hombres con estilo. MenStyle

¿Ser un hombre con estilo es tema gay, metrosexual o heterosexual?

Sin duda este es un tema generacional y cultural. En ocasiones pienso que los chavitos, los hombres jóvenes de hoy ya no tienen tantos prejuicios ni limitaciones como algunos adultos cuaren TONES, cincuenTONES, sesenTONES… como esos que de todo se asustan pero bien que se avientan sus buenos senTONES.

Sin embargo, no puedo generalizar porque seguido me topo en redes sociales con comentarios (para mi gusto “primitivos” y “extra-conservadores”) en lo que concierne al arreglo personal masculino por parte de veinteañeros y hasta treinTONES. También me doy cuenta que un gran porcentaje del gay latino es demasiado conservador y tradicional, aunque usted… no lo crea.

Internet ha derribado barreras culturales y ha permitido que de alguna forma el mundo esté conectado, que todos podamos viajar en el cyberespacio y llegar a los lugares más recónditos del planeta. Viajar amplia nuestros horizontes, abre nuestra mente, nos brinda información y por lo mismo, nos vuelve más libres. Aunque siempre habrá gente con “personalidad de huevo”, de esos que prefieren vivir encerrados en su propio cascarón porque solo así se sienten seguros.

Yo creo que un hombre seguro de sí mismo, de mente abierta, con educación y mundo siempre estará dispuesto a experimentar, a buscar su propio estilo y a utilizarlo como medio de expresión, como herramienta de comunicación, sin esto tener absolutamente nada que ver con su orientación sexual. Romper con esos paradigmas creo que es parte de la rebelión de hoy.

No se en qué momento se estableció que el hombre debía ser feo, fuerte, formal, arreglarse poco y volverse aburrido ¿cuándo murió la época de las pelucas blancas, los caireles, las mayas y el maquillaje para hombres? O sea, que ni se asusten con lo que ven hoy.

Estilo, Luis XV

Pero en los primeros años del siglo XXI se produjo un revuelo, orquestado por los medios de comunicación, en torno a un nuevo modelo masculino: el metrosexual.  

Al principio se acuñó el término al hombre extremadamente vanidoso, narcisista, pero después llegaron las selfies y ya nadie supo ni dónde quedó la bolita.

El caso es que hoy el hombre tiene una presencia igual a la de la mujer en la publicidad y la industria de la moda y el estilo. Yo no veo nada de malo en esto. ¿Y tú?

El vocablo “metrosexual” fue creado en 1994 por Mark Simpson, un periodista británico dedicado a la crítica cultural. A partir de entonces muchos encontraron una justificación perfecta para ocultar su homosexualidad. (En mi caso ya fue demasiado tarde) Ja, ja.

Simpson dijo:
“El típico metrosexual es un hombre joven, con dinero, que vive en una gran ciudad o cerca de ella, porque es allí donde están las mejores tiendas, clubes, gimnasios y las mejores peluquerías. Puede ser gay declarado, heterosexual o bisexual, pero esto no importa, porque ha elegido su propio cuerpo como objeto de amor y el placer como su preferencia sexual. Son profesionales independientes, como modelos, artistas de los medios o de la música y, últimamente, también deportistas (2002)”.

El término nace de la conjunción de “metro” (refiriéndose a alguien que vive en una metrópolis) y “sexual” (refiriéndose a quien vive sin complejos su parte femenina).

Para el periodista, el prototipo de metrosexual es el futbolista David Beckham.

david beckham, metrosexual david beckham, metrosexual

david beckham, metrosexual

Vaya, el “metrosexual” se conviertió en el nuevo hombre del siglo XXI y surgieron libros y guías de estilo para el hombre moderno. Libros que le enseñan al hombre cómo debe comportarse, vestirse o decorar su casa, o bien qué debe leer, comer o beber. Reglas de etiqueta, arte y cultura, música, libros y cine, vinos y cocteles, sexo y romanticismo, y un mucho de superficialidad: arreglo personal, moda y estilo, cuerpo y estado físico, decoración de interiores. Estos supondrían los pasos del nuevo héroe de la posmodernidad.

¡Dios! Escribo y se me hace agua la boca. ¡Quiero ser el héroe que Marvel no ha descubierto! ¿Seré el cliché más grande del “metrosexual”? Ok, no. Soy gay y no veo nada de malo en lo anterior siempre y cuando no se vuelva una imposición sino una alternativa y además, se busque un equilibrio personal. Esto de la mano de una espiritualidad, respeto, conciencia y solidaridad para con los demás.  Por lo que, un hombre con estilo, un caballero, un gentleman puede acostarse con quien quiera, su orientación sexual es irrelevante pero su astucia e inteligencia sí es algo muy importante.

“A un hombre seguro e inteligente no le importa lo que piensen los demás de él, le importa conseguir la mejor versión de sí mismo y sentirse libre”.  

El hombre con estilo, metrosexual, gay

Pero les tengo una noticia… el término metrosexual evolucionó a los pocos años de ser acuñado y ha sido sustituido por “ümbersexual”.

Del ümbersexual platicamos en la próxima. Estén pendientes.

¿Me ayudan compartiendo este artículo en sus redes sociales?
Gracias. 😉

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

11

Sin Comentarios

¿Cómo ves?