Pomba Gira. ¿La deidad protectora de la comunidad LGBTTTI?

0
170

Cuando los colonos británicos, franceses, españoles y portugueses llevaron a millones de esclavos originarios de África al continente americano, llevaron también su cultura, su folclor, tradiciones y desde luego también sus creencias y su fe. El Cristianismo terminó por ser impuesto a los esclavos africanos por los «amos blancos». Estos se vieron forzados a ocultar a sus deidades entre los santos y demás figuras religiosas cristianas, surgiendo uno de los sincretismos religiosos más fascinantes que ha conocido la humanidad. Es así como surgen religiones como la Santería cubana, el Vudú haitiano y la Macumba brasileña. Es precisamente en esta última fe, practicada por millones de personas principalmente en el Brasil, que surge el culto a una deidad conocida como Pomba Gira.


El origen del culto a la Pomba Gira se encuentra sumido en el misterio. Se cree que el culto deriva de la adoración de un espíritu femenino en el África sudoccidental. La adoración de dicho espíritu llegó a América, específicamente al Brasil, donde comenzó a ganar una gran cantidad de adeptos.
La Pomba Gira es la compañera de Eshu, deidad que en el panteón divino de los Orisha funge como mensajero de los otros Orisha (dioses o santos) con el mundo terrenal. Eshu también representa la fuerza, la fertilidad y la sexualidad masculina. Por lo tanto, Pomba Gira, al ser una especie de versión femenina de Eshu, representa la fuerza sexual femenina. Por lo tanto, la Pomba Gira es invocada por sus feligreses para asuntos relacionados con el amor.

Para los seguidores del los ritos Umbanda y Quimbanda (que conforman lo que se conoce como la Macumba brasileña), no hay deidad más poderosa y segura para rituales de amor que la Pomba Gira. A ella se le invoca para amarres, protección y otros rituales de amor. Suele invocárse en cementerios, encrucijadas o a la rivera de los ríos. Se le invoca con frutos dulces, miel, veladoras, licores, perfumes y flores, especialmente rosas rojas, por las cuales ella siente una profunda debilidad.

La Pomba Gira es representada como una mujer de increíble belleza, sensual, provocativa, voluptuosa, elegante, con un atractivo y una energía sexual arrolladora. Casi siempre se le identifica con una vestimenta roja. También es muy temperamental. Según los creyentes de su culto, a la Pomba Gira hay que tratarla con mucho respeto. Su intervención es infalible para los asuntos que se le invoca. Pero si la persona que los realiza es irrespetuosa o tiene malas intenciones ¡cuidado con ella!
La Pomba Gira suele manifestarse en muchas formas. Una de las manifestaciones en las que es representada con mayor frecuencia es la de María Padilha (o María Padilla). María Padilla fue una mujer noble portuguesa del siglo XIV, famosa por sus romances con el rey Pedro I de Castilla. Fue una mujer que causó escándalo y revuelo, una auténtica “femme fatale” de su tiempo, y su leyenda impactó mucho en el Portugal. Por lo consiguiente, su leyenda llegó hasta el Brasil.

Su espíritu fue invocado por muchas mujeres para asuntos amorosos en rituales mágicos y su culto finalmente se sincretizó con la Pomba Gira africana. La Pomba Gira no tiene sincretismo con algún santo cristiano como otras deidades africanas, aunque muchos la relacionan con Lilith, la primera esposa de Adán. Tanto a ella como a Eshu, su pareja, el Cristianismo suele asociarlos con el demonio, aunque si se estudia con cuidado el animismo africano, nos encontramos con que son espíritus que de ninguna manera se tiene que asociar forzozamente con el mal.
La Pomba Gira ha sido adoptada por la comunidad transexual y homosexual del Brasil y de otros países. Su sensualidad y agresiva femineidad ha sido tomada como una suerte de dualidad masculina-femenina, como “una mujer con espíritu de hombre” con la que se identifica un sector del colectivo trans. Su representación sensual, fuerte y dominadora es otro aspecto que causa admiración de parte de dicho colectivo. La Pomba Gira también es adorada por algunas comunidades de trabajadoras sexuales del Brasil. Es decir, ella es la Señora absoluta de muchos aspectos y hasta oficios relacionados con la sexualidad humana.


El culto a la Pomba Gira cuenta con millones de fieles en el Brasil y ha alcanzado otros puntos, principalmente del continente americano. En este artículo represento un poco de su historia o su culto con el único afán de resaltar su relación espiritual con un sector del colectivo LGBTTTI. Se representa con mucho respeto a la fe de cada persona y como un aspecto más del maravilloso espectro que abarca la sub cultura LGBTTTI.

LECTURA SUGERIDA:

*Juan Bosch «Pomba Gira: Diosa del Amor, el lado oscuro de la luz», Grupo Editorial Protusa, 2001

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here