las incongruencias de la comunidad gay, lgbtttiq

Las incongruencias de la comunidad LGBT

Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando. Soñar con libertad, soñar con la justicia, soñar con igualdad y ojalá ya no tuviera necesidad de soñarlas.
Martin Luther King.

La Comunidad LGBTTTIQ, una de las comunidades más perseguidas y juzgadas en esta era, siempre se ha caracterizado como la comunidad del color, de la amistad, del amor y de la unión de los seres sin importar religión, color de piel, nivel social y económico, sin olvidar las diferencias sexuales, gustos y apariencias, entre muchas otras cosas más. La comunidad LGBTTTIQ es sin duda una de las comunidades que se caracteriza por respetar las diferencias, tanto de sus integrantes, como de la misma sociedad en general.

Me gustaría estar viendo sus caras mientras van leyendo… ¿Algo les suena a mentira?
Pues sí, la descripción anterior es un sueño que muchos tenemos porque todavía estamos muy lejos de ser el ideal mencionado.

Se supone que vivimos pidiendo aceptación en la sociedad, en la política, en las redes, en la vida cotidiana. Haciendo siempre hincapié en que “Nadie es más ni menos por ninguna razón. Somos todos diferentes pero merecemos igualdad de derechos”.
Pero como dicen por ahí, no seas candil de la calle y oscuridad de la casa.

Una sola palabra explica lo que realmente sucede dentro de la comunidad, DESIGUALDAD.
Que si eres de diferente color de piel, que si eres de otro país, que si eres pasivo, que si eres afeminado, que si no vistes a la moda, que por dónde vives, incluso he conocido gente que discriminan por el gimnasio al que van las personas. Suena tonto, ¿no?

Lo sé, es exageradamente tonto, pero así es la sociedad en estos días, un poco quebrada diría yo. Personas como las transexuales, las trasvestis o incluso las personas que aún no salen del closet, son quienes más sufren en ocasiones esta desigualdad, esta agresión de quienes dicen ser “sus iguales”.

Sé que la comunidad aún tenemos mucho que trabajar de manera interna, pero no creo que sea “lógico” ni congruente pedir igualdad cuando entre nosotros todavía no existe y eso se nota.
No hace mucho me puse a ver varios videos de ciertos Youtubers, unos mexicanos, otros extranjeros, todos latinos, todos humanos, y al leer los comentarios… ¡casi me voy de espaldas! Tú sabes a qué tipo de comentarios me refiero.

Si crees que eran comentarios positivos, te equivocas.  Podemos tener diferentes opiniones y argumentos, pero procuremos que estas diferencias tengan una base y no que se basen en el insulto, en la agresión. De un 100%, el 70% de los comentarios eran de odio, de racismo, de xenofobia, de competencia. No generalizo, pero la mayoría de los comentarios eran de este tipo.

“Si no tienes nada bueno que decir de algo o de alguien, mejor no digas nada”.

¿Será que algún día la gente entenderá el sentido de esta frase?

¿Será que algún día comprenderán lo que significa la verdadera libertad?

Lo que sí es un hecho es que antes de recalcar los aspectos negativos de la Comunidad LGBTTTIQ, hay que dejar bien claro que somos seres humanos y como tales, TODOS tenemos mucho que aprender, porque los heterosexuales no se quedan atrás.

Parece que la humanidad todavía está en pañales y no entendemos lo que significa el RESPETO.

¿Tú qué opinas al respecto?

Escríbemelo en los comentarios y comparte este artículo en tus redes sociales. 😉

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

 

2

Sin Comentarios

¿Cómo ves?