lesbianas y gays

¿Lesbianas contra gays? Puntos fuertes y débiles de cada uno

Lesbianas versus gays o gays versus lesbianas (por aquello de la equidad). Por muy parte de una comunidad que somos, siempre ha habido y habrá una rivalidad marcada entre nosotros, ya sea porque los gays son muy liosos y directos o porque las lesbianas somos altamente (en ocasiones) hipócritas ante un espécimen homosexual masculino. Veamos a continuación una lista donde mencionaremos la interminable rivalidad de estos seres:

  • Punto número uno (suenan los redobles). El mentado gimnasio.

Y es que de cada 10 personas en los gimnasios 9 son hombres, osos, jotitos, pajaritas, activos, pasivos, pásele, pásele, abundan. Y la única mujer, no es lesbiana. ¿Qué pasa con nosotras hermanas de la lechuga? ¿Acaso no les gusta ejercitarse? Seamos sinceras, las que vamos, porque me incluyo, somos esa rara especie de lesbiana egocéntrica que vamos al gimnasio para gustarle más a la novia, porque a fin de cuentas no todo es amor y engordar juntas. Parte de que perdure la relación es que cuando te vea tu novia diga: ¡todo eso me estoy comiendo! y/o viceversa. Pero y ¿las demás? Y es que ya sea que ponemos mil pretextos como el trabajo, la novia, el precio, que no nos ejercitamos y dejamos que nuestras carnes tomen vida y se acomoden de acuerdo a la mala calidad de alimentación y cuidado que llevamos.

En este caso, ¡punto para los gays!

  • Las y los obvios

En la actualidad, hemos quitado muchos estereotipos respecto a “mira ahí viene una lesbiana”, chica cabello corto, ropa holgada, actitud varonil y el “mira, ahí viene un gay”, hombre, afeminado. Y aunque, algunos todavía adoptan esas actitudes (muy respetables), se ha ido rompiendo el paradigma, ya que podemos ver dos chicos súper masculinos o dos chicas súper femeninas, que de no ser porque se toman de la mano o tengas un radar homosexualísimo, no sabrías que son pareja o que son gay y lesbiana, respectivamente.

En este caso, declaro empate.

 

  • Lios@s a la vista

 

Este punto venenoso es donde no sabemos a quien darle el premio y es que en nuestra larga o corta vida, hemos sido unos hijos de vergoglia cuando se trata de ser liosos. Caso de lesbiana a gay. Llega el amigo o conocido: ¡Mana! Qué crees ese hijo de la chi…creo que me está poniendo el cuerno, a lo que la amiga contesta: deben ser suposiciones tuyas, habla con él, todo tiene solución. Definitivamente, las mujeres tenemos más tacto y casi siempre buscaremos una respuesta positiva, llámenle instinto maternal o el famoso sexto sentido. En el caso de de gay a lesbiana, mismo caso, respuesta del amigo: no mames, primero vamos y le partimos su mami a la piruja, luego nos embriagamos y te buscamos unas nuevas chichis jajajaja. Los hombres, casi siempre buscarán una solución sencilla que no te complique la vida, pero dándole ese toque ponzoñoso.

Así pues, ¡punto para los gays!

 

  • Y el mejor vestido va para.

 

Todos somos parte de una sociedad consumista y compramos a lo güey sin consultar si nos va bien o mal. Sin embargo, hay lesbianas y gays que te hacen voltear por su buen gusto en la ropa y no me refiero a que lleven ropa carítsima, sino que saben perfectamente combinar y contrastar colores o simplemente tienen un estilo bien definido que los y las hace resaltar de entre todo el montón. No puedo darle el punto a ninguno de los dos ya que a cada uno usa lo que le acomoda.

Declaro: empate

 

  • Corazón de condominio

 

Ay, ay, ay, como diría la tesorito. Una difícil decisión, ya que antes era bien sabido que los hombres eran más promiscuos que las mujeres, que les encantaba dejar su polen regado a diestra y siniestra pero ¿qué pasó con las hermanas lesbianas? Y es que con la aparición de las “todas mías” se ha incrementado el porcentaje de infidelidad, acostón y besuqueo entre las muchachitas, así también, porque las nuevas generaciones vienen muy aceleradas.

Declaro: empate

 

A pesar de las grandes diferencias que a veces existen entre nosotros, siempre seremos parte de esta hermosa comunidad diversa y que al final, no podemos negar que toda lesbiana tiene un mejor amigo gay y todo gay tiene una mejor amiga lesbiana.

Y tampoco debemos olvidar que más allá de nuestra orientación sexual, somos seres humanos aprendiendo de la vida.

Sígueme en twitter: @panochabacanito

¿Ya tienes la app. de Moovz?

Sigue mis publicaciones en este blog y el blog en Facebook

Sin Comentarios

¿Cómo ves?