Marcha Gay México 2014

Mi reflexión. Lo que se vio y no se vio en la marcha del orgullo gay 2014, Ciudad de México

Este sabado 28 de junio del 2014 disfrutamos de la marcha gay número 36 en la Ciudad de México .  Me tocó vivirla contento pero me hubiera gustado encontrarme con mucho más gente. A las 12:00pm llegué al Ángel de la Independencia y ya había muchos personajes conocidos con los que platiqué, tomé fotos  y demás. La Supermana y yo comenzamos a avanzar pero los carros alegóricos quedaron muy atrás de nosotros. De hecho, jamás los vi. La verdad es que me frustró un poco pero el recorrido que me tocó fue bastante alegre y colorido. No vi ningún pleito ni inconveniente, lo cuál me dio muchísimo gusto. Gente caminando con letreros, pancartas, cada quien manifestándose en su muy personal estilo.

Organizaciones, grupos, instituciones, gente LGBTTTIQ y también heterosexuales apoyando la causa. Como siempre, la polémica que ocasiona el que algunos vayan a manifestarse para exigir derechos y el que otros le demos más peso a ir a divertirnos y contagiar alegría. Todos tenemos personalidades distintas y creo que lo importante es ser congruentes con ello. Por su puesto, lo más importante es hacer visible la diversidad, las diferencias y exigir derechos por igual. Sin embargo, creo que en la marcha debe haber siempre de todo porque entre todos le damos forma y sentido. Cada uno aportanto algo diferente.

En lo pesonal, la marcha me parece un carnaval alegre en el que también se tocan temas de vital importancia como los derechos humanos. Sin embargo, este tema es un trabajo de todos los días. Parte de mi vida es apoyar el esfuerzo de tanta gente por mejorar nuestra calidad de vida. Aprovecho para expresar mi más sincero  agradecimiento.

Es difícil marchar con toda libertad y plena alegría porque únicamente podemos ver el exterior de cada persona.  Muchos de los prejuicios, tabúes y resistencias de los que nos quejamos, lamentablemente también son parte de nosotros y se vuelve una lucha interna constante que, sin duda, ocasiona dolor. Por un lado: la educación que recibimos desde pequeños, las normas de sociedad. Por otro: lo que cada uno sabemos que somos y sentimos, que en muchas ocasiones se contrapone. No es fácil.

Creo que la gente que siempre es más criticada, que viste de manera estrafalaria y quizás para mucos “de mal gusto y vulgar”, debería verse con otros ojos. Porque quien juzga únicamente por lo que ve, demuestra su falta de corazón y su exceso de ignorancia.

Cada año que asisto a la marcha, aunque me divierto mucho, termino muy pensativo, reflexivo y un tanto bajoneado.  Esto al ver las reacciones de la gente ajena a nosotros o incluso, de gente de nuestra misma comunidad. No se trata de hacer demasiado caso ni prestar tanta importancia a la opinión de los demás, pero creo que todos tenemos un poco de razón y un cachito de verdad. Tengo el defecto de darle demasiadas vueltas a las cosas.

Mi conclusión a todo siempre es esta: “la vida es perfecta tal cual es”. Cada uno tenemos un personaje, un papel distinto en la película de la vida y lo mejor que podemos hacer es ser nosotros mismos para poder interpretarlo de la mejor manera. Estar abiertos siempre a la reflexión, al cambio, al aprendizaje y continuar siendo congruentes con eso. Todos somos diferentes porque es la única forma de poder enseñar y aprender algo de los demás. Lo que nunca debemos olvidar es que por dentro todos tenemos un corazón igual que funciona de la misma manera. Cada uno viviendo sus propios procesos, cada uno luchando por disolver el dolor y la frustración que ocasiona la ignorancia. Pero la única manera de alcanzar la sabiduría es vivendo la vida, atreviéndonos a ser y permitiendo ser a los demás.

No voy a mencionar nombres, pero hubo figuras públicas, en especial una actríz de telenovelas que durante la marcha estuvo twiteando comentarios bastante ignorantes y despectivos. Insisto: no podemos dejarnos llevar únicamente por las apariencias, porque podemos terminar atrapados en nuestras propias resistencias.

