Conchita Wurst

Conchita Wurst rompe esquemas incluso entre gays.

Todos sabemos que Conchita Wurst es la sensación por haber ganad el festival de música de Eurovisión. Pero su triunfo es mucho más que eso. Su victoria por sobre todos los competidores y países nos viene bien a todo el mundo. Como siempre, habrá a quien le parezca una ridiculez y a quienes nos parezca una maravilla. Lo que es indiscutible es su arte, sensibilidad y talento.

Hace algunos meses, mi forma de ver muchas cosas dentro del mundo gay era diferente. Hoy mi visión se ha expandido y por lo mismo, me siento mucho más libre y contento.

He escuchado todo tipo de comentarios sobre Conchita; “la diva barbona”. Me ha llamado la atención escuchar algo de una persona gay y muy cercana:

“es una exageración, no es necesario todo su show para llamar la atención, yo no me identifico con eso, no hay que volverse un freak”. Como siempre, toda postura y opinión es respetable. Sin embargo, sin tocar el tema transexual, mucha gente no puede comprender que lo que el mundo necesita es “ver”. Es familiarizarse con la diversidad, con las diferentes formas y preferencias de cada ser humano. Es momento de romper moldes ante los ojos del mundo, de escandalizar un poco, de mostrar y exaltar las diferencias siempre y cuando no interfieran en la libertad de otros.

“Lo que no se ve, jamás se comprende”.

 “Quien vive callado, jamás será escuchado”.

Este hombre-mujer con rasgos femeninos y con barba ha demostrado tener más huevos que cualquier heterosexual al mostrarse al mundo tal cual es, tal como ella se siente feliz consigo misma más allá de la opinión de muchos, de la crítica, de la homofobia, de la agresión de la gente ignorante carente de sensibilidad. Porque aunque no nos guste algo, debemos aceptarlo y aprender a vivir con ello. Ser y dejar ser.

Ojo:

Si algo te molesta de los demás en demasía es porque algo de eso no lo tienes resuelto en ti.

Estoy seguro que incluso mi mamá estará escandalizada diciendo: ¿qué cosa rara es esa? Espero de verdad no llegar a escucharla porque mi respuesta sería: el mismo que tú y que yo, sólo que con el pelo en diferente lugar y los huevos más grandes.

Esperemos llegar pronto a un mundo en el que cada ser humano pueda tener una personalidad respetada, una sexualidad libremente elegida y asumida.

 Gracias a toda esa gente que ha dedicado su vida a luchar por la libertad de muchos, por la apertura de criterios y por enseñarnos que uno puede lograrlo todo siendo como es.

¿Cómo has lidiado tú con tus diferencias? ¿Cómo has enfrentado el rechazo de la sociedad o de tu familia por aquello en lo que no han estado de acuerdo contigo?

Si algún día te caíste, es momento de que te levantes. Porque como bien dijo Conchita Wurst: ¡Rise like a pohenix!

Aquí les dejo su actuación y su gran mensaje:

 

 

¡Sígueme!

 

@SalvadorNop

Facebook Page

Youtube

MOOVZ.com   La Red Social LGBT

 

Un Comentario

  1. Abel
    15 mayo, 2014

¿Cómo ves?