Ley anti gay en California. Matthew McLaughlin

El abogado que propone Ley para ejecutar a homosexuales

Foto: elespectador.com

No deja de impresionarme lo absurdo, irracional e iracundo del ser humano. A estas alturas ya me dan risa este tipo de notas. Si uno quiere seguir sintiendo amor, debe aprender a vivir con humor.

Lo más impresionante es que personajes como este, sustenten su homofofia en su propio Dios, que conciba a su “Ser Supremo” como un homicida y que sienta temor de él. Lo que queda muy claro es que el abogado Matthew McLaughlin de la oficina del fiscal general de California, EE.UU acostumbra aprenderse textos y leyes de memoria sin cuestionarse absulutamente nada.

Además, me da mucha risa que justo en California sea propuesta la “Ley de supresión de sodomía”. Como ahí casi no se ven homosexuales…. Quizás la idea sea reducir considerablemente la población  del estado o la contaminación por el exceso de automóviles, pero lo que creo que más se reduciría sería la economía. Además, gran parte de la población de California que ha decidido cambiar sus hábitos para tener una vida más sana, es homosexual.

No entiendo la molestia de McLaughlin por el uso que cada persona decide darle a su cuerpo, particularmente “a su culo”. Quizás no sea tanto esto lo que le incomode sino el miedo que le tiene a su Dios, un Dios que, según él,  puede pensar en asesinar seres humanos tan sólo por vivir su naturaleza, una naturaleza que, en dado caso,  él mismo les ha concedido.

En fin, no me gusta tocar temas religiosos, pero podríamos acercarle a este “abogado” el siguiente  link en el que se comprueba cómo la Biblia incita al racismo, la xenofobia, la homofobia y el antisemitismo.

Ojalá este texto llegue a tantas personas que han reprimido toda la vida su homosexualidad basados en los mismos absurdos fundamentos de Matthew McLaughlin.

Señoras y señores: “Si tenemos un cerebro es para utilizarlo, para pensar, para reflexionar, para tomar conciencia de nuestra propia existencia y de la vida misma, no para creer los cuentos de alguien que decidió un día escribir sus propias ideas, ignorancias y resistencias con el fin de manipular a los pueblos infundiéndoles miedo”.

Aquí les va esta inteligentísima propuesta registrada y abierta a comentarios en la página de internet de la Procuraduría General:

“El abominable crimen contra la naturaleza conocido como sodomía es un mal monstruoso que Dios todopoderoso, dador de libertad, nos ordena reprimir so pena de nuestra destrucción total, así como destruyó Sodoma y Gomorra”. ¡WTF! ¿En dónde quedó la libertad?

Afortunadamente la propuesta, que tiene muy pocas probabilidades de avanzar (necesitaría 360.000 firmas) y fue presentada por el abogado Matthew McLaughlin de la oficina del fiscal general de California la semana pasada.

Aquí les va otra maravillosa frase:

“Dado que es mejor que los delincuentes mueran antes de que todos nosotros seamos asesinados por la justa ira de Dios (…) el pueblo de California pide sabiamente, en el temor de Dios, que cualquier persona que voluntariamente toque a otra persona del mismo sexo para obtener satisfacción sexual debe morir de un tiro en la cabeza o por cualquier otro método conveniente”, escribió.

McLaughlin, quien pagó una tarifa de 200 dólares para presentar esta propuesta de legislación llamada “Ley de supresión de sodomía”, no estaba disponible para hacer comentarios.

La dirección presentada por el abogado en su propuesta es Huntington Beach, una localidad al sur de Los Ángeles conocida por ser un refugio republicano en la democrática y socialmente liberal sociedad californiana.

California, así como otros estados estadounidenses, suele hacer consultas por referéndum en ocasión de las elecciones, aunque para ello las iniciativas tienen que conseguir un mínimo de firmas.

En fin, pido un minuto de risa para suavisar un poco la estupidez.

¿O ustedes queé opinan?

regadera, chavos, gay, pareja, divertido

Seguimos compartiendo en este blog y mis redes sociales:

Facebook

@SalvadorNop

Moovz

Youtube

 

Un Comentario

  1. David Hernandez
    5 marzo, 2015

¿Cómo ves?