Hace algunos años pensaba muy distinto a como lo hago hoy. Criticaba a la ligera, me molestaban muchas cosas que suceden en la marcha del orgullo gay y era porque no asistía y no me daba la oportunidad de entender, de sentir.

Sin duda, la marcha me parece un extraordinario ejercicio de diferencias, una maravillosa oportunidad para romper resistencias y abrir mucho más la mente y el corazón. Marchar es manifestarnos, hacernos visibles, decirle a la gente que existimos todos en un mismo mundo, que todos tenemos derecho a expresarnos y que debemos aprender a convivir en paz, como seres humanos que somos.

Aunque la gente me ve siempre sonriendo, como persona, al igual que todos, tengo conflictos internos. Soy inseguro y estoy trabajando por no afectarme con la opinión de los demás, incluso por lo estricto que soy a veces conmigo mismo. Quizás por esto tengo la capacidad de entender y sentir a mucha de la gente que marcha. No somos únicamente lo que se ve.

Cuando me siento contento, me vuelvo libre y busco siempre la forma de divertirme, de sacarle una sonrisa a los demás. Esto me sucede cada año en la marcha. Entonces saco mi verdadera personalidad, me quito un poco de ropa, juego con mis fantasías y siento que el mundo es mío. Comparo esta sensación con la de estar en una playa nudista.

Sin embargo, después dudo y pienso que debería salir a manifestarme por los derechos igualitarios de forma más seria, bien vestido. Porque en esta sociedad hay que encajar en muchos moldes para poder obtener respeto y credibilidad.

Esta es mi reflexión personal después de cada marcha. Esto es lo que llega a bajonearme y no se si haya gente a quien le suceda lo mismo. Pero como uno no debe quedarse atorado y debe encontrar motivos para segir avanzando, mi justificación es esta:

mientras la alegría, la libertad, la honestidad y el respeto sea lo que me mueva a hacer las cosas, siempre será muy válido. Porque hay algo de lo que estoy convencido:

Un mundo de un sólo color, con un sólo sabor, con gente uniformada por dentro y por fuera, debe ser horrible y nunca un buen lugar para vivir.

En cierta forma, todos queremos tener siempre la razón y por eso vivimos en tanto conflicto. La razón siempre será relativa, pero la Verdad siempre será una, sólo que repartida en cada partícula de vida y por lo mismo, expresándose de distinta manera.

Esta única verdad creo que se llama: AMOR.

Un abrazo enorme, cariño y agradecimiento a todos los amigos que me encontré durante el recorrido de la marcha, a quienes me leen y ven mis videos, a todos los que estamos siempre en contacto y comunicación.

¡A sonreír de nuevo y a disfrutar quienes somos!

 

¡Sígueme y arriba el ánimo!

@SalvadorNop

Facebook Page

Youtube

¿Ya eres parte de la nueva red social  Gay – Lgbt? ¡Descarga la app!  MOOVZ 

 

Marcha Gay México 2014

Marcha Gay México 2014

 Marcha Gay México 2014

Enrique Torre Molina y Johnny Carmona Marcha Gay México 2014

Pepe y Teo en Marcha Gay México 2014

Guimel en Marcha Gay México 2014

Marcha Gay México 2014

Marcha Gay México 2014

Marcha Gay México 2014

Marcha Gay México 2014

Jaime Kohen en Marcha Gay México 2014

Marcha Gay México 2014

Marcha Gay México 2014

Siupermana y Salvador Nunez Marcha Gay México 2014

Marcha Gay México 2014

Marcha Gay México 2014

Marcha Gay México 2014

Marcha Gay México 2014

Marcha Gay México 2014

MOOVZ, RED SOCIAL GAY

 

6 Comentarios

  1. Vero Munoz
    30 junio, 2014
  2. Carlos Niño
    30 junio, 2014
  3. Evian77
    30 junio, 2014
  4. Juan Carlos Ibarra
    30 junio, 2014
  5. Anónimo
    30 junio, 2014
  6. agustin
    30 junio, 2014

¿Cómo ves?