cuarentones, edad, chavorrucos

¿Por Qué No Aceptamos Nuestra Edad? ¿Te Asusta el Paso Del Tiempo?

Muchos hemos escuchado el término “chavoruco”, el cual hasta cierto punto es divertido, pero no es tan divertido cuando nos lo aplican a nosotros. ¿O si? Si te incomoda es porque la mayoría de la gente le da una connotación negativa, lo usa como bullying, como burla. Si no te incomoda, significa que no tienes conflicto con quien eres y con tu edad, que no te afecta la opinión de los demás. ¡Bien!

Pero ¿Quiénes son los “chavorrucos?

Son personas que comienzan a juntarse con gente más joven que ellos, que visten de un modo diferente al común denominador de su edad, es decir, con ropa que quizás se considera más juvenil y ya no se les ve del todo bien. Tal vez porque esta sea demasiado ajustada o de colores demasiado brillantes y ellos ya no tiene el mismo cuerpo que antes.

¿Tiene algo de malo ser “chavorruco”?
Personalmente creo que no. Hay que estar cerca de la gente joven para mantenernos jóvenes y es buena idea compartir nuestra experiencia. Todo es válido mientras estemos fluyendo con lo que sentimos y mientras lo que hagamos nos haga felices. Al final, eso es lo que todos deseamos, ¿no?

Creo que si internamente existe una aceptación hacia el cambio, hacia el paso del tiempo, uno puede ser feliz y entonces tenemos toda la libertad de expresar esa felicidad de la forma que sea. Uno de los privilegios de la edad debería ser el que dejara de importarnos la opinión de los demás.

Quizás la gente percibe la forma de vestir como un reflejo de congruencia con quien uno es en cada momento de su vida, pero la realidad es que, si no existe un ser humano igual a otro, entonces no creo que deban existir reglas, y si existen, soy de los que opinan que las reglas se hicieron para romperlas.

Es un hecho que con el paso de los años uno va sintiéndose diferente, ya no somos aquellos chamacos atrabancados, rebeldes e impulsivos, ya no nos vestimos para ir en contra de nadie ni tampoco para vernos como alguien más, pero reconozcámoslo, siempre queremos agradar a alguien además de a nosotros mismos, y eso me parece muy natural.

En muchas ocasiones nos genera conflicto reconocer frente al espejo que el paso de los años se nos nota y aceptar que los demás ya nos perciben como mayores. Tenemos cierto conflicto con cumplir años cuando no tiene absolutamente nada de malo, al contrario, es un privilegio.

A algunas personas, en lugar de generarles felicidad cumplir un año más, se les vuelve una pesadilla, y no porque tengan una mala vida, simplemente porque ven como algo triste y negativo el paso del tiempo. Tenemos tantas ideas absurdas en la cabeza… “No podemos sufrir por algo que resulta inevitable”. La naturaleza de la vida es el cambio, lo que se estanca se pudre. Aceptémoslo.

Lo único que debería de importarnos es mantenernos sanos, activos, tomar conciencia que nuestro estilo de vida del presente es la semilla de lo que seremos en el futuro. 

Una buena alimentación, una buena rutina de ejercicio, una dosis de aventura, amor e ilusiones siempre nos mantendrá sanos y felices. Está bien… unos buenos complementos alimenticios siempre ayudarán. Por cierto, ¡les recomiendo estos!  pero más adelante les platicaré sobre este tema y cómo la biotecnología nos está ayudando a frenar el desgaste del cuerpo, a conservar el aspecto joven y a conservar la salud. 🙊 😃

Una persona se hace vieja cuando abandona sus sueños, sus ilusiones, cuando se vuelve demasiado rígida, cuando se aferra a sus ideas y deja de escuchar a los demás, cuando deja de creer en el amor, cuando deja de creer en sí misma.

Una persona se hace vieja cuando vive la vida de los demás. PODEMOS VERNOS ESPECTACULARES A LA EDAD QUE TENGAMOS, solo tenemos que aprender a cuidarnos por dentro y por fuera, a cultivar la salud del cuerpo y también la del espíritu.

Ya hablamos de los adultos que quieren vivir como jóvenes, pero ¿qué opinan de los jóvenes que viven como esos adultos en los que nadie quisiera convertirse?

También existe el otro lado de la moneda, las personas que son sumamente jóvenes pero viven como esos adultos en los que nadie se quiere convertir. Esos jóvenes que se aíslan, que viven con miedo a arriesgarse, a quienes no les interesa ampliar su mundo.

Así como existen personas que se resisten a ser adultos, también hay personas que se resisten a ser jóvenes.

su criteriosin ganas de salir de su entorno social (si es que lo tienen), en resumen, dejando de vivir; y así como los adultos que no quieren ser adultos, hay jóvenes que no quieren ser jóvenes, por todo lo que conlleva. Cada papel juega un momento clave dentro de nuestra vida y debemos de vivirlo y aceptarlo al cien por ciento.

La conclusión de este artículo es muy sencilla, podemos llegar a cualquier edad brillando lo mayormente posible sin tener que fingir otra edad a la que tenemos. Disfrutemos cada etapa, cada momento sintiéndonos plenos. Si tú te sientes feliz siendo como eres, ¡felicidades! La gente feliz no malgasta su tiempo criticando a los demás.  

La edad es un privilegio, pero hay que hacer lucir bien la experiencia.  

Nos leemos en la próxima.

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

 

3

Un Comentario

  1. oscar gonzalez
    24 mayo, 2017

¿Cómo ves?