Lord Byron: El Enigmático Poeta Romántico

0
608
lord byron

¿Sabes de quién es la frase “Mientras más conozco a los hombres, más quiero a mi perro?

El Romanticismo es un movimiento cultural surgido en el siglo XIX. Este movimiento cultural se basó, esencialmente en darle prioridad a los sentimientos. Abarcó los campos de la música, la pintura y la literatura. En este último arte, el Romanticismo encontró dos grandes exponentes en Inglaterra. Uno fue Percy Byshe Shelley (1792-1822) y otro fue el hombre que nos ocupa en este espacio: el célebre, enigmático y atractivo Lord Byron

George Gordon Byron nació en Londres, Inglaterra, el 22 de enero de 1788. Era hijo de John “Mad Jack” Byron y de lady Catherine Gordon. Era el 6to. barón de Byron, título que heredó de su tío abuelo William. Nació con una pequeña deformidad en el pie derecho (tenía los dedos del pie hacia adentro). Con fuerza de voluntad y zapatos ortopédicos, pudo superar este defecto. En la adultez su peculiar forma de caminar (disimulando su cojera con ciertos trucos), lo volvería célebre y sería parte crucial de su singular atractivo.

Su despertar sexual también fue abrupto. Se dice que tuvo su primera relación sexual  a los nueve años con su institutriz. Estuvo enamorado de su prima, Margaret Parker, quién murió prematuramente. Esta es considerada como su primera tragedia amorosa. Estudió en el Harrow College, en Cambridge, donde, se dice, participó en algunos ritos de iniciación homosexual.

En 1807 Byron publicó su primer libro de poemas titulado Horas de ocio. En 1809 logró ocupar un sitio en la Cámara de los Lores. Byron viajó por casi toda oda Europa. Al morir su madre, su gran refugio sentimental fue su media hermana Augusta. La cercana relación que ambos mantuvieron, así como la intensa correspondencia que sostuvieron, dio pie a los rumores de una posible relación incestuosa entre ambos. Sus viajes por Europa le sirvieron como inspiración para publicar la que, quizá, es la más conocida de sus obras: Las peregrinaciones de Childe Harold, cuyos primeros capítulos fueron publicados en 1812.

En 1816 conoció al también mítico Percy Byshe Shelley y a su esposa Mary (la autora de Frankenstein). Su trato con Shelley fue amistoso y muy enriquecedor para ambos. Junto a él, creó un periódico titulado El Liberal. Byron estaba presente cuando Shelley murió en un naufragio en 1822.

Su vida amorosa fue sumamente intensa. Hoy en día se sabe que Byron era bisexual y tuvo relaciones tanto con mujeres como con hombres. Esta fama de sodomita, le ganó mucha impopularidad en Inglaterra, donde se le acusaba de libertino y pervertido, pero contribuyó a aumentar el mito que se había creado alrededor de él.

En 1815 se casó con Anna Isabella Noel, a quién en su noche de bodas le dijo:

“Te arrepentirás de haberte casado con el diablo”.

Con ella procreó una niña, Augusta Ada. Entre sus amores más célebres se encuentran lady Caroline Lamb, una aristócrata algo perturbada a la que terminó odiando; Claire Claremont, media hermana de Mary Shelley, con quién procreó una hija ilegítima llamada Allegra, quién murió en 1822. Claremont comentó sobre su relación con Byron:

“Me dio unos pocos minutos de placer y una vida entera de problemas.

Byron llegó a comentar sobre ella:

“Con todo respeto, creo que Lady Claremont es una condenada ramera”.

Su último amor fue la condesa Teresa Guiccioli, a quién conoció en Italia y con quién se mantuvo unido hasta su muerte (este romance inspiró a Edgar Allan Poe para escribir el relato gótico La cita en 1834).. Byron se ufanó diciendo que mientras vivió en Venecia sostuvo relaciones sexuales con 250 mujeres.

Entre sus amores homosexuales, se menciona a un joven de 15 años que cantaba en el coro de la Universidad de Cambridge, hasta un joven griego del que se enamoró en sus últimos meses de vida y que, se dice, nunca le correspondió.

Byron también profesó gran amor por los animales. Su favorito fue un perro de raza terranova llamado Boatswain.

En 1823 formó parte de la comisión británica para apoyar la independencia de Grecia. El 10 de abril de 1824 enfermó de gravedad y sufrió un ataque epiléptico. Murió nueve días después en Missolonghi.

Se dice que su última y famosísima frase estuvo dirigida a su perro Boatswain:

“Mientras más conozco a los hombres, más quiero a mi perro”.

Según una antigua usanza, su cuerpo fue embalsamado con cognac. Lord Byron está sepultado en la iglesia de Santa María Magdalena, en Hucknall, Nottinghamshire junto a su madre. En 1939, más de un siglo después de su muerte, su ataúd fue abierto y sorprendió a todos al conservarse en buen estado, sobre todo del rostro. Literalmente se conservó en alcohol.

La vida de Byron ha servido de inspiración de numerosas historias, libros, novelas y obras de teatro. El cine y la televisión también han retratado su vida. Entre sus representaciones más destacadas se encuentra la que hizo el actor británico Hugh Grant en Rowing With the Wind (Gonzalo Suarez, 1987) y Jonny Lee Miller en Byron (Julian Farino, 2003).

 

 

LECTURA SUGERIDA:

* Irving Wallace: “Las ninfómanas y las otras maníacas” (1971), Ed. Grijalvo (Libro donde se hace una magnífica recapitulación de la vida de Byron a través de algunas de sus célebres amantes.)

Nos leemos la próxima semana!!!

 

¡Suscríbete al Newsletter y recibe quincenalmente nuestras mejores recomendaciones y artículos!


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

 LO MÁS NUEVO
31 años, Habitante de la Ciudad de México. Contador profesional de historias. Amante incondicional y apasionado del cine, la música, el teatro y los animales. Con una debilidad y fijación especial por el fascinante mundo de la Cultura Pop.