Cuando al Gaydar se le acaba la pila… ¡Lamentable experiencia!

1
282

Uno de esos días que no esperas nada de la vida, vas hacia tu casa después de haberle chingado todo el día en el trabajo, tomas el camión de siempre y te mentalizas para que la hora y media que pasarás en el tráfico no se sienta tan pesada, así que te pones tus audífonos.

Dos paradas antes de que te bajes, sube una chica en tacones y jeans ajustados, es inevitable verla pues el viento mueve su cabello igual que el de Verónica Castro en ‘Mala Noche No’. Después de echarte el respectivo ‘taco de ojo’ vuelves a concentrar tu atención en el face.

De pronto sientes una mano en tu hombro, te quitas los audífonos y entonces puedes escuchar que te pide permiso para pasar y se sienta a tu lado. Minutos después, te pide la hora y aprovecha para preguntarte qué estas escuchando, pero pronto tienes que bajarte así que, medio le contestas, te levantas y empiezas a luchar contra la gente para que no se te pase la parada.

Cuando estas en tierra firme, su intensa mirada provoca que voltees hacia el camión, te guiña el ojo y se despide con una hermosa sonrisa…  F*ck!!!! Tengo que dejar cargando mi Gaydar toda al noche!!!! :/

#laneta hasta yo que soy Femme, puse en duda que una Lencha pueda ser femenina (yo y mis prejuicios… ¡¡qué fuerte!!)

Estaré compartiendo mis historias en este blog. Síguelo en Facebook

Sígueme @SoyLunetta

Nos vemos en Moovz

¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


1 COMENTARIO

  1. Y es que a veces los estereotipos de lesbianas nos encasillan y el instinto se va durmiendo. O también me ah pasado que siento confundirme con lo que deseo ( gustarle a X chava) y no se si la chava me da señales o mi mente me juega malas pasadas!!!! T.T

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
Todos tenemos mucho que decir. Gracias por leernos y por compartir nuestra información cuya intención es siempre ayudarte a "Vivir Mejor".