Marck Pappas. Hombre transexual. Activista lgbt

Así me di cuenta que soy transexual y así fue como reaccionó mi familia.

¡Hola! Soy Marck Pappas, tengo 24 años y soy un hombre trans.

Hoy te vengo a contar una de mis varias historias: ¿Cómo fue interpretar el mejor papel de mi vida?

Primero que nada, quiero comentarte que mientras algunos hombres trans pueden decirte que sabían que eran hombres trans desde que estaban chiquitos, yo la verdad me percate de eso hasta los 11 años.

Antes de eso, yo podría decir que tanto sólo era una personita que jugaba con sus primos y amigos, sin ningún problema, a lo mucho, yo prefería jugar futbol que con las barbies, yo prefería desvelarme jugando Play con mis primos que ir a pijamadas con mis amigas y también soñaba con poder ser como mi sobrino Sergio, pero nada de esto me quitaba el sueño o le restaba felicidad a mi día. Lo que en algún momento no me hizo click fue que cuando me empezó la regla, a los 9 años, mi padre me dijo que reglaba porque algún día tendría hijos y yo jamás pude verme con una panzota.

Ya el momento en el que concibo que en realidad me siento un hombre atrapado en un cuerpo de mujer, repito: eso fue a los 11 años. Volteé al rededor, busqué alguien a quien le pasara lo mismo y no encontré a nadie. Eso me hizo sentir que estaba loco y decidí que le daría al mundo lo que se suponía que debía de ser: una mujer.

Ahí empecé día tras día a vestirme, a arreglarme, a simular ser una mujer. Lo que me ayudaba era que tenía un muy buen cuerpo y era bonita, incluso yo estaba enamorado de mí mismo. Lo que no pude manejar fue mi gusto por las mujeres, era algo que me sobrepasaba, así que en determinado momento lo tuve que hacer notorio.  Para mi fortuna, ni mi familia  ni mis amistades tuvieron problema con eso.

No se puede fingir toda una vida. A 10 años de haberme propuesto ser la mejor mujer que pudiera ser, me di cuenta que mientras buscaba complacer a la sociedad, deje de complacerme a mi mismo, incluso me perdí y cuando me encontré, me di cuenta que dentro de mi había un vacío demasiado grande como para poder sentir gusto por la vida y deseos de vivir.

Por suerte mis amigas me sacaron de esa situación invitándome a contarles lo que me pasaba, fue raro porque jamás había externado lo que sentía, pero ellas me guiaron para pedir ayuda e información, y cuando comprendí que toda mi vida había sido un hombre trans y que ya había tratamientos y operaciones para llegar a una congruencia entre lo que sentía por dentro y como me veía por fuera, decidí no seguir más con ese papel y dedicarme ahora a ser el hombre que desde siempre había sido.

Créeme, si algo he aprendido en esta vida es a no cumplir las expectativas de nadie. Si tu caso es similar al mío, te recomiendo lo mismo, porque al final te perderás y esa gente por la que fingiste ser diferente ya no estará. Mejor busca ser y hacer todo lo que desees. Siento una persona auténtica, original, te volverás atractiva para los demás, te ganarás su respeto y te querrán tal y como eres.

Te invito a leerme cada semana en este blog y a seguir mis redes sociales:

Facebook

@MarckPappas

Moovz

 

Marck Pappas

2 Comentarios

  1. letrófilo
    25 diciembre, 2015
  2. Jodie Díez
    13 agosto, 2016

¿Cómo ves?