1o tipos de hombre que debes evitar

10 tipos de hombres que debes evitar

“No saber a dónde ir puede ser recurrente, pero saber a donde no volver debe ser lo ideal”.

Estoy casi seguro que he tenido más exnovios que los treinTONES promedio, pero es que uno no puede estar seguro de qué sabor de helado es su favorito hasta no probarlos todos y ese ha sido el peor-mejor de mis errores, lo escribo así, en binomio “peor-mejor” porque si bien es cierto que he cambiado de novio como de calzones, cosa que no habla tan bien de mí (bueno, está bien, cosa que habla terriblemente de mí) también ahora siendo un treinTÓN experimentado sé qué cosas valoro, admiro y quiero en un hombre; pero lo más importante, sé qué cosas no estoy dispuesto a tolerarle o a negociar con ninguno, porque “No saber a dónde ir puede ser recurrente, pero saber a donde no volver debe ser lo ideal” y si bien es cierto que una larga lista de “exes” no equivale a igual número de fracasos amorosos, esta puede significar la pista del camino con el que uno no quiere volverse a topar.

Tener más exes que familiares como dice un amigo, tiene sus ventajas (en Colombia aplicamos una popular expresión que dice:Perder es ganar un poco”) y mi punto es que los exes no tienes por qué ser solamente el recordatorio de un tortuoso o desatinado pasado, ya que en estos pueden estar las respuestas a lo que de tajo no deseamos encontrar en nuestras futuras relaciones. Tal es mi experiencia en el asunto, que creé diez perfiles, de diez clases de hombres con los uno debería pensarlo dos veces antes de embarcarse o encartarse en una relación.

EL NIÑO: Habrá a quienes les gusten los tipos menores, el colágeno, los pollos, los jovencitos (cuestión de gustos) en lo personal considero que “mientras más experiencia se tenga manejando bicicleta, mejor es la montada” (aplica para las conversaciones y el sexo).

EL TACAÑO: Es el tipo que aunque tenga con qué, le cuesta trabajo invertir su dinero en casi todo, incluyendo las citas, las relaciones  y lo que estas conllevan. Si te consigues un espécimen de este tipo como novio, espera como regalo de navidad, cumpleaños y aniversarios calcetines, porque “tacaño que se respete, regala calcetines”.

EL RECOSTADO: Me refiero a los tipos que no trabajan y no muestran interés en hacerlo, que ni para pagar sus propios cigarrillos tienen dinero. Su premisa favorita es: <<no tengo con qué ($)>> si coincides con uno de esta calaña, de entrada hay que asumir pagar siempre la cuenta o simplemente ir al grano y no invertir más de lo necesario en un posible buen acostón.

LA DIVA: Se autoconsidera realeza gay. de mejor apellido y mejor familia. Sus temas favoritos por lo general circundan entre lo frívolo y lo pedante, casi siempre habla de ropa de marca, de los sitios de moda y está convencido que te hace un favor al salir con él.

EL CONTROLADOR: Como su nombre lo indica, hace referencia a la clase de tipos que les gusta que las cosas siempre vayan a su ritmo y si tiene solvencia económica, a diferencia del tacaño, este no escatima en gastos siempre y cuando se haga lo que él diga, cuando él diga y como lo diga.

EL PECADOR: Se hacen denominar así ese tipo de hombres para los que la religión representa un conflicto, generalmente son teólogos y afines a esta profesión. Los decepciona su propia naturaleza y se dan golpes de pecho por sentir como sienten, es decir, por desear al prójimo masculino más de la cuenta.

EL INDEFINIDO: Es esa clase de hombre que no tiene definida su orientación sexual, puede hacerse llamar bisexual, heterocurioso, heteroflexible, mayate (como le dicen en México) o cacorro (como le decimos en Colombia) son hombres que no tienen claro o no quieren asumir una postura clara respecto a lo que quieren meter a su cama.

EL DE CLOSET: También conocidos como los enclosetados y autodenominados como “discretos”, esos que sin importar la edad que tengan juran y rejuran que nadie sabe lo suyo, que no se les nota lo maricón y que en su casa les creen el cuento del soltero empedernido.

EL CHARLATÁN: Se caracteriza por hablar más de lo que se ha instruido o leído, es irritablemente anecdotico y exagerado, puede limitar con lo mitómano y embustero, alardea y se jacta descaradamente de lo que a leguas se nota que no tiene.

EL GALANZASO: Es el típico galancillo  que se cree el centro del universo y que todo gira en torno a él, con un ego tan grande como sus ínfulas y una sobrevalorada imagen de sí mismo, difícilmente muestra empatía y aprecio por algo ajeno a sí mismo.

No sé ustedes, pero soy de los que cree que la vida es un paseo demasiado corto como para vivir tropezando con las mismas piedras y cayendo en los mismos círculos viciosos. Hagamos una lista de lo que no nos gusta, seamos claros con nosotros mismos, acordemos límites con nuestros ideales y no nos hagamos los tontos con lo que sabemos que no funciona. Recuerden, “no está mal no saber a dónde ir, lo malo es regresar a donde no fuimos felices”.

¿Has salido con alguien con algunas de estas características? ¿Qué opinión te generan los ex? Comparte este post con tu ex, quizás ningún perfil se parezca a él, pero de seguro se partirá la cabeza preguntándose en cuál lo encasillaste tú. 😉

¡Nos leemos en la próxima!

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

19

12 Comentarios

  1. Antonio Emmanuel Torres
    3 marzo, 2017
  2. Fer
    3 marzo, 2017
  3. florentinogutierrezr
    3 marzo, 2017
  4. Anónimo
    3 marzo, 2017
  5. Willy
    3 marzo, 2017
  6. Alexis Murillo
    4 marzo, 2017
  7. Juan González
    26 abril, 2017
  8. Anónimo
    26 abril, 2017
    • Gerardo Vuelvas
      28 abril, 2017
    • Anónimo
      13 julio, 2017
  9. Fewo
    27 abril, 2017
  10. Anónimo
    3 mayo, 2017

¿Cómo ves?