Papa Francisco

¿Será que el papa Francisco decida terminar con el celibato en la iglesia? ¿Cuántos saldrán del closet?

Por su puesto tenía que compartir en el blog una noticia como esta.

¿Será que se acabe el celibato obligatorio para los sacerdotes? Me parecería una muy buena forma de empezar a reducir los casos de pederastia dentro de la iglesia. La pregunta es: ¿Cuántos sacerdotes decidirán salir del closet? Espero que el papa también declare ante su iglesia que la homosexualidad no es pecado. De esta forma, creo que sí se generarían los cambios que la Iglesia como institución necesita para poder ser congruente con el amor, el respeto y la libertad. Sólo en este caso apoyarían la verdadera palabra de Dios: “Amaos los unos a los otros”.

Después de tres días de la peregrinación por Tierra Santa, el papa Francisco se refirió al celibato sacerdotal y dijo que hay una “puerta abierta” para su reforma, respondiendo así al debate que generó la carta que 26 mujeres, que tienen o han sostenido relaciones amorosas con sacerdotes, le enviaron al Vaticano para pedirle que se acabe el celibato obligatorio.

Ante los periodistas que lo acompañaban en el vuelo papal de Tel Aviv a Roma, el pontífice, el argentino Jorge Mario Bergoglio, hizo una vez más alusión a un asunto polémico mediante una aclaración no formal y recordó que la Iglesia católica “ya tiene curas casados”, como ocurre en las comunidades griega, copta y de rito oriental.

Subrayó que el celibato “no es un dogma de fe”, sino una “regla de vida”, por lo que “siempre está la puerta abierta” para su reforma.

El comentario ha sido interpretado por algunos como la apertura de la posibilidad de que se dé espacio para analizar el fin del celibato, y por otros, como la forma de atajar la probabilidad de que se abra un debate en la jerarquía eclesiástica, pues el papa Francisco también comentó que el celibato es “un don de la iglesia” que él “aprecia mucho”.

El celibato –la renuncia al matrimonio y la promesa de castidad– es obligatorio para los sacerdotes desde el II Concilio de Letrán, en 1139, pero no lo es en las iglesias católicas de rito oriental.

El papa aseguró ante los periodistas que el asunto del celibato no es una prioridad en su agenda, sino un tema “secundario”, y apuntó que no habló de él con el patriarca ortodoxo Bartolomé en su visita a Jerusalén.

El papa emérito, Benedicto XVI, se había mostrado tajante frente al papel del celibato, al defender “su valor sagrado”, aunque también reconoció que no se trataba de un dogma.

Respecto a los casos de abuso sexual de menores cometidos por sacerdotes, el pontífice dijo que hay tres obispos bajo investigación por no haber aplicado la tolerancia cero con eclesiásticos pedófilos. “En este problema no habrá ‘hijos de papá’. No existen privilegios”, afirmó.

Tras visitar a América Latina y Oriente Próximo, Asia acogerá los próximos viajes de Francisco. Su primer destino será Corea del Norte, a donde se desplazará en agosto para participar en un encuentro de jóvenes.

‘Celibato es un don que nos da Dios; nadie nos obliga’: Monseñor Juan Vicente Córdoba, obispo de Fontibón

¿Cómo se recibe el mensaje del papa Francisco acerca de que hay una puerta abierta para hablar del celibato?

Hasta que el tema lo toque el papa, no lo debatimos. Si bien están en juego todos los elementos para un diálogo, no es un asunto de doctrina y dogma, sino que es disciplinario de la Iglesia. Si el papa lo quita, no va en contra de esa doctrina.

¿Qué lleva a la necesidad del celibato?

Es el seguimiento de Jesucristo célibe. Él no se casó, e invitó a que lo siguieran. Una segunda razón es la práctica. Un sacerdote se dedica de lleno con un amor universal no exclusivo. El celibato es un don que nos da Dios; nadie nos obliga. Los sacerdotes no estamos desesperados.

¿Puede haber una alternativa distinta?

Un camino que pudiera darse es dialogar si los casados que llevan una vida ordenada y correcta, con un matrimonio fiel, una vida católica de fe y vocación, pueden ser admitidos al sacerdocio.

‘Si se discute y aprueba, la Iglesia saldrá bien librada’: Saúl Cortes, quien se enamoró de una alumna y dejo el sacerdocio

¿Cómo interpreta el mensaje del papa Francisco sobre el celibato?

Lo considero lógico, racional y muy humano. El que tenga vocación para un sacerdocio con celibato, que lo ejerza, pero el que no pueda y esté casado, que lo haga bien.

¿Cree que puede llegar a darse un cambio en la Iglesia frente al celibato?

El papa Francisco ahora tiene una visión de apertura muy grande y va a llegar muy pronto a eso. La Iglesia Católica ha podido salir airosa de todas las dificultades que ha enfrentado a lo largo de su historia y, seguro, si el tema se discute y se aprueba, también saldrá bien librada esta vez.

¿Se arrepiente de haber dejado el sacerdocio por amor a una mujer?

Estoy absolutamente tranquilo, con paz espiritual en mi hogar, con una vivencia espiritual muy tranquila y pacífica. Soy un hombre bueno, que da ejemplo. Tras mi decisión, no he perdido mi fe. Incluso, entiendo mejor a la Iglesia y la amo con mayor fortaleza.

DARÍO MENOR TORRES*
Para EL TIEMPO
Roma
* Con información de Efe

¿Qué opinas?

¡Sígueme!

@SalvadorNop

Facebook Page

Youtube

MOOVZ.com   La Red Social LGBT

 

Sin Comentarios

¿Cómo ves?