¿Por una “cogida” dejas toda una vida de pareja?

Advierto que este es una visión muy personal sobre las relaciones, sobre mi forma de verlas y vivirlas. Me encantaría escuchar tu opinión.

¡Qué fuerte! ¿no?, ¿una “cogida” en lugar de una vida de pareja? pero es real, tantas relaciones que se acaban por esto, que un simple deseo carnal puede dejar atrás todo lo vivido, lo entregado, los sacrificios, donde lo “nuevo” hace ver de “hueva” a lo “viejo”. Esta es una situación inevitable, cuando ya se tiene tomada la decisión por tu pareja, que de algún modo tiene el “sarten por el mango” o por lo menos así te sientes en el momento, con una impotencia gigante, sin poder hacer algo que cambie esa realidad, la cual te está haciendo “pedacitos el corazón”, que a mi manera de ver el mundo se vuelve muy injusta y egoísta, no entiendo, ¿por qué?, ¡si estás entregando todo! Es tan fácil para la otra persona decir “pues hasta aquí llegó, porque tengo curiosidad de conocer a otr@s”.

El punto de esto no es juzgar a quien lo hace, porque en sí no tengo mucho que decir para estas personas, que sus valores están difusos, que sin importar la situación que estén atravesando, no se justifica su acción, que al final sólo están pensando en lo que ellos sienten (no sé si este bien o mal), pero creo que cuando comienzas una relación la cabeza debe pensar por los dos, obviamente con la independencia necesaria, pero nunca dejando a un lado a tu pareja, y más cuando ésta te ha seguido en el camino por algún tiempo, pueden ser meses, años, que entre más tiempo pasa, el dolor se vuelve mas intenso e inevitable.

Existirá una cantidad gigante de personas que tienen la capacidad  de poder dejar ir a quien no quiere estar a su lado, pero habremos otros que no lo podemos hacer tan fácil, que el dejar a la persona que amamos nos cuesta demasiado esfuerzo y tristezas, que en ese momento no entendemos ni por qué, ni por cuánto tiempo el dolor permanecerá, pero quiero darte un consejo a ti que estás pasando por este momento:

DE AMOR NADIE SE MUERE y menos cuando la decisión de separarse fue por algo tan banal y desvalorizado,  donde nadie lo obligó a dejarte, simplemente su “calentura”.

Por favor, jamás le ruegues a ninguna persona ni mendigues amor, nadie merece que le des ni una lágrima, al contrario, usa todo esto a tu favor, trata de que esto te dé fuerza para salir adelante y dejar toda esa basura atrás.

Quizás puedas hablarlo y tratar de entender qué es lo que está pasando, pero te puedo asegurar, cuando la decisión está tomada será muy complicado hacer cambiar el enfoque de tu pareja, veámoslo de un modo práctico, lo que sobra en este mundo son seres humanos y te aseguro que entre esas millones de personitas estará alguien que valore lo increíble que puedes ser todo lo que le dabas a esa persona que no lo supo valorar. Recuerda que tu “valor” no lo determina nadie mas que tú, tú sólo lo devalúas y esto se dará si permites que situaciones en las cuales no estás de acuerdo, se den, con tal de “retener” a alguien.

Seamos felices solos, o en pareja, pero si es en pareja, que la felicidad sea plena, no le tengamos miedo a la soledad, ésta puede ser muy buena, nos hará encontrar una serie de cualidades que quizás ni siquiera habíamos notado, apóyate en tus amigos, familia, y verás que las cosas no son tan malas al final como parece que son, “tiempo al tiempo”, sanarán las heridas y existirá una mejor versión de ti, la cual estará preparada para recibir de nuevo modo el amor; es muy cierto, “cuando algo acaba (te aseguro), vendrán cosas mucho mejores”.

Hay gente que vive sus relaciones con más libertades, con diferentes acuerdos. Lo respeto pero este no es mi caso. ¿Y el tuyo?

Nos leemos en la próxima.

Sígueme por FB

3

4 Comentarios

  1. Alberto Romero
    17 enero, 2017
  2. Antonio Rosales
    17 enero, 2017
  3. Daniel Aranda
    18 enero, 2017
    • Anónimo
      18 enero, 2017

¿Cómo ves?