colchon sentimental, cambiar de pareja

¿Sabes Lo Que Es Un Colchón Sentimental?

Les comparto esta Colaboración Invitada de @GsUsh 

La Ciudad de México es una de las ciudades más agitadas y claro que al final de una jornada laboral, lo único en lo que pensamos es un descanso, en llegar a casa y tirarnos en la cama, hacer esos ruiditos peculiares al estirarnos y permitirle a la cama que nos seduzca hasta quedar profundamente dormidos. Pero cuando ese colchón ya no es suficiente, cuando ya no es cómodo o cuando ya nos provoca dolor de espalda en lugar de dulces sueños, ¿será momento de cambiarlo?

Ojo… ¡Este no es un comercial de colchones Dormimundo!

Todo lo anterior me vino a la mente cuando un amigo me comentó de su nuevo colchón sentimental, un chico con el que exclusivamente tiene sexo, algunos lo llaman amante, free, fuckbuddy, un break, sex & run y más calificativos; lo que me hizo pensar:

¿En realidad necesitamos ese cambio de cama para que los sueños en el colchón permanezcan?

Estamos en la era de lo mediático, de lo rápido, de lo fácil y desechable, tal vez por eso nos queda la sensación de que lo que ha permanecido un buen tiempo en casa, tenemos que cambiarlo. Y no me refiero únicamente a los colchones sentimentales, sino también al sexo, a las fantasías, los sueños. Vale la pena reflexionar sobre cómo va nuestra historia con nuestros colchones.

Anteriormente las abuelas recomendaban que cada cierto tiempo se le diera vuelta al colchón, ya que de esa forma podías aprovecharlo en su totalidad, volver a dormir rico sin tener que cambiarlo. Tal vez con las relaciones sentimentales haya que hacer lo mismo que con los colchones. ¿No crees?

Hay aspectos que pueden gastarse un poquito en pareja, pero siempre se puede explorar nuevos lugares, nuevas formas, nuevos acomodos.

No por el hecho de que tu colchón de años te empiece a incomodar, significa que lo tengas que cambiar. ¡Solo dale la vuelta!

Cuando decidimos que la relación tiene que dar un giro, cuando los involucrados están dispuestos a cambiar, a adaptarse por el amor que se tienen, de pronto se vuelve a dormir rico, profundo, se puede descansar del mundo al lado de otra persona.

Tu colchón usado, ese que ya tiene algunos añitos te conoce, te ha abrazado, te ha dado calor, te ha sostenido cuando has estado demasiado cansado, conoce tu aroma, tu forma, sabe lo que sueñas, lo que lloras, se ha acomodado a tus intimidades y excentricidades.

Por lo que, si has dormido incómodo últimamente, piensa si es indispensable cambiar de colchón, de opción.

Me encantaría leer tus comentarios.

Sígueme en Instagram

2

Sin Comentarios

¿Cómo ves?