¿Del sexo al amor o del amor al sexo?

16
1069


Hay noches en las que decidimos darnos todas las concesiones…

Cuando de pronto te topas con alguien que resulta ser una muy buena cama, con química y todo, te quedas pensando…  O más bien, te quedas recordando el gusto que le diste al gusto y se te antoja volverle a llamar. Mentira, hoy casi todo es por mensajito. Ja, ja. Se ponen de acuerdo y el encuentro se repite… ¡Pero en esta ocasión fue aún mejor! Para entonces ya hay un poco más de confianza y buena onda, por lo que le recoges los pantalones, los calcetines, su ropa del suelo y se la acomodas sobre el sillón, la cama, la estufa o donde se haya armado la acción. Claro, hay que demostrar la buena educación. Se voltean a ver por lo menos los cuerpos y ya les resultan más familiares. A querer o no, empieza a establecerse cierta conexión, y como había algo más que química sexual, se siente cómodo empezar a platicar sobre algún tema. Eso seguro define si el tercer encuentro cuaja o si queda abortada la misión. En este caso: ¡Prueba superada!

No se quedó a dormir porque tampoco era para tanto, para eso soy muy especial, pero nos tocó ver salir el sol estando juntos.

Todavía nadie quiere que esto suene cursi ni mucho menos, simplemente es rico salir a la calle a caminar cuando está amaneciendo. Sin embargo, la sonrisa de satisfacción y el cansancio pero el buen humor se te notan a diez kms. de distancia. Con ese ánimo te despides y regresas a tu casa feliz, como niño satisfecho de sus travesuras.

Qué rica caminata sintiendo el viento frío en la cara, las manos escondidas en los bolsillos del pantalón y un aire que se cuela por traer los jeans puestos a pelo y te hace temblar. Tu ropa se ha quedado debajo del sillón. Se antoja muchísimo pasar por un café aunque haya que esperar un poco para encontrar una cafetería abierta. El mío con leche fría y dos sobrecitos de canderel, y mientas le das los primeros sorbos, te quemas. Pero tu cuerpo vuelve a calentarse como hace apenas unas horas. Mientras va repasando tu mente el morbo y la calentura, tus manos, tu cuerpo recuerda lo suave de su piel, lo tierno de sus besos y sus brazos abrazando tu cintura. Eso no sucede muy a menudo.

Por lo general, el sexo suele ser demasiado impersonal. Si no, sería otra cosa. Pero bueno, en estos momentos te bloqueas un poquito, te pones a pensar en otra historia, pero sin embargo, crees que quieres volverlo a ver. La verdad es que no sabes si se deba más al morbo o a la necedad tus sueños, porque cuando te vas acercando a los 40 quieres sexo, quieres morbo pero también quieres preparar un desayuno para dos cada mañana, quieres usar más platos de la vajilla y cambiar las sábanas más seguido, dos cepillos de dientes en el baño, dos toallas y un beso de buenas noches que te despierte a arrimones en la madrugada. No puedes evitar caer en la tentación del príncipe azul, rosa o de cualquier color. Al fin príncipe; alguien en quien creer y a quien devolverle la fe, porque para esto no importa la edad.

beso gay
Más o menos maduros, con más o menos experiencia, todos queremos paz, amor y tranquilidad.  “Coincidir es encontrar tus sueños en el mismo camino del otro”. 

Hay momentos para todo; para puro sexo, para amistad, para diversión y complicidad, pero también para sentir un cuerpo y su vulnerabilidad cada mañana. Aquí entra el arte de aprender a vivir cada momento de nuestra vida como lo que es.

Aquí entra el arte de perder el miedo cuando es necesario hacerlo, cuando hay que abrirle la puerta al corazón para no dejarlo atrapado en su soledad.

¿Cuánto somos capaces de dar por una madrugada viendo juntos la tv, recostado uno sobre los muslos del otro, elevado uno sobre las ilusiones del otro y compenetrado uno el cuerpo y la vida del otro?

Esos encuentros que no sabes a dónde te van a llevar, pero te dan la oportunidad de soñar y sentirte vivo.

El Amor Verdadero llega cuando tiene que llegar, pero el amor pasajero llega cuando nosotros le abrimos la puerta.

A mi me gusta vivir de amor, de sueños e ilusión. Lucho cada día por derrotar mis miedos, mis inseguridades, mis traumas y necesidades. Pero eso ya no es mi problema, es mi alegría de vivir, es encontrarle un mayor sentido a cada noche y cada mañana. Mientras tanto, quiero otro encuentro, porque sus besos se han sentido bien, su calor se ha sentido cómodo y su pasión y su instinto animal es tan sucio y puro como el mío, porque a él no le importa otra cosa que ser feliz y hacer feliz a alguien. Eso si me parece algo muy íntimo y lo he descubierto en su mirada…

¿Qué dice tu cuerpo y tus ojos cuando se topan con la persona indicada?

Amo a la gente que ama, llora, ríe, que mienta madres, pide perdón y perdona.

¡Suscríbete gratuitamente al blog!


@SalvadorNop

Facebook

Youtube

¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


16 COMENTARIOS

  1. “El Amor Verdadero llega cuando tiene que llegar, pero el amor pasajero llega cuando nosotros le abrimos la puerta”.

    Salvador, creo que ahí mismo está la respuesta: Somos humanos, a veces cedemos a la química porque es inevitable, sientes el magnetismo, esa fuerza arrasadora que te lanza en brazos de alguien! jejeje y sí que rico se siente!!

    Pero también creo que el amor verdadero se Construye entre dos personas que tienen el impulso, la voluntad y el sentimiento ( grande, fuerte y suficiente) para seguir caminando y construyendo (aunque esto es casi un impulso inconsciente); mientras más cosas vas viviendo y experimentando con esa otra persona, va surgiendo en nuestra cabeza y en nuestro corazón el anhelo primero, luego la convicción y luego la VOLUNTAD de seguir compartiendo más cosas, miradas, besos, caricias, momentos, eventos, días, semanas (esto se va dando sin pensarlo, solo sintiendo), hasta que no quieres perderte ni un solo momento con esa persona, es cuando te das cuenta que el sentimiento ha tomado enormes dimensiones: se ha convertido en amor.

    Volviendo un poco sobre la idea original, el Amor verdadero no podría llegar cuando tiene que llegar, si no le abriéramos la puerta, porque también es cierto que una vez que terminamos una relación llena de malas experiencias, corremos el riesgo que no tener esa apertura, ni la voluntad para abrirle la puerta a esa persona que quién sabe si al cabo de Construir momentos y experiencias, se convierta en ese amor verdadero….y a veces lo dejamos pasar de largo. Es necesario pues, tener esa apertura emocional para conocer diferentes tipos de personas, quien sabe si entre ellas, encontremos una que valga el esfuerzo de empezar a -Construir- algo juntos.

    Finalmente, como dices: “Coincidir es encontrar tus sueños en el mismo camino del otro”. Pero para eso, primero hay que COINCIDIR.

    ¡Besos!!

  2. Yo he estado en ambos lados de la cancha y creo que cada lado tiene sus ventajas y desventajas, yo creo que lo mejor es saber qué es lo que quieres y lo que no quieres, habemos personas a las que nos acomoda más el sexo casual por las circunstancias que tu quieras gustes y mandes pero nos acomoda así, y hay otras que prefieren buscar el amor “ya que andan por ahí” pero es cuestión personal y creo que ambas son válidas siempre que los jugadores estén al tanto de las reglas del juego. Creo que en ambas inviertes (tiempo, dinero, esfuerzo ó lo que cada quien guste poner) y definitivamente cada quien sabe a lo que le tira en ambos casos, solo que siempre esperamos obtener más (ó menos) en relación a lo invertido. Saludos!

  3. fue increible, senti el extasis al momento de leerlo, me encanta leer relatos así, sabes como unir el erotismo y el amor, puedes escribir con tanta pasión que mentalizas la imagen de lo que ocurre. el texto es magnifico, el trama no se pierde y las partes estan bien entrelazadas, buen relato felicidades, me encanto, no sé de donde lo sacaste si de tu razón o tu sentir, es muy profundo y honesto

  4. Yo pasé del sexo casual, a una segunda cita, una tercera cita donde pasé la noche en su casa y de ahí todo fue pasando sin que yo me diera cuenta. Cuando caí en la realidad de que estaba enamorado, tenia miedo de que el pensara lo mismo, pero un día el me ofreció comenzar una relación!!!! Obvio dije que si jejejejeje
    Hoy tengo dudas porque el es mayor que yo y no quiero que piense que estoy con el por interés (de vdd lo quiero) y otra, es una relación que tenemos en secreto, aunque ambos sabemos como funciona esto de la discreción, espero su comentario.

  5. A veces uno se confunde o tal vez se deja uno llevar por la ilusión, pero q tal cuando se da una situación de que nos separan varios km. Crees que algo así pueda funcionar.

  6. “El Amor Verdadero llega cuando tiene que llegar” esta frase me inspira mucho, en mi pasado no me interesaba solo queria tener una relacion casual pero eso me dejo vacio por dentro ahora estoy empezando de nuevo dejando el pasado atras queriendo encontrar el verdadero amor a veces no se si de verdad existe pero confiare en que va a llegar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
Blogger-Vologger, comunicador y emprendedor que se ha convertido en un referente de la comunidad LGBT en México y Latinoamérica por crear y compartir a través de su blog.