¿Te importa tu edad o tu experiencia? Cosas de TONES

¿Edad o experiencia? Dos palabras que le dan un sentido completamente distinto a nuestra vida.

La edad yo la relaciono con los números, los números son limitantes y los límites son castrantes, sobre todo cuando uno descubre que ha nacido para ser feliz siendo exactamente quien es. En cambio la experiencia es vida, momentos, sentimientos, emociones, anhelos, recuerdos, aprendizaje, libertades, es nuestra historia.

Hay gente que oculta su edad, que le avergüenza o preocupa tener más de 30 años. En realidad no creo que les avergüence, más bien les frustra no haber hecho más cosas en su vida, no haberse concedido mayores libertades. Y lo peor no es eso, lo peor es que ya no se las permitirán jamás porque los números los limitan demasiado.

La edad debería traducirse en libertades. El haber comprendido con el paso de los años que uno no tiene que rendirle cuentas a nadie más que a uno mismo, que es uno mismo quien enfrenta las consecuencias de sus acciones, que nacimos solos y moriremos solos, nos permite disfrutar nuestra existencia libremente y nos da el privilegio de poder decidir con quién compartirla. Pero eso es todo, nos compartimos con los demás, no nos damos a los demás.

¿Con cuántos prejuicios crecimos? ¿Cuánta de la educación que se nos inculcó nos llenó de miedos y desvió nuestro verdadero rumbo? ¿Cuánto cambiamos de nosotros mismos por darle gusto a alguien más?

Te tengo una gran noticia: Hoy puedes empezar a ser tú mismo en base a tu propia experiencia, hoy puedes empezar a vestirte como te de la gana y descubrir tu propio estilo, hoy puedes decidir a quién amar y con quien acostarte sin sentir culpas, hoy puedes diseñar tu propia forma de vivir en base a lo que amas, a lo que te apasiona, hoy empieza a sentirte feliz para no tener que martirizarte comparándote con alguien más, hoy tienes en tus manos el mayor de los regalos: tu libertad.

La verdadera libertad no es física, es mental, pero esto lo descubre uno con los años, con la experiencia. La edad no es nada más que una cuenta regresiva, una fecha de caducidad, una forma de medir el tiempo, ese tiempo que todos sabemos es una ilusión.

El tiempo pasa tan lento o tan rápido dependiendo el significado y la emoción que uno le de a cada cosa. Esperar 30 días a que lleguen las vacaciones se hace eterno, pero esos mismos 30 días pasan en chinga cuando uno tiene que pagar la renta y la tarjeta de crédito si no juntaste el dinero. ¿O miento?

Los números son maravillosos, el universo se crea a partir de números pero nosotros somos mucho más que eso, el cuerpo es finito, el espíritu es eterno.

Que la edad nos regale un espíritu de niños con la experiencia de adultos.

¿Te sientes demasiado grande para intentar algo en tu vida? Si la respuesta es sí, entonces tú vives desde tu edad y no desde tu experiencia.

¡Atrévete! Ya tienes la suficiente edad para olvidarte de ella.

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

 

3

Sin Comentarios

¿Cómo ves?