discurso homofobico esteban arce

El Discurso Homofóbico de Esteban Arce y La Chica Que Lo Puso En Su lugar

De pronto revisas tu Twitter y te topas con el video del discurso homofóbico que Esteban Arce, conductor de televisión, ofreció en el Segundo Congreso Universitario en el Centro de Convenciones de San Luis Potosí, México. Su ponencia llevaba el título: “Valores, familia y libertad de expresión”.  Él dice que le cuesta trabajo hablar de estos temas porque no es políticamente correcto, a mi me cuesta trabajo escucharlo porque me parece honestamente vacío, ilógico, tendencioso, insensible y sin fundamento.

También me cuesta mucho trabajo comprender que la gente no se cuestione, que asuma que únicamente sus creencias son las correctas. En efecto, todos somos libres de creer y expresar lo que queramos, pero me es difícil comprender que una persona relativamente joven y con cierto grado de educación y cultura sostenga un discurso tan cerrado y sobre todo, desinformado, sin ninguna base científica.

¿Por qué será que tanta gente ignore el significado de las palabras “evolución” y “amor”?

Los que se cierran a querer ver tan solo un modelo de familia, en su mayoría son gente religiosa. La cuestión es que, si efectivamente creen en un Dios personal, me extraña que lo entiendan como la contraparte del amor y la compasión.

Para mucha gente, todo lo que no está bien visto en ciertos libros escritos por el hombre o lo que simplemente no comprende, está equivocado, es antinatural, es cosa del diablo. ¿Qué no correspondían estas actitudes a los tiempos del ocultismo y la “santa” inquisición?

¿Seguirán cometiéndose los peores crímenes en el nombre de Dios?

Afortunadamente la evolución existe, la juventud se impone y el amor se hace escuchar.

Les comparto el discurso de Esteban Arce y la respuesta que le dio una joven presente entre el público.

Y aquí otra respuesta de un joven…

 

Crecí en una familia católica que me inculcó principios, valores y me dio educación. Lo agradecí y fue mi punto de partida para enfrentarme a la vida, pero afortunadamente Dios también me dio un corazón y cerebro para ver más allá de mis ojos, para cuestionar y cuestionarme, para comprender que quien se queda atrapado en el mundo de la forma, vive de manera limitada, vive en una prisión.

El brillante señor Arce apoya su modelo de famila y la naturaleza del ser humano diciendo:

Solo hay perros y perras, no perris.

¿Qué opinan sobre el discurso?

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

1

Un Comentario

  1. Federico
    12 septiembre, 2017

¿Cómo ves?