Almodóvar, los 70´s y mi vida chusca.


Hoy se me antoja hacer aquí un tributo a  los años 70´s y a Almodovar. Es viernes y se antoja compartir. Anoche me dormí muy tarde viendo “Fiebre de sábado por la noche”. Ay que bien me pone ese movimiento “disco” de caderas, piernas, espaldas, ese vayven tan cachondo entre el cuerpo, la música y las luces de colores encendiéndose en la pista y envolviendo todo el ambiente gracias a esas bolas de espejos que colgaban de los techos. Llevo ya algunos meses con una pasión desenfrenada por los años 70´s. Si, ya soy retro. De pronto me entró una melancolía, una emoción, una sensación tan rica al recordar todo lo que tiene que ver con esa época. Desde los colores naranjas, amarillos, los tonos pastel, los estampados de paisajes en las camisas y esos pantalones pegaditos, pegaditos de arriba y acampanados de abajo. Ja, ja, ja ¡Qué escándalo! Lo que más me emociona es que se rumora que toda esa moda estará de vuelta para este año. Y si es verdad, ¡creo que debería estar haciendo sentadillas en el gym y no estar escribiendo a las 2:00pm con cafecito en mano! Ja, ja, ja.

El primer artículo que publiqué en “Leche Fría” fue sobre este maravilloso, loco director. ¡Es tan setentero! Para qué negarlo, las películas de él que más me gustan son las escandalosas, coloridas, exageradas, chuscas y  guarras con esos diálogos tan negros y pronunciados con ese tonito español que tanto disfruto. Sobre todo, si viene de Verónica Forqué, Rosi de Palma y todo ese séquito de mujeres geniales.
“Mujeres al borde de un ataque de nervios”, “Kika”. Cómo me he reído toda mi vida con esas pelis tan cargadas de vida, de humor, de realidad burlona. Uno puede ver de todo ahí, puedes ver escenas hasta “decadentes”, pero las ponen tan cómicas que resultan fascinantes. Así deberíamos ver la vida: “Fascinante”, porque así es. Ya estamos hartos de tomárnosla tan en serio, de seguir definiendo lo que está bien y lo que está mal. A eso se debe que nos sintamos tan de la chin… cuando las cosas se salen de nuestro control. Si tuviéramos la capacidad de ver nuestra vida bajo el lente de Almodóvar, seguramente nos moriríamos de risa de nosotros mismos. El más jodido siempre sería el más cómico y si lograra reírse de sí mismo…, ¡pues dejaría de ser el más jodido! Ja, ja.

Así quiero gastarme este año… riéndome demasiado de mi mismo. Preocupándome menos porque las cosas salgan como yo quiero y cuando me de la gana. Le voy a meter más color, más humor, más cachondeo y hasta un poco de perversión. Ja, ja, ja.
A veces sentimos que nuestra vida está en pausa y se vuelve patética y aburrida. Bueno, pues démosle un empujón, atrevámonos a hacer alguna locura, algo “indebido”, seguro que eso nos regresa a la vida. Así como cochecito de fricción… Nos echamos tantito ´pa atrás y ¡´pa adelante en turbo! La cosa es mantenernos activos viviendo de todo. Imaginemos que nuestra vida es una película de Almodóvar…
¡Echemos la Leche Fría por la ventana y a salpicar al mundo!

La humanidad está cansada de tratar de ser mejor, de ser quien no es, de pretender cambiar al mundo. Es curioso lo que en ocasiones puede suceder al leer un libro de “superación personal”.  “Ojo” ¡Muchos son maravillosos! Pero alguno autores, lo único que hacen es hacer sentir infelices a todos los que no juegan bajo sus mismas reglas. Si todos nos atreviéramos a ser quienes somos, aún con los madrazos que nos lleváramos, seríamos mucho más felices. Obvio, iríamos cambiando cosas sobre la marcha y eso mejoraría la historia, pero con humor y sin histeria, con una sonrisa en la cara y un cachondeo en la mirada como dijeran en España: “Tío, que te cagas” Ja, ja.
Ok, ya me callo. Estamos a 13 de enero y todavía no rechino catre en lo que va del año.
Lo bueno es que hay formas de quedarse tranquilo un rato….  Ja, ja, ja. Pero espero pronto poder  aventarme una historia divertida y un tanto escandalosa que me deje mucho que contar.
Así que agárrese quien me vea por la calle porque ando feroz y cualquiera puede convertirse en mi siguiente víctima, en víctima del balconeo. Ja, ja. Pero no se preocupen tanto, nunca revelo los nombres de los personajes de mis historias.

¿Ya empezaron a armar la producción de la peli de su vida?  ¿Libretos, colores, vestuario, personajes y locaciones? Y si lo consideran necesario, también aplican las “pelucas” y los “tacones”. Ja, ja, ja. Cada quien… Ándenle, atrévanse y dejen que la historia se vaya armando solita y de forma espontánea si quieren que sea divertida.

Cuando no encuentra uno la “Leche Fría”, ¡hay que provocarla, buscarla y ordeñarla si es necesario!

Ah, ya viene una nueva peli de Almodóvar para la primavera, ¡y de esas que me gustan! ¡I´m so excited!

¡Suscríbete gratuitamente al blog!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

@salvadornop

7

Sin Comentarios

¿Cómo ves?