pareja lesbianas

Pasar de amig@ a pareja… ¿Conviene? Esto puede suceder…

¡Nunca saldrás con una de tus amigas! Este es un mandamiento que deberíamos tomar muy en cuenta. Muchos dicen que salir con tu mejor amiga es lo mejor que puede pasarte, ya que hay vínculos muy fuertes, conocen sus peores miedos, defectos, gustos y virtudes, pero ¿qué tan bueno es que la otra persona te conozca como la palma de su mano?

Ella, la incondicional, tu paño de lágrimas, la que corría en tu rescate cada vez que tu ex hacía añicos tu corazón, la que se ponía borracha contigo virtual o personalmente, la que te abrazaba cada vez que te veía bajoneada, la que te daba consejos y te regañaba, ahora no es más que una desconocida.

Cuando se atrevieron a dar ese paso tan importante de amigas a pareja, lo hicieron de una forma frenética y sin pensar bien las cosas, no importando las consecuencias, simplemente querían disfrutarse. Y es que en algunas ocasiones, una de las dos siempre le trae ganas a la otra, jajajajaja. Creyeron que lo suyo era distinto y sería para siempre, porque no solo habría cariño y amistad, si no que también la atracción, el coqueteo y la tensión que hubo entre ustedes las mantendría tan unidas que un amor fuerte se consolidaría. Sin embargo, se terminó, pero ¿qué falló si nos conocíamos todo?

Bien, así como conocía de pies a cabeza tus innumerables virtudes, era conocedora de todas tus debilidades. Y si una de ellas eran las mujeres y tenías corazón de condominio, bueno, era casi imposible que ella confiara en ti, que no pensara que cada vez que salieras no terminarías con alguien más. O que en tu caso, sabías que era el alma de la fiesta, que le encantaba la copita y te ponías intensa porque salía. ¡Kaboom! Reproches, reclamos y discusiones. El gran problema, se conocían todo.

Siempre he pensado que lo bonito de iniciar una relación es lo enigmático que encuentras en la otra persona, intentando descifrar que le gusta, que no le gusta, sorprenderte con sus acciones e ir conociendo sus sin fines de defectos, cuestión que no ocurre cuando sales con tu amiga. Funciona porque existe un vínculo sentimental.
Existen excepciones a la regla y son relaciones duraderas, sin embargo, las estadísticas no ayudan y es que de cada 10 relaciones sólo dos funcionan.

Desde el enfoque personal y la experiencia propia, tuve una relación con una de mis mejores amigas, todo fue bien hasta que ciertas cosas que ella hacía y que yo conocía, cambiaron el curso que llevaba la relación, en su caso, yo sabía todo lo que había hecho y deshecho en sus relaciones pasadas, detalles íntimos que una novia no debería saber, cuestión que me llevó a ser mas desconfiada e insegura de lo que ya era. En mi caso, esa inseguridad y desconfianza la llevó a alejarse y de repente, abruptamente la relación se fue en picada. Por muy doloroso, casi 9 años de amistad se fueron por el caño por cruzar ese límite, hoy, ella y yo, no nos dirigimos la palabra.

La cosa está así, si quieres dar ese paso con una de tus amigas es importante que las dos tengan muy en cuenta lo que podría pasar si llegasen a terminar. Si tienen amigos en común, bueno, ya no podrán salir y si lo hicieran sería incómodo, pues por muy bien que las cosas terminen, no se retoma la amistad de antaño, en primera porque se rompió ese lazo y en segunda, porque queda un poco de resentimiento de una o de la otra parte porque no funcionó. Además, ¿cómo podrías saludar de beso a alguien que ya le conoces sus orgasmos?

Nos leemos hasta la próxima.

Moovz  La red social – app LGBT de contenidos.

Sigue este blog en Facebook

 

4

Sin Comentarios

¿Cómo ves?