ex pareja, ex novio, ex

¿Es buena idea vengarte de tu ex? 6 formas inteligentes de hacerlo.

Quiero hacer hincapié en algo antes de comenzar con el artículo: me gustaría aclarar que  la venganza se puede canalizar de varias formas. Generalmente la relacionamos con algo negativo y no tiene que ser forzosamente así. Primero vamos a determinar cómo acabó nuestra relación. Si terminaron porque fue lo mejor para los dos, entonces fue un favor que se hicieron el uno al otro. Y si te hicieron mucho daño y tienes unas inmensas ganas de “fregártel@”,  creo que es buena idea que sigas leyendo este artículo.

Probablemente muchos de ustedes antes de llegar a este punto ya estén pensando: “La venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena” (como diría el chavo del 8) o “¡Qué clase de artículo es este que difunde el odio y las venganzas telenoveleras!”. Podemos usar la venganza y convertirla en una “fuerza impulsora”, podemos darle la vuelta. ¿Cómo podríamos lograr esto?

Cuando estamos “súper encabronados y ardidos” con la persona que nos dejó –ya sea por un cuerno o por algo que se pueda considerar una traición (que para cada quién puede ser algo distinto)– y nos deja muy inestables emocionalmente, debemos decidir actuar de la forma más provechosa para nosotros mismos. ¿Vas a actuar como un cretino que se pone a la misma altura o como un ser que aprendió a ser mejor gracias a esta experiencia? (Espero que todos estén de acuerdo en la segunda opción, donde todo esto se resumirá en el aprendizaje que nos dejó la relación) y nos permitirá llevar mejor la siguiente.

Nunca pienses en hacer el mismo daño que te hicieron. Recuerda que nadie tiene la razón absoluta de nada, por esta razón,  cada quien ve las cosas de manera distinta y es uno mismo quien se pone la etiqueta de víctima o verdugo.  Puede ser que ninguna de estas palabras disminuyen tu dolor, entonces,  ¿cuál es el método más eficaz para “vengarte de tu ex”?

  • Primer paso: No te enganches con la situación. Entre más te enganches, más sufrirás tú.
  • Segundo paso: Comienza a visualizar tu vida sin él o ella. La vida no se acabó, sólo va tomando un nuevo rumbo, de hecho esto debe de resultar bastante emocionante para ti.
  • Tercer paso (aunque considero que este debería de ser el primero): Es importante que antes de esto dejes fluir toda la energía y no veas la ruptura como un fracaso, esto te liberará casi por completo. Si te lastimaron de un modo que te cuesta mucho trabajo sanar, PERDONA. Suena quizás incongruente con el título pero parte de la “venganza” será sanarte rápidamente, dar un paso adelante y salir triunfante.
  • Cuarto paso: Habrá días en que te sientas peor, otros en que te sientas mejor, pero depende de ti, de los pensamientos y emociones con las que te enganches.
  • Quinto paso: Deja pasar el tiempo que tú consideres razonable y aprende a amar tu soledad, a vivir contigo mismo sin la necesidad de tener a nadie a un lado.
  • Sexto paso: Conoce gente nueva. Te aseguro que por ahí vas a encontrar al amor que te corresponde, a esa persona que sepa valorar cada cosa que tú eres y haces en este momento.

    Y te preguntarás, ¿cuál es la venganza? Pues todo esto en conjunto. Cuando logras realizar cada uno de estos pasos te liberas, de tal modo que, te verán tan enter@ que se han dado cuenta de lo que perdieron. Pero aquí viene lo mejor: a ti ya no te importará lo que piense la otra persona de ti. Porque has recuperado las riendas de tu vida.

    Recuerda que guardar odio sólo te lastima a ti, no a la otra persona. Seamos felices y de verdad dejemos ir a quien se tenga que ir. Jamás nos aferremos a nada ni a nadie.

Nos leemos en la próxima.

Sígueme por FB

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

 

2

2 Comentarios

  1. Saul
    14 febrero, 2017
  2. Juan
    14 febrero, 2017

¿Cómo ves?