a nuestras dudas existenciales, a nuestros dolores, miedos e inseguridades. Terminamos enfocados en cómo recibir señales y sanación, en cómo a través de estas librerías minerales podíamos fortalecer diferentes aspectos en nuestra vida como el amor hacia nosotros mismos, la prosperidad, el perdón, la protección, la conexión con lo divino, etc. Para cada uno de estos aspectos hicimos una meditación. Me sorprendió todo lo que pude experimentar en cada una de ellas.

“A veces nosotros venimos a compensar lo que no pudieron hacer nuestros ancestros y gracias a todo lo que sí hicieron, nosotros tenemos la posibilidad de hacer lo que hacemos”.

Esta frase resonó profundamente en mi y me sanó. Somos la continuación de una historia que se viene escribiendo desde las estrellas. Pudiendo ser tan felices con ello, muchas veces lo padecemos por comparar nuestra vida con la de los demás. Viajar hacia adentro siempre nos da respuestas. 

Por muchos años de mi vida me dediqué al yoga, a la meditación, a todo lo olístico y esotérico y nunca a través de una meditación guiada pude ver seres, formas, colores, recibir mensajes y tener destellos de mi glándula pineal, pero en esta ocasión sucedió ¡pude ver con el tercer ojo! Por unos segundos mientras meditaba con los ojos cerrados empecé a ver como si los hubiera abierto, todo se llenó de luz, de claridad, en ese instante me vi dentro de una cueva de cristales con una radiante luz violeta y al fondo un ser de luz blanco moviéndose, moviendo los brazos pidiéndome que me acercara. Por su puesto que lo hice, pero de pronto mis imágenes cambiaron. Lo que sí es que pude tener acceso a esos mundos en los que todo es de colores brillantes, en donde existe eso que aquí muchos llaman fantasía.
En otra publicación les platico de mi necesidad por la magia, la fantasía, los duendes y el mundo de los elementales en la naturaleza. Segúramente muchos de ustedes también se indentificarán con eso. Somos niños atrapados en una piel adulta.

duendes, elementales en la naturaleza

La vida me ha regalado la oportunidad de viajar a diferentes puntos energéticos del mundo y en ellos sí llegué a tener experiencias espirituales (por llamarlas de alguna forma), pero nunca en una meditación “aparentemente” sencilla. Algún día les contaré mi experiencia en el Amazonas con la “Ayahuasca”. Algo inmenso que me tomó meses asimilar y comprender pero que me abrió la mente y el corazón hacia mucha información que cambió mi vida.

Cada uno de nosotros somos diferentes, ¡imagínense! cada uno somos la continuación, la evolución de nuestros ancestros.

Solo podemos ser libres y felices cuando volvemos a nuestras raíces, cuando aprendemos a nutrirnos de nuestra esencia. Y cuando hablo de raíces también me refiero a la tierra, a sentir la conexión con lo que nos da la vida. El ego es lo que  produce la ilusión de separación. Todo está interconectado, establecer esa conexión consciente con todo cuanto existe transforma nuestra existencia, la llena de magia, de gozo, de señales, de un amor difícil de explicar. Hay mucha información en la naturaleza y solo acercándonos, conectándonos con ella podemos descubrirla.

De niño me dijeron que el reino mineral, las piedras, los cristales no tenían vida, que eran materia inerte. ¡Quizás ha sido la mentira más grande que he escuchado! Si todo está hecho de energía y está vibrando, no puede existir nada que carezca de vida. Simplemente todo vibra a diferente frecuencia y velocidad. En las piedras y los cristales hay mucha información encriptada que al entrar nosotros en contacto con ella, empieza a ser revelada.

En un post anterior mencioné que somos muy parecidos a los cristales. No voy a entrar ahora en el tema de la geometría sagrada para tratar de explicarlo, pero nosotros evolucionamos al igual que las piedras. Un carbón opaco, oscuro, poroso, después de millones de años de evolución se convierte en un diamante. Nosotros, después de millones de años de evolución alcanzamos la conciencia diamantina, como lo mencionan los budistas.

En fin, no podría hablar de las cualidades de cada cristal porque para empezar, todavía no tengo el suficiente conocimiento, apenas encontré esta ventana a la conciencia y el despertar, pero quise compartir un poco de mi sentir, que creo que es más valioso. Si sintiéramos mucho más y pensáramos menos seríamos mucho más libres y felices. Podemos tener acceso a toda la sabiduría universal, pero para esto debemos aprender a escuchar nuestra intuición, activar la glándula pineal y conectarnos con la Gran Fuente de Vida.

Como siempre, todo es perfecto, todo tiene una razón de ser y sucede en el momento perfecto.

Pronto les platicaré más a detalle sobre el ataller de los cristales y compartiré parte de mis apuntes. Dejen me pongo a estudiar (o a recordar) un poquito primero.

Les mando La mejor Energía y nos leemos en la próxima. Déjenme sus comentarios, hagamos de todo esto un intercambio de ideas, de emociones, de sentimientos de conocimiento, de magia. Yo se que esto crecerá rápido y que empezaremos a querer escucharnos y estar más en contacto. Las formas irán apareciendo solitas. Solo hay que fluir y dejarnos llevar.

“Todo encuentro casual es una cita”.  Suscríbanse a nuestra pagina en Facebook y al Twitter

De verdad, dense el tiempo para ver este video que fue el que me trajo a sentarme en la nave y compartir con ustedes mi viaje a las estrellas.

VIDEO SOBRE LA GLÁNDULA PINEAL

 

2

Sin Comentarios

¿Cómo ves?