Lo radicalmente malo que los padres les hacen a sus niños…

Cuando somos niños, nuestra memoria es impresionante. Absorvemos cualquier información como esponjas. La gente mayor muchas veces habla por hablar sin considerar que quizás eso que te dicen al llegar de la escuela, aventar tu mochila al sillón e ir a buscar tu juguete favorito, puede marcarte de por vida. Es absurdo que el mundo trate de volver diferente a la gente encasillándola en moldes que lo único que han traído a la sociedad a través del tiempo es rencor, dolor, enojo, frustración y sufrimiento.

La mayoría de los padres mutilan las emociones y sentimientos de sus hijos al limitarlos en sus gustos, inquietudes y actividades. Al niño que quiere jugar con muñecas le dicen: “deja eso, que es para niñas”. A las niñas que van detrás de los cochecitos les gritan: ¿Te crees niño o qué te pasa? ¡Ve por tus muñecas!

Y así van “mal educando” a sus hijos haciéndolos crecer frustrados e incompletos. Y claro, de grandes nos preguntamos: ¿por qué tendremos relaciones enfermizas y disfuncionales? ¿Por que nos apegamos tanto a la pareja y nos queremos morir cuando nos dejan?

Nos crecieron haciéndonos creer que estamos incompletos. Entonces el niño cuando crece busca contactar con su parte femenina a través de otra persona y las niñas desesperadamente buscan su parte masculina en un novio. Todos necesitamos sabernos y sentirnos completos.

El que los niños jueguen con cochecitos o muñecas no tiene nada que ver con sus futuras preferencias sexuales. Eso no determina si serán heterosexuales, homosexuales, bisexuales, transgénero , etc.

En el caso de la gente gay, son otros los conflictos con los que muchos crecemos debido a que nos hacen creer que estamos mal, que nacimos defectuosos.

Si, debe ser difícil romper moldes, creencias, tradiciones y soltar resistencias. Quien carece de sensibilidad no se cuestiona y vive atrapado en el mundo de la forma y las imágenes. Esta gente siemprecrea caos y sufrimiento en su vida y a su alrededor. Quien vive desde sus emociones y sentimientos honestos, quien sabe conectar con esa parte interior, puede percibir la felicidad y la esencia de un niño y lo educa permitiéndole ser él mismo. Pero esto resulta imposible si de niño mutilaron tu personalidad y te retorcieron al antojo de otro.

Ve este video:

 

 

¡Sígueme!

@SalvadorNop

Facebook Page

Youtube

MOOVZ.com    La Red Social LGBT

 

Sin Comentarios

¿Cómo ves?