salir del closet, aceptar la homosexualidad, tanatologia

El Duelo De Aceptar La Homosexualidad. ¿Qué hacer?

Darnos cuenta en una determinada etapa de nuestra vida, ya sea en la niñez, la adolescencia o incluso en la adultez, que tenemos una orientación homosexual, bisexual, lésbica o simplemente no heterosexual, no es una tarea fácil. En primera, porque reconocer que tenemos deseos y sentimientos hacia personas de nuestro mismo sexo, cuando siempre se nos hizo ver que está mal, en muchas ocasiones nos hace sentirnos avergonzados de nosotros mismos.

La búsqueda y aceptación de nuestra identidad es difícil en un entorno en el que estamos expuestos a escuchar comentarios y bromas con respecto a la homosexualidad. Además, la presión se duplica con la familia, quienes representan la unidad social más cercana que tenemos y por lo tanto, la fuente de todas sus expectativas y deseos que de alguna manera han sido depositados en nosotros  y esperan que se cumplan.

Resultado de imagen para hombre preocupado

Al no contar con información adecuada al respecto, es de esperar que encontremos actitudes de aislamiento, de poca expresión, rebeldía, mala conducta hacia los demás, propiciando que mantengamos escondido parte de nuestro ser, parte de quienes somos, y es por eso que empezamos a vivir un duelo por nuestra orientación sexual.

Llegamos a adoptar conductas y actitudes heterosexuales de manera exagerada para pretender hacer creer a los demás y por qué no, a nosotros mismos, que somos “normales”. Eso es es lo que yo llamo la Etapa de la Negación.  Pasamos por ciertos momentos de incertidumbre, de no saber lo que pasa, llegándonos a flagelar y lastimar al preguntarnos ¿Por qué me pasa esto a mí? Sentimos enojo hacia nuestra propia naturaleza (Etapa de Ira) dónde se desencadena una lucha interna por querer ser auténticos, ser fieles a nuestros ideales, pero a su vez, queremos ser aceptados en la familia y en la sociedad, acatando sus reglas y normas.

Recurrimos a literatura, psiquiatras, pensamientos filosóficos, pensamientos religiosos para poder pertenecer a un lugar que no es para nosotros (Etapa de Negociación). Creemos que si encontramos esa “cura o promesa milagrosa” podremos ser felices y plenos, pero es inútil, ya que después de haberlo probado todo, no encontramos el cambio anhelado, lo que nos da pie a vivir la siguiente Etapa, la Depresión.

Desde el aspecto tanatológico, la depresión es una etapa muy delicada debido a que nos enfrentamos a tasas altas de suicidio entre homosexuales hombres o mujeres, representando aproximadamente un 5% dentro de la población juvenil. Todo esto se debe en gran medida a que asumimos las actitudes y conductas de menosprecio, al autorrechazo, los cuales van rasgando de una manera importante nuestra vida y por lo tanto, nuestra existencia. Darse cuenta que uno tendrá que renunciar a un estilo de vida que se considera “normal” es un proceso difícil y doloroso, porque también en algunos casos se pierde el afecto de familiares e incluso amistades. Por estas razones, en esta etapa el apoyo tanatológico  es muy importante, brindar una nueva visión a quien ya está cegado por la depresión para que pueda darse cuenta todo lo maravilloso que tiene la vida, todo lo valiosos que somos TODOS por el simple hecho de ser HUMANOS.

Podemos llegar entonces a la última Etapa, la Aceptación o mejor dicho: SALIR DEL CLOSET, y es que solo cuando te asumes tal cual eres puedes tomar las riendas de tu vida, poner las cosas en su lugar. Si bien en un principio la familia no sabe cómo reaccionar, actuar, exponerlo u ocultarlo, tú al aceptarte y reconocerte, ayudarás a las personas que para ti son importantes a que lo acepten y comprendan, porque tú ya has luchado con la duda, la vergüenza y el temor antes que ellos, por lo que será más fácil que los tomes de la mano y comprendas desde el amor,  que ellos vivirán su duelo al igual que tu  (enojo, negación, tristeza, culpa y finalmente, si todo sale bien, la tan anhelada aceptación).

No tengas miedo a reconocer y aceptar tu naturaleza, recuerda que estamos hechos a semejanza de algo perfecto, así tal cual eres, eres único y valioso.

Si estás pasando por este proceso de duelo o conoces a quien lo esté haciendo y necesitan ayuda, recuerda que puedes contactarme por medio de mis redes sociales y correo electrónico donde con gusto te orientaré.

ociel1988@hotmail.com

Te recomiendo el siguiente libro:

Marina Castañeda. La experiencia homosexual (Para comprender la homosexualidad desde dentro y desde fuera) Paidós.(1a Edición) 1999.México 2009.

Comparte este artículo en tus redes sociales.

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

3

Sin Comentarios

¿Cómo ves?