Mr. Angel, transexual

Preferible vivir tu verdad que tu mentira. La historia de un transexual.

Ayer en la noche vi una película que trata sobre un homosexual que queda atrapado en el horror nazi y termina en un campo de concentración.

No soy consumidor de este tipo de dramas pero en esta ocasión, me eché toda la peli hasta el final.  Hay que atrevernos a ver lo que nos incomoda y en ocasiones, a rascarle a la historia para poder valorar el presente y no repetir el pasado.

¡Cómo me duele pensar en tanta gente que vive encerrada en su propia prisión. ¡La libertad es el triunfo de los valientes!

Si, todavía hay demasiada ignorancia sobre las “diferencias” y por lo mismo, hay discriminación e injusticias sobre el tema, pero es preferible vivir cada uno su vida, su verdad, que morir en el encierro de la mentira. ¡Cuántos prejuicios tenemos todos todavía! ¡Qué difícil es cuestionar nuestra vida, nuestras tradiciones, costumbres y creencias! Pero es indispensable.

Todos somos, en cierta forma, el reflejo de una sociedad, de un sistema de creencias con fecha de caducidad. Todo cambia por una simple y sencilla razón: todo evoluciona y cada instante nos brinda un aprendizaje. Los prejuicios no son únicamente menester de heterosexuales, son una benda que ciega los ojos de cualquiera.

Cada uno crecimos con educación distinta, con costumbres y religiones diferentes. Pero si con el tiempo no logramos ver más allá de ellos, de nuestro limitado mundo, entonces dudo que verdaderamente hayamos crecido. Tan sólo envejecimos.

Los moldes se hicieron para romperlos. Son tan sólo una base para tener un punto de partida, para comenzar nuestros cuestionamiento personal, para ir revelando “verdades universales” como el amor, el respeto y la inclusión. “La sabiduría es la capacidad de poder reconocer la verdad” porque todo cuanto existe es natural y normal. El que estemos acostumbrados a ver y vivir de cierta forma, no significa que lo que sea diferente a eso sea “anormal”, simplemente es distinto.

Nuestra libertad consiste en decidir lo que queremos vivir y nuestra felicidad depende de la fuerza que tengamos para ejercer nuestras libertades y respetar las de los demás.

Nos dijeron que lo diferente a lo que uno piensaes es “anormal” y hasta pecado.  Pero hay pecados que ya no pueden sostenerse con el desarrollo de la ciencia y el estudio de la vida misma.

Tanta gente sintiéndose culpable de su propia naturaleza y queriendo benerar a un Dios. ¡Qué concepto tan contradictorio!

Tanta gente renunciando a su propia vida por miedo a decepcionar a alguien, cuando lo único decepcionante es no atrevernos a vivir la vida que nos corresponde, agradecerla y ser felices con ella.

Es difícil quitarnos la benda de los ojos y tirar a la basura conceptos, aprender a ver con un enfoque distinto.

Ya se imaginarán la trama de la película: homosexuales asesinados, encerrados y obligados a avergonzarse de sí mismos.

Terminó la película y mi estado de ánimo no era el mejor. Entonces decidí continuar la noche con un documental porno.

Si son de las personas a quienes les gusta ver mundos, ideas e historias diferentes, se los recomiendo ampliamente. Seguro se incomodarán un poco y se pondrán a pensar demasiado. Pero creo que esto es siempre un gran ejercicio.

 

 

¿Cuántas veces has querido renunciar a tus diferencias?

¿Cuántas veces has discriminado a alguien por sus diferencias?

Y como mi papá un día me dijo: “Chavo, todas esas cosas de las que mucha gente se escandaliza, han existido toda la vida. Sólo que hoy ya no pueden ocultarse”.

¿Te crees muy normal?

Sí, mientras todos seamos diferentes, seguiremos siendo normales.

 

 

¡Sígueme y arriba el ánimo!

@SalvadorNop

Facebook Page

Youtube

¡Suscríbete!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

 

Sin Comentarios

¿Cómo ves?