Miguel Ángel y sus Amores Homosexuales

0
330

Sin duda alguna, una de las obras pictóricas más extraordinarias que han existido en la historia de la humanidad es el monumental fresco “El Juicio Final”, que forma parte de la impresionante decoración de la Capilla Sixtina, en El Vaticano. El responsable de un trabajo de tan brutal expresión artística solo podía ser un genio. Ese genio fue el gran Miguel Ángel Buonarroti.

Lo paradójico del asunto es la postura negativa que la iglesia católica ha mostrado hacia la homosexualidad. Pues bien. Miguel Ángel era homosexual, y su arte pictórico estuvo muy ligado a su orientación.

Michelangelo Buonarroti nació el 6 de marzo de 1475 en Caprese, Florencia, Italia. Aunque estudió gramática en Florencia, siempre sintió inclinación por el camino del arte. Comenzó a estudiar artes plásticas en el taller de Domenico y Davide Ghirlandaio. Luego entró al círculo de artistas y protegidos de la Familia Medici. Su peculiar nariz chata (plasmada en muchos de sus retratos), fue consecuencia de un puñetazo que le dio el temperamental artista Pietro Torrigiano en una discusión.


En realidad, el fuerte de Miguel Ángel era la escultura. Comenzó esculpiendo numerosas obras en Florencia y Venecia.Comenzó a trabajar en obras religiosas para El Vaticano y finalmente se convirtió en uno de los artistas favorito y más solicitados de los papas. Fue en 1534 cuando se instaló en Roma y a petición del papa Clemente VII, comezó con la decoración de la Capilla Sixtina. Entre 1536 y 1541 terminó con su misión y realizó el magnífico “Juicio Final”.

Miguel Ángel fue formado en las corrientes filosóficas neoplatónicas. De allí su culto al cuerpo y a la belleza y juventud, principalmente masculina. Mucho se habla de su inclinación por plasmar figuras de desnudos masculinos. Por ello, años después, el papa Pío V le ordenó al artista Daniele da Volterra “tapar” algunos desnudos de los frescos de la Capilla Sixtina, pues resultaban “escandalosos”.

Hoy en día se ha podido deducir que Miguel Ángel era homosexual. Sostuvo numerosas relaciones amorosas con varios hombres. Uno de ellos fue Cecchino dei Bracci. En la época en que trabajó en la Capilla Sixtina, tuvo un apasionado romance con el poeta Giovanni da Pistoia, quién incluso le escribió apasionados poemas. En 1532 conoció y se enamoró del aristócrata Tommaso Cavalieri. Miguel Ángel contaba ya con 57 años de edad, y Cavalieri solo tenía 22. El muchacho se convirtió en su discípulo y amante en una relación que se prolongó hasta la muerte del artista. Incluso, a pesar de que Cavalieri se casó y se convirtió en padre de familia, siguió manteniendo su relación con Miguel Ángel disfrazada siempre como “amistad platónica”. Por cierto, ¿sabían que el rostro de Cavalieri fue tomado como modelo para representaciones modernas del rostro de Cristo?

No obstante, también tuvo un romance con una mujer, la poeta e intelectual Vittoria Colonna, a quien conoció en 1536 para quedar fascinado con ella. La prematura muerte de la mujer fue uno de los más grandes dolores de su vida.

Por supuesto que también tuvo sus decepciones amorosas. Uno de sus amantes, Gerardo Perini, le robó dinero, mientras que el joven Febo di Poggio le fue infiel en numerosas ocasiones.
Por desgracia Miguel Ángel siempre vivió con muchos problemas económicos (los papas no eran tan buenos “pagadores” ni tan puntuales). Con ochenta años, enfermo y cansado, el artista muere en Roma el 18 de febrero de 1564. Sus restos se encuentran depositados en la Basílica de la Santa Cruz, en Florencia.
Resulta curiosa esa postura tan tajante que la Iglesia Católica sigue mostrando hacia la libertad sexual. El Vaticano presume como uno de sus mayores tesoros (y con razón claro), el arte de Miguel Ángel. Irónico. Es el arte de un artista homosexual.

¡Te invitamos a darte una vuelta a nuestra Tienda en Línea! También tenemos SHOWROOM en la CDMX y Whatsapp ventas +52 1 55 3464 0882  ¡HAZ CLIC !

¡Síguenos!

¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
31 años, Habitante de la Ciudad de México. Contador profesional de historias. Amante incondicional y apasionado del cine, la música, el teatro y los animales. Con una debilidad y fijación especial por el fascinante mundo de la Cultura Pop.