sobrevivir al machismo gay

El Machismo Y La Incongruencia Para Conseguir Pareja Gay

Hay algo que no acabo de entender:

¿Por qué la mayoría de los seres humanos somos la “incongruencia” con patas?

Resulta que todos vivimos buscando encontrar una pareja, esa persona con quien divertirnos, con quien hacer planes, con quien compartir las cosas simples y complicadas de la vida. Buscamos a alguien que nos comprenda, que tenga cierta afinidad con nosotros, que por lo menos no le molesten nuestras manías y tonterías, con quien podamos ser nosotros mismos.

Resulta que de pronto conocemos o sin darnos cuenta, ya tenemos a esa persona, a ese “ente humano” a esa “rareza del mundo” que siempre está con nosotros, que nos aceptamos tal y como somos y que nos es fácil soportar. Estarás pensando: ¡Bingo! ¡Por fin encontré a quien buscaba! Pero no. Resulta que te llevas tan bien con la persona, se conocen tanto y tienen tanto encomun, que la mayoría no sienten química de pareja sino sólo de amigos. Y si los dos son gays, entonces se hacen llamar “comadres”. Ja, ja.

Ver este video pone en evidencia nuestra incongruencia y me ha hecho recordar a muchos amigo y amigas que dicen sentirse sol@s y sin embargo siempre andan riéndose y echando desmadre con sus “mejores amigos” o “comadres”. ¿Será que algunos no saben lo que verdaderamente es la soledad? ¿Será que somos hij@s de la mala vida? ¿Será que el machismo es el “chicotito” de mujeres, hombres, gays, lesbianas, transexuales y cuantas variaciones humanas puedan llegar a existir? ¿Será algo cultural?

Hablando exclusivamente de los gays:

Resulta que los gays tenemos una sobredosis de energía femenina que cada uno expresamos a nuestra manera. Por lo mismo, lo más comun es que no seamos los más toscos, burdos ni vikingos, precísamente. Sin embargo, la mayoría quieren una pareja que no “se vea” gay. Tienen el morbo y la fijación de visualizar a su “hombre perfecto” como un macho barbudo, mamado, peludo, deportista y madreador. Sí, no lo niego, nos da morbo un prototipo de estos, pero no seamos idiotas, ¡ese cliché funciona sólo para masturbarnos viendo una película porno! Estos sujetos, en la vida real no están diseñados para hacer feliz a un gay.

¿Qué podríamos tener el comun con un personaje así en el día a día? ¿Qué tan cómodos nos podría hacer sentir?

¿Qué tanto podríamos compartir que nos emocione y apasione a ambos? Lo más probable es que tengamos intereses completamente opuestos y créanme que eso no hace feliz a nadie. Y lo tengo comprobado con muchos amigos. Sí, las diferencias unen pero siempre que exista una base de afinidad.

No podemos negar que la química sexual se da a veces con quien menos nos imaginamos, pero también vale la pena reflexionar por qué nos sentimos atraídos hacia ciertos personajes y por qué tendemos a repetir los mismos moldes y patrones.

Creo que todos deberíamos estar conscientes de nuestras resistencias. ¿De dónde surgen? ¿Con qué las relacionamos? Si le rascamos, seguramente nos daremos cuenta que tiene que ver con algo de nuestra infancia.

A la mayoría de los gays no les atraen los hombres delicados o afeminados. Ahora, ¡hay grados! Todos “joteamos” de broma con nuestros amigos, pero en otros ambientes actuamos distinto. Bueno, un poco… ja, ja.

Yo recuerdo la primera vez que me enamoré. Era un tipo algunos años más grande que yo, espectacularmente guapo, carismático y también un tanto afeminado. Yo no veía lo afeminado como algo en contra, simplemente era parte de él, de su personalidad y yo estaba enamorado de todo el paquete. Vaya, me refiero a él en su totalidad… Ja, ja.

Creo que nos enamoramos de la esencia de una persona hasta que aprendemos a soltar nuestras resistencias.

De entrada, las personales. Sí, cuando aprendes a quererte y aceptarte tal cual eres. Cuando lo logras, entonces empiezas a ver a los demás con otros ojos, con menos resistencias. Muchas veces nos quejamos de los prejuicios de nuestra familia o amigos sin darnos cuenta que nosotros somos “idénticos” y vivimos con los mismos prejuicios. Sólo que a los heterosexuales les vale gorro y a nosotros nos jode la vida vivir negando nuestra propia naturaleza.

DIVERSIDAD – “TODOS SOMOS DISTINTOS” por fuera, pero por dentro no lo somos tanto. Ojalá empecemos a soltar nuestros prejuicios, resistencias, nuestro “machismo” y nos permitamos tener cierta “congruencia” en nuestra vida para poder aspirar a la felicidad.

Ahora, entre gays entra otro factor a la hora de tener mucho en comun con la otra persona. Puedes tener los mismos gustos en todo menos en el “rol sexual” porque si no, no hay “compenetración”. Ustedes me entienden. Aunque tengo una amiga sexóloga que me dice que el rol sexual es originado por prejuicios, traumas y demás trastornos psicológicos. Ella afirma que todo gay es activo y pasivo.

La cultura gay es muy machista y en ocasiones estúpida. Los “activos” se sienten más hombres o de mejor calidad que los “pasivos”. De entrada, el concepto de “hombre” es algo bastante primitivo y caduco. “Somos seres humanos y punto”. Por lo que ser un buen hombre, una buena mujer, un buen trans o lo que quieran, es cuestión de conciencia, de humanidad, de integridad, no de otra cosa.

¿O qué opinan ustedes?

Sigámonos leyendo y compartiendo contenidos en este blog y mis redes sociales.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

Facebook:

@SalvadorNop

Youtube

2

6 Comentarios

  1. MC
    15 enero, 2015
  2. Anónimo
    15 enero, 2015
  3. KikeCuevs
    17 enero, 2015
  4. Ricardo Romero
    19 enero, 2015
  5. Rob Villegas
    27 enero, 2015
  6. Anónimo
    17 octubre, 2017

¿Cómo ves?