nino gay

5 preguntas incómodas que martirizaron a niños y pubertos gay en los 80´s

Ahora los tiempos han cambiado, aunque no del todo. A muchos de nosotros nos sudaban las manos y hasta las… uñas, cada que nos hacían en las reuniones familiares o en la escuela, ciertas preguntas. Hoy pensamos que es muy fácil simplemente responder. Pero en aquellos tiempos en los que nos daba miedo que se enteraran de nuestras preferencias e inclinaciones, tenía uno que cargar con su “caopectate” en la lonchera para suavizar las incomodidades.

Y me refiero a preguntas como estas:

1 – ¿A qué equipo de futbol le vas? ¿Quién ganó en el partido de ayer?
Cuando a mi me hacían esta pregunta ponía cara astronauta en el desierto. Por lo general (sin generalizar), a los niños gays no nos interesaban los deportes y menos teníamos aptitudes para ellos.

2 – Mijito: ¿Y ya tienes novia?
¡Qué pregunta más desesperante! ¡Cuántos sufrimos de severas diarreas cada que en las reuniones familiares, la tía jodona preguntaba en voz alta: ¿Ya tienes novia, mi rey? Claro, hasta que llega un buen día que como yo, te hartas y con una voz más dulce y más firme que la de la tía, respondes: No tengo novia, tía, ¡tengo novio! Entonces el silencio se apodera del espacio, tú te das la media vuelta y te vas para que todos los preguntones se hagan bolas y disfruten esa respuesta que llevaban años esperando inconscientemente.

3 -En la escuela: ¿Cuál es tu grupo de música favorito?
No se si de plano me esté proyectando de lo lindo, pero a mi si me ponían en serios aprietos cuando me preguntaban de mi música o grupo favorito. Y es que debo aceptar que fui un cliché demasiado descarado. Cuando la respuesta que querían escuchar los niños bugas, para no molestarte era: Kiss, Nirvana, Oasis, etc… mi silencio significaba: Pandora, Flans, Ricardo Monataner.

4 – ¿Por qué no te gusta salir a jugar con los niños de la cuadra?
¿No les preguntaban esto a ustedes? Yo era de los que se quedaban encerrado en su cuarto. Mi respuesta debió haber sido: ¡Pues porque todos me dicen “puto”, mamá! Pero claro, el miedo nos vuelve brutos.

Y ya un poco más creciditos:
5 – ¿Por qué ya no viene a la casa tu único amigo, con ese que siempre estás?
¡Coño! Qué difícil fue no haber podido responder: ¡porque tronamos!

Y una muy fuerte que fue la que me hizo escribir este post:
Me acuerdo que en una ocasión me preguntaron de niño: ¿Y no te da miedo irte al infierno?
Lo fuerte es que ayer escuché por fuera de una escuela, a un chavito preguntarle a otro:: ¿Y no te da miedo ir a misa? Ja, ja, ja. #EsReal

Claro, hoy muchos nos morimos de risa leyendo esto, pero en su momento fue horrible.

Así que si usted que está leyendo esto, no es gay y tiene cierta sospecha de sus sobrinos, ahijados o familiares, evite hacer estas preguntas, porque hoy los niños si le van a dar tremenda respuesta para la que más le vale estar preparado.

Y si sabe que su víctima no le va a responder nada y se pondrá muy nervioso, entonces no lo joda, ¡porque se siente horrible!

P.D
Si tú que me estás leyendo le tienes miedo a estas preguntas, ¡ya despierta! La época del miedo por la diferente sexualidad ya pasó. Hoy todo mundo debe hablar abiertamente de todo sin miedos, prejuicios y mucho menos, culpas. Porque la sexualidad no se elige, ¡se disfruta!

¡Sígueme y arriba el ánimo!

MOOVZ .com

@SalvadorNop

Facebook Page

Youtube

Big+Gay+Al+and+Mr+Slave

 

8 Comentarios

  1. alejillotol
    12 agosto, 2014
  2. Anónimo
    12 agosto, 2014
  3. Carlos Niño
    12 agosto, 2014
  4. David
    13 agosto, 2014
  5. mando
    14 agosto, 2014
  6. Ulises
    29 noviembre, 2015
  7. A Peña
    29 diciembre, 2015
  8. Carlos
    30 diciembre, 2015

¿Cómo ves?