Nomofobia. Miedo a no tener celular

La Nueva Fobia: Nomofobia. Miedo a quedarte sin celular.

Cada vez son más ligeros, elegantes, cómodos y aparentemente funcionales los teléfonos inteligentes. Es un hábito llevar a todas partes nuestro celular. Estamos permanentemente conectados a internet en redes sociales o simplemente navegando por el ciberespacio. Sin embargo, existen personas que sufren verdaderos ataques de ansiedad cuando lo olvidan o se queda sin batería su móvil. Entonces la nomofobia aparece.

Abreviatura de la expresión inglesa “no-movil-phone phobia”, que quiere decir “miedo a no traer celular”. Recientemente se le asignó el nombre de nomofobia mediante un estudio que realizó la Oficina de Correos del Reino Unido, encargado al Instituto Demoscópico YouGov, con el objetivo de detectar el grado de ansiedad que puede llegar a sufrir una persona al no traer consigo su teléfono móvil.

El estudio reveló que la nomofobia afecta alrededor del 53 por ciento de la población que tiene celular. El 58 por ciento lo padecen hombres, mientras que las mujeres un 48 por ciento.

Nomofobia. Miedo a no tener celuler

Quienes tienen exagerada carga de trabajo y se someten a mucho estrés, sufren de ansiedad cuando olvidan su celular en casa o se les acaba la batería. Tienen varios cargadores, ya sea en el automóvil, el trabajo o en casa.

Este tipo de personas que constantemente revisan su celular por si tienen llamadas perdidas o mensajes, correos electrónicos sin atender incluso les afecta en sus niveles de estrés y ansiedad. Mucha gente lo revisa solo por ansiedad, por costumbre.

Quienes padecen nomofobia están más propensas a padecer un trastorno llamado “workaholic”, persona adicta al trabajo, quienes por lo regular piensan que deben mantenerse todo el tiempo conectados a internet o celular por si se necesita algo en el trabajo.

No es que se pueda hacer algo en contra, simplemente deben de ir a terapia, de preferencia de corte conductual o cognitivo conductual para ir desplazando esa conducta. El proceso de atención para cualquier adicción o problema nervioso conductual parte de la aceptación para luego la búsqueda de ayuda especializada.

Nos leemos en la próxima.

Sígueme por FB

¡MANTENTE EN CONTACTO!


Recibe quincenalmente nuestros mejores artículos.
¡Sólo tienes que suscribirte!

4

Sin Comentarios

¿Cómo ves?