cosas que suceden en los banos de mujeres lesbianas

Baño de mujeres, celos, micheladas y tequilas…

Según ellas, llegaron muy temprano al antro que anunciaba “Jueves de less night”. Pidieron una michelada de caguama “nomás para empezar”.

Platicaron, se rieron, brindaron, bebieron y se besaron. Luego de 20 minutos ya no tenían alcohol. Otra michelada.

Era una noche “de desestrés”, de convivir con las amigas; de pasarla bien. Bailaron, otra vez rieron, se abrazaron y se volvieron a besar. Más parejas de mujeres llegaban al lugar.

Ellas estaban perdidas, la una con la otra.

Otra vez ya no hay alcohol ni tampoco micheladas. Ahora son shots de tequila. Pagaron 280 pesos por cuatro caballitos y cada una se tomó dos en menos de tres minutos.

Pasan de las risas a las carcajadas. Intentan bailar, se acarician; están seguras de su lado femenino.

Una se acerca a la otra y le dice algo al oído. Se aleja sorteando a las demás chicas y por fin llega al baño de mujeres.

Ella regresa del baño y abraza por detrás a su compañera sin que se dé cuenta. Hay otros cuatro shots de tequila.

Ahora es el turno de la otra de ir al baño de mujeres. Sólo han pasado unos cuantos minutos pero para su acompañante parece una eternidad. Decide ir a buscarla.

Cruza la pista de baile y algunas miradas. Entra al baño de mujeres.

Pasa el tiempo y ninguna de las dos sale. Ya sonaron tres canciones y una mujer con cabello corto y vestida con camisa a cuadros sale apresurada del baño de mujeres.

-¿Y esa pendeja quién era?, le pregunta en tono enérgico a su compañera.

-No sé, me preguntó algo, le responde la otra.

-¿Quién era?

-Ya te dije que no sé. ¡Suéltame, me estás lastimando!

-No soy pendeja. ¿Quién era?

-Que me sueltes. Me estás lastimando

-Ahí te ves

-Espérate, que no sé quién era.

Una persigue a la otra a la salida del lugar. Los shots de tequila esperan a que ellas regresen.

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

14

Sin Comentarios

¿Cómo ves?