tones, treintones, cuarentones, gays en la playa

10 tipos de treintones. ¿Con cuál te identificas? TONES.

La mayoría de mis amigos son treinTONES o están próximos a cumplirlos. Al parecer, llegar a los treinta va de la mano con actitudes específicas en cada individuo; por ello, mirando Facebook, “el lugar de las vidas perfectas” y tomando al “azar” a algunos de mis amigos-contactos, pude identificar diez diferentes clases de treinTONES, y a modo de lavarme las manos, quiero decir que cualquier parecido con algún amigo-contacto que lea este texto, es pura y mera coincidencia. También aclaro que tengo más de 470 amigos-contactos en Facebook y un tercio de estos cumplen con la característica primordial: estar o ser próximo a entrar al club de los TONES. Así que esto va para todos.

EL ANDROPAUSICO: Ese que llegó a los treinta y cree que ya lo vivió todo,  que la vida ya le dio los suficientes argumentos para verbalizar verdades absolutas, su principal característica es la verborrea, cree tener siempre la razón y pensar que hace todo mejor que los demás.

EL ESTABLE: Desde que cumplió treinta tiene el mismo novio, no sé si el que de verdad quiere o el que pudo conseguir. No cambia de look, no cambia de empleo, no cambia de hábitos, su principal característica es que siempre hace hincapié en lo estable, cuadrada y maravillosa que es su vida.

EL DE ALTOS ESTÁNDARES: Tiene claro que tener novio y ser sexualmente pleno son dos cosas diferentes. Le gustan las ñangas (dícese ñangas a: tipos de pinta de peligrosa o dudosa procedencia) pero jamás para novio, los novios tienen que estar a su nivel y le tienen que medio gustar, lo importante es que se vea bien, vista bien, acuda a sitios bien y en general viva bien ($).

EL APOCALIPTICO: Desde que llegó a los treintas piensa que todo está perdido, en su diccionario la palabra esperanza aparece como una utopía, todo es un acabose, para éste no existen hombres buenos ni con buenas intenciones, para él todos los homosexuales están corroídos por la maldad, la perversión y la lujuria.

EL BUENO PARA NADA: Puede ser profesional, pero si acaso ejerció en las prácticas universitarias y anda sin trabajo, su comentario al respecto siempre es: “estoy sobrecalificado para ese puesto, no nací para tener jefes ni cumplir horarios, estoy esperando la oportunidad correcta para resurgir”.

EL ENCLOSETADO: Ya va a cumplir 40 y sigue diciendo en su casa que no tiene tiempo para las novias, (piensa que no se le nota lo maricón) siempre se escuda en que está concentrado en su carrera, que la vida es muy dura para pensar en matrimonio y que se prefiere solo a mal acompañado.

EL QUE PAGA POR TODO: Generalmente es un exitoso profesional, su vida la mueve el dinero, paga literalmente por todo; por los amigos, por el amor, por el sexo. Cree que todo en la vida tiene un precio económico y él trabaja para pagarlo.

EL PAREZCO DE 20: Los treinta no le importan, él se sigue viendo de veinte, consigue justo lo que necesita, las apariencias son lo suyo, sueña constantemente pero no mueve un dedo por hacer realidades esos sueños, es un diamante en bruto, más bruto que diamante, pero la vida le funciona así.

EL MURIÓ PÁL MUNDO: Desde que cumplió treinta se volvió un ermitaño y murió para el mundo gay, cero rumba, ya no toma alcohol, su círculo social se limita a pocos y viejos amigos, dice disfrutar la soltería más que cualquier otra cosa, y como ya también dejó el ejercicio, en el fondo se siente feo y viejo.

EL PRÍNCIPE AZUL: Es más guapo que los demás, es sensible sin que se le note lo marica, es educado, le cae bien a todo el mundo, tiene una carrera en ascenso, no es tacaño, no va a rumbas gay, no ha usado Grindr ni ligado por Manhunt, nunca tiene sexo express y… sólo existe en nuestra imaginación.

¡Nos leemos en la próxima! Déjame tus comentarios y dime si tienes amigos así o si eres uno de estos TONES.

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

 

1

Un Comentario

  1. Anónimo
    5 febrero, 2017

¿Cómo ves?