Todo Lo Que Quieres Saber Sobre Temas Gay, LGBT, Queer Y Discriminación

¡Hola! Gracias por leerme. Soy Luis, me apellido Hidalgo y ahora estaré en sus pantallas todos los miércoles en este blog – aquí es cuando responden ¡Bienvenido Luis! Ya sé que suena como presentación de grupo de ayuda, pero ahora que lo escribo, pues también espero que este espacio sea de ayuda para alguien. Al menos para mí lo es.

Tengo 27 años, nací en el estado de Chiapas, en México, estudié Mercadotecnia y actualmente soy funcionario público. Soy gay, a veces queer (aún no me decido/no hay nada que decidir/¿?), y como me gusta llamarme: colaborador del activismo de escritorio.

Este término de poca alcurnia (jajaja) fue forjado a raíz de cómo terminé trabajando para el gobierno con el objetivo de abatir a la discriminación. Les platico:

Después de terminar la carrera, cual millenial con las ganas de comerse todo (y a todos), decidí mudarme a algún lugar lejos, nuevo, donde nadie supiera quien soy, ni siquiera yo mismo, y reinventarme. Durante esta transición, interminable a mi parecer, ya que el cambio es constante, decidí hacer algo por los demás. Pero ahí es donde una persona como yo enfrenta los principales retos de tratar de ser altruista. No estoy cómodo en situaciones o espacios de riesgo. Bueno, para que se entienda, no soy una persona que en una catástrofe saldrá corriendo, organizará a la gente, estará día y noche ayudando y salvando a todo el mundo. No, yo soy una persona que en situaciones complicadas, no funciona muy bien. Y como dicen por ahí, mucho ayuda el que no estorba, entonces yo muy tranquilamente, me retiro.

Resultado de imagen para find yourself

Así es que decidí ser voluntario. Dediqué mi tiempo libre a estar detrás de un escritorio, recibiendo visitantes de una clínica gratuita de ITS y de un centro QUEER que brindaba apoyo a la comunidad. Esto era muy cómodo, pero frente a verdaderas héroes salvando vidas con sus acciones, yo seguía pensando que mi trabajo no era suficiente. Y aquí vino la primera gran lección: ninguna ayuda, por pequeña que parezca, es insignificante.

Durante uno de mis turnos, recibí una llamada suicida. A un pobre chico lo habían corrido de casa por ser gay. Él lloraba inconsolablemente mientras yo trataba de no entrar en pánico llamando a la policía y consiguiendo ayuda para él. Antes de poder resolver la situación, el chico cortó la llamada. Me desesperé, traté de localizarle, alerté a las autoridades, fue muy poco el tiempo, nunca supe qué pasó después. Durante las semanas siguiente insistía en buscar en periódicos alguna noticia, algún indicio de que estaba bien, hasta que tuve que parar. Fue ahí cuando un momento de claridad llegó. Sí, las pequeñas acciones cuentan mucho y también salvan vidas, y sí, quiero conocer más para poder dedicar mi vida a ello.

Ahora llevo ya más de un año realizando esfuerzos para prevenir y eliminar la discriminación. Esta lucha puede ser muy ruda, cruel, y uno se entera de verdaderas atrocidades cometidas solo por el hecho de no entender a la otredad. Pero también, adentrarse en el tema de la diversidad humana es fascinante, pues “para gustos, hay colores”. Y de eso quiero hablarles.

Este será un espacio en donde podamos hablar de igualdad, diversidad y discriminación. Algo habré aprendido en estos casi 3 años que llevo en esto, pero también aprenderemos juntas y juntos en este diálogo. Y digo diálogo porque les invito a participar, este espacio será abierto, plural y controversial. Aquí podremos escribir lo que pensamos, sea políticamente correctos o no, cuestionarnos muchas cosas, aprender y crecer.

Aunque tengo ya algunos temas bajo la manga, en los comentarios pueden no solo dejar su opinión, sino también cualquier sugerencia de qué quieren que hablemos. Y quién sabe, de paso ayudamos mucho a alguien.

¡Bienvenidos! ¿De qué quieren que hablemos?

¡Sígueme en Facebook!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

4

3 Comentarios

  1. Anónimo
    11 octubre, 2017
  2. Martín balandran
    12 octubre, 2017
    • Luis Hidalgo
      18 octubre, 2017

¿Cómo ves?