pareja gay, cambios en una relacion de pareja

El Amor De Ayer Y El Amor De Hoy. ¿Futuro En Las Parejas Gay?

El amor de ayer y el amor de hoy. ¿Futuro en las parejas gay? Y aclaro “gay” porque considero que la relación entre dos hombres o dos mujeres siempre será distinta a una heterosexual, la forma en la que dos individuos del mismo sexo se relacionan, siempre será distinta. ¡Me encantaría escuchar la opinión objetiva de gente heterosexual sobre lo que compartiré a continuación!

Esta es mi opinión personal, obviamente está basada en mi propia experiencia de vida y en lo que he podido observar a mi alrededor.

No me gustaría decir que cuando yo era chavo el amor era otra cosa porque siempre ha sido lo mismo y porque no quiero sonar como abuelo.
Quizás lo que ha cambiado es la forma en la que vivimos el amor.

Creo que se ha confundido al más grande de los sentimientos con posesión, ego y conveniencia.

La fórmula de amor heterosexual a la mayoría no les ha funcionado, la pregunta es ¿Por qué la gente gay pretende replicar esa misma fórmula cuando nuestra vida es tan distinta?

Heterosexuales, gays, cualquier orientación o identidad sexual, todos somos seres humanos y necesitamos de los demás, surge de forma natural en nosotros la necesidad de compartir emociones y sentimientos, de crear historia en compañía de alguien más.

Quizás el sentido de la vida sea ir descubriendo lo que realmente es el amor y es por esto que este sentimiento es el que mueve con más fuerza nuestra existencia. A veces hacia atrás, a veces hacia delante, a veces “aparentemente” nos pone en pausa y en ocasiones nos hace volar.

Confundimos AMOR con ENAMORAMIENTO

Enamorarnos es encontrar química con otra persona, sentir mariposas en el estómago, sentir ese éxtasis que nos hace despegar los pies del suelo, pero eso siempre tiene fecha de caducidad, incluso porque el cerebro genera químicos por cierto período de tiempo y cuando este deja de hacerlo, entonces sentimos que la magia se fue, que el amor se terminó. ¡Pero no! Lo que terminó fue la primera fase de crecimiento entre dos personas o entre los involucrados en una relación.
En la etapa del enamoramiento la otra persona nos parece perfercta, nada le huele feo y nosotros encarnamos al príncipe azul del cuento que nos vendieron desde niños, pero que hoy sabemos es muy diferente. ¡Créanme que es mucho mejor, mucho más real!

Esta primera etapa es perfecta para generar una conexión fuerte con la otra persona y en esta misma también debemos conscientizarnos de que “nadie somos propiedad de nadie” y que el verdadero amor no se condiciona.

Ahora, ¡imagínense la cantidad de veces que hemos entrado a esta primera etapa con alguien y hemos abortado la misión! Ya lo dije antes, en esta vida estamos para aprender a conocernos y a descubrir el verdadero amor.

Cada pareja, cada relación es distinta, por lo regular, los primeros meses o años de haber conocido a alguien solo podemos pensar en esa persona, en sus besos, en su cuerpo, en su vida, pero ¿qué sucede cuando esto empieza a cambiar? ¿Se habrá terminado el amor? No precisamente.
Pero podemos entrar en diferentes modos:
1 – El modo “Doble moral”
2 – El Modo “Mentiroso hasta que me cachen”
3 – El Modo “Reprimido e insatisfecho”
4 – El Modo “Te propongo replantearnos nuestra relación”. ¡ESTE ES EL BUENO!

Cuando la relación se va transformando, cuando el amor se va volviendo algo más profundo, más espiritual y menos sexual, carnal, entonces es momento de platicar con la pareja y hacerle cambios al contrato para poder fluir y seguir disfrutando la vida al lado de la persona.

Esto no significa que el amor se haya terminado, al contrario, yo diría que apenas está comenzando.
Se aprende a AMAR cuando se aprende a aceptar a la persona tal y como es, cuando uno siente la libertad de ser auténtico y natural al lado de la pareja con todo lo que esto implique.

“El AMOR es el arte de hacer coincidir dos voluntades y de poder conjugarlas con una sonrisa y con un beso tierno de buenos días y de buenas noches”.

¿Qué tan celosos, berrinchudos, posesivos, inseguros, competitivos, controladores y egoístas somos? 

Quedémonos por ahora respondiendo esta preguntoooooota.  Para la próxima seguiremos platicando sobre el tema del AMOR y sobre lo que sucede cuando uno decide hacerle cambios al contrato en una relación de pareja.

¿Qué opinan al respecto?
¿En qué coinciden y en qué no de lo que acabamos de platicar?

Si les gustó esta publicación, compártanla en sus redes sociales y envíensela a quienes crean conveniente. 😉

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

Les dejo este video sobre el tema…

1

3 Comentarios

  1. Martín balandran
    24 agosto, 2017
  2. Juan Córdova
    25 agosto, 2017

¿Cómo ves